ArtículosEntrevistas

Dani Tortolero: “Javi López me ayudó a volver a creer en mí”

por Denís Iglesias 29 julio, 2018

Lo primero que algunos dijeron cuando Javi López se convirtió en el entrenador del CD Lugo es que acumulaba una gran cantidad de despidos: en su estreno en los banquillos en el Onda en la campaña 2001/2002 apenas duró ocho jornadas (dejó al equipo penúltimo en un año en el que descendió a Tercera); en el Ciudad de Murcia de la 2002/2003, que finalmente ascendería ese año; en el Castellón de la 2004/2005, cuando el equipo era quinto, empatado en puestos de playoffs (también subió); en el Nástic en la 2007/2008 (dejó al equipo 12º y éste terminó en 13ª posición); en el Recreativo en la 2009/2010 (le enseñaron la puerta de salida cuando el Decano era 12º, éste concluyó en la 9ª plaza); en el Cartagena de la 2011 / 2012 (tras relevar a un Paco López que duró cuatro jornadas después perderlo todo); en el Girona de la 2013/2014 (cogió el equipo antepenúltimo y lo dejó colista, para dejar paso a la exitosa era Pablo Machín); y en el Celta B de la 2014/2015 (tomó las riendas de un filial que era 12º y fue destituido cuando era 15º, dos puntos sobre el descenso, para dejar paso a Toni Otero, ex director deportivo del CD Lugo).

Javi López fue el entrenador elegido por Emilio Viqueira en su estreno como director deportivo en el Xerez CD

Cada paso al lado merecería una descripción contextualizada, más aún teniendo en cuenta que en varias temporadas Javi López cogió un equipo ya hecho y configurado para otro entrenador, pero las continuas idas y venidas crean una sensación vertiginosa. Aunque, ¿cómo fueron los años que pudo dirigir por completo? En el Novelda de la 2003 / 2004 concluyó 10º en el grupo tercero de Segunda B. En la 2005/2006 logró su gran éxito deportivo: ascender a la extinta UD Salamanca a Segunda División. Al año siguiente la mantuvo en la categoría de plata, logrando la 12ª posición, ocho sobre el descenso. También permaneció todo el año en el banquillo en la campaña 2010/2011 en el Xerez. Fue el elegido por Emilio Viqueira, actual director deportivo del Lugo, en su estreno desempeñando este rol. Se quedó a seis puntos de la promoción de ascenso a Primera División como octavo clasificado.

Cromo de Tortolero en su año en la UD Salamanca.

Cromo de Tortolero en su año en la UD Salamanca.

“Es un entrenador con un carácter sosegado, al que le gusta estar cerca de sus jugadores. Cercano y de sobra conocedor del fútbol de Segunda”, afirma a Lugoslavia Dani Tortolero, uno de los jugadores que tuvo a sus órdenes Javi López en la UD Salamanca, el curso de Segunda, y, después, en el Nàstic de Tarragona. Tortolero se crió como jugador en el FC Barcelona, cuando la Masía estaba lejos de ser un aporte fundamental al primer equipo. Compartió experiencia en el filial con Pepe Reina o Thiago Motta y no encontró su sitio en el Barça holandés que había propiciado Louis Van Gaal. Tuvo que buscarse el pan fuera de territorio blaugrana y lo hizo en Segunda. Primero en el Elche, después en el Nástic (al que regresaría años después) y en el Hércules. En el club alicantino apenas contó para los dos entrenadores que tuvo en la temporada 2005/2006: el lucense Juan Carlos Mandiá, hermano de Manolo Mandiá, actualmente en la secretaría técnica del CD Lugo; y José Bordalás, actual entrenador del Getafe y la némesis del conjunto rojiblanco, sobre todo en los tiempos de Quique Setién.

Aquel curso disputó 339 minutos en un equipo que finalizó seis puntos por encima del descenso a Segunda B. Cortó las dinámicas positivas que arrastraba de sus campañas como ilicitano y grana, en las que había superado los 20 partidos por año. “En la UD Salamanca Javi López me ayudó a volver a creer en mí. Venía de una mala temporada y él supo sacar lo mejor de mí. Le tengo un especial cariño porque pasaba por un momento complicado”, recuerda el central, quien se retiró hace dos años. Ahora regenta un par de tiendas en Sabadell, desconectado del fútbol aunque no de su pasado.

“Sus equipos trabajan el buen manejo del balón”

Cuando uno le pregunta cómo era el estilo de Javi López, su respuesta se enfrenta a las apreciaciones hechas por aficionados de algunos de los equipos a los que ha entrenado, y que le tildan de ser demasiado “conservador” en sus planteamientos: “Le gusta la presión alta, pero sus equipos también trabajan la posesión y el buen manejo de balón. Con nosotros empleaba un 4-2-3-1 pero también un 4-4-2”. Estos son los dos esquemas que hasta el momento ha usado el entrenador barcelonés con el actual CD Lugo, con preponderancia casi absoluta del segundo. En diferentes ruedas de prensa ha recalcado su interés por jugar con “una pareja” arriba. Sobre la posesión, en su presentación declaró que iba a preservar el “ADN de juego”, algo que desde los tiempos de Setién se ha asociado al fútbol de toque, aunque el paso atropellado de los entrenadores haya desdibujado esta esencia.

Javi López Salamanca

Javi López y un jovencísimo Vela bajo el frío charro | Foto: EFE.

De aquel Salamanca Tortolero recuerda a compañeros como Raúl Gañán, Quique Martín, Ze Tó, López Garai (entrenador del Numancia), Braulio o un jovencísimo Carlos Vela. Siendo todavía menor de edad, el ariete fue una de las revelaciones de la categoría con ocho tantos. Sus actuaciones le valieron el salto a Primera División con Osasuna, categoría de la que no se bajaó hasta este verano, en el que decidió fichar por el recién creado Los Angeles FC de la MLS. El año del ascenso Javi López sacó lo mejor de otra joven promesa, el venezolano Miku (ex del Rayo, entre otros), que terminó el año con 18 goles, uno de ellos, el decisivo ante el Sevilla B, que impulsó al Salamanca a Segunda División.  

Los recuerdos audiovisuales que existen en la red de aquella UD Salamanca, que era una recién ascendida a Segunda, dejan ver un equipo que exprime al máximo las contras. Javi López era bastante fiel a una configuración de cuatro atrás de la que formaban parte Raúl Gañán, el propio Tortolero, Mario (o David Charcos) y Dani López. Era un conjunto bien trabajado atrás que salía con velocidad y aprovechaba bien los huecos del rival. Más mordiente que cerebral con un enchufadísimo Braulio (cedido por el Atlético de Madrid) como estilete y un guante a balón parado como Quique MartínEl juego a balón parado era otra de las virtudes de este Salamanca, una obsesión de Javi López desde su etapa en el Novelda. Precisamente, aquel equipo aprovechaba el potencial aéreo de Tortolero y el aporte fundamental de la segunda línea.

Objetivo en Lugo: repetir el bienio salmantino

Los periodistas que cubrían al conjunto charro en aquella época recuerdan lo especial que era Juan José Hidalgo, presidente de la UD Salamanca, con los técnicos. Casi ninguno le aguantaba más allá de un año, por lo que bienio de Javi López fue una excepción que a su vez lo fue en la trayectoria del entrenador del Lugo. Es la única vez que pasa más de dos años seguidos en un equipo, algo que espera repetir en la ciudad amurallada donde ha firmado por dos temporadas. Los buenos años en la UD Salamanca hicieron que otros equipos de la categoría se fijaran en el técnico barcelonés.

Optó por la oferta más atractiva: el Nàstic de Tarragona, que acababa de descender tras su efímera aventura de un año en Primera División, algo que consiguió Luis César Sampedro, ex entrenador del Lugo. “Aquel equipo tenía unas exigencias altas y el objetivo era intentar volver a Primera”, recuerda Tortolero, en el que Javi López confió para este nuevo proyecto, como también hizo con Miku o Arpón, a los que había dirigido en tierras charras. Tras un período agitado en los banquillos, el entrenador, por cierto, con raíces lucenses, optó por acompañar a Torrecilla, un ilustre ex de la Unión. Fue su mano derecha en Sevilla (Betis) y Gijón (Sporting). De esta última experiencia ha sacado un amplio bagaje de los actuales equipos de la categoría de plata que intentará usar a su favor con el Lugo. “Ha estado un tiempo sin entrenar. Tendrá un montón de ganas e ilusión. Creo, y deseo, que le vaya bien con el Lugo. Se lo merece”, concluye Tortolero.

Reportaje del ascenso de la UD Salamanca a Segunda División, comandada por Javi López.

Comparte:

Deja un comentario