ActualidadArtículos

Campabadal y la renovación del club de los 20 días

por Denís Iglesias 24 agosto, 2020
Campabadal y Herrera

Cuando a Quique Setién le preguntamos para el Documental Héroes cómo vivió el día después del ascenso, habló de una dolorosa experiencia: «No pude disfrutar porque sabía que muchos de los jugadores que nos habían traído hasta aquí no iban a seguir». Aunque el bien supremo del club manda, Juanfran García, técnico novato pero jugador experimentado, se niega a una operación ‘renove’ sin cláusulas. Así lo afirmó en su última rueda de prensa: «Conseguimos crear algo muy difícil en 20 días. Hay equipos que no consiguen eso ni en seis o siete meses. Por eso nos comprometimos con ellos. Queríamos que siguieran la mayoría». Esta filosofía explica mejor que nada la renovación-regreso del lateral derecho Edu Campabadal.

El tarraconense ha sido repescado de un modo cada vez más frecuente en la carestía económica actual. El mercado de verano de la pasada temporada trajo un episodio similar. Josete se convirtió en el central que completó el cuadro después de haberse desvinculado del club. Campabadal no ha esperado tanto en un periodo de traspasos atípico que se prolongará hasta el (no) San Froilán. Tras terminar su contrato al no aceptar la renovación, pudo sondear el mercado y ver qué opciones satisfarían sus pretensiones económicas. Ante el panorama, el regreso a la que ha sido su casa las tres últimas temporadas se mostró como la opción más razonable. Aunque conlleve una rebaja salarial.

Campabadal ha sido uno de los destacados miembros del Club de los 20 días. La temporada 2019/2020 ha sido para este futbolista la más sustanciosa en cuanto minutos de toda su carrera. Según BDFútbol, acumuló más de 2.700 en Liga, con 36 partidos disputados, 32 como titular. Consiguió su mejor rendimiento cuando más lo necesitaba el equipo, en el rush final de la temporada que comandó Juanfran. Su esfuerzo sublimó con el pitido final del triunfo ante el CD Mirandés (2-1) que supuso la permanencia. ‘Campa’ se echó a llorar como un niño y celebró la salvación como un torneo mayor. Gesto sincero y que la afición reconoció. Cuando fructificó el acuerdo de renovación, los seguidores albivermellos reconocieron que «compromiso» no va a faltar con esta vuelta en diferido.

Una bala rota el cruzado

Una opinión que ha sufrido diferentes gradaciones en las tres temporadas que lleva vistiendo la camiseta lucense, en las que ha combinado grandes con pobres actuaciones. La 2017/2018, a las órdenes de Francisco, fue espectacular. Empezó como una bala. Se descubrió como una de las piezas fundamentales de un equipo que llegó a coliderar Segunda División. El 22 de diciembre de 2017 lo cambió todo. Sufrió una rotura del ligamento cruzado de la rodilla -lesión que ese año padecieron varios compañeros-, lo que le obligó a pasar por quirófano y decir adiós a la temporada.

Campabadal ha contado para todos los entrenadores que han pasado en los últimos tres años por Lugo

En el siguiente curso tardó en volver a pisar los terrenos de juego. No lo hizo hasta la séptima jornada, con Javi López como primero de los tres ocupantes que tuvo el banquillo (junto a Alberto Monteagudo y Eloy Jiménez). Su reestreno llegó, precisamente, ante el RCD Mallorca, su ex equipo y en el que logró su primer asalto consciente a una titularidad. El Campabadal posterior a la lesión fue un reflejo del previo. Volvió entonces la imagen del ‘lateral pendular’ que ha perseguido al tarraconense durante toda su carrera. Una definición atribuida en el perfil que construimos en Lugoslavia tras recabar las opiniones de periodistas que lo vieron jugar en el citado territorio mallorquinista y en Córdoba. Con el equipo blanquiverde disfrutó de 16 partidos en Segunda División.

Tanto Fútbol Mallorca como Toni Cruz hicieron un retrato de un jugador capaz de rozar la excelencia en un partido y bajar a las catacumbas en el siguiente. Irregularidad que le ha impedido asentarse en cuotas mayores para las que había sido invitado. Campabadal se formó en La Masía del FC Barcelona; Robert Martínez, ex seleccionador español, le echó el guante para su spanish Wigan tras ser internacional sub-17 y sub-18. Incluso llegó a debutar en Premier. En el Córdoba fue uno de los protegidos del ‘Chapi’ Ferrer en el ascenso a Primera. Todos le han visto algo.

Cuando Campabadal aterrizó en 2017 en Lugo se habló de que el club albivermello le brindaba una «nueva oportunidad». Un escenario que se ha repetido en 2020, con la salvedad de que la «oportunidad» se la entrega alguien que ya sabe cómo juega: Juanfran García. El valenciano considera que se la ha ganado por méritos propios. Ahora está por ver quién le acompañará en esta demarcación. Así como los jugadores que forjaron la permanencia tienen pasaporte para quedarse, los que han estado fuera y ahora retornan tienen que pasar por el filtro de la pretemporada.

San Emeterio, en el aire

Actualmente, el CD Lugo cuenta con otro lateral derecho en la plantilla como es Borja San Emeterio. La dirección deportiva lo fichó en el verano de 2018. Primero, lo cedió en el mercado de invierno a la Cultural Leonesa. Después, el pasado verano, lo envió a préstamo al Atlético Baleares. Como acompañante de Campabadal se quedó Serge Leuko, quien recientemente ponía fin a su etapa como jugador albivermello.

El Lugo busca un segundo lateral derecho aunque Juanfran dice que quiere ver a San Emeterio, al que le resta un año de contrato

San Emeterio, al que le resta una temporada de contrato, disputó 1.530 minutos con el conjunto balearico. Éste se quedó por enésima vez a las puertas de su regreso a Segunda División. «Buscamos un segundo lateral derecho» se incluyó en la lista de deseos de Juanfran, afirmación directa que dejaba al cántabro sin opciones de primer equipo.

Puerta cerrada que matizó el entrenador albivermello con un «esto no quiero decir que no contemos con Borja». Abiertas las posibilidades en esta segunda vacante, lo único seguro es que el CD Lugo volverá a contar con Campabadal, socio del club de los 20 días. Lateral incisivo y bregador en sus buenas tardes y un ‘veterano’ albivermello (a la par que Herrera, si continúa), sólo superado por el tridente Pita, Seoane e Iriome.

Comparte:

Deja un comentario