ActualidadPrevia

Un Córdoba en descomposición

por Colaboración 4 febrero, 2017

Por Toni Cruz @deportescopecor

El Córdoba está mal. No, el Córdoba está muy mal. En el Anxo Carro se verá el sábado probablemente el Córdoba más obligado de toda la temporada. A dos del descenso y en pleno proceso de descomposición-recomposición, la sensación entre los fieles blanquiverdes oscila entre el desconcierto y el desaliento.

En el ánimo generalizado existía al comienzo de la campaña un anhelo de repetir playoffs que no ocultaba el miedo por las sensibles bajas que dejó el verano (Andone, Xisco y Fidel… mucha tela que remendar). Oltra hizo buena la premisa de mejorar el juego colectivo para tapar carencias técnicas individuales… al principio. El fuelle duró hasta que llegó la primera derrota en El Arcángel (Sevilla Atlético, 0-1 y sin merecerlo). A partir de ahí, casi todo lo que ha corrido Guadalquivir abajo han sido lágrimas. Algunos datos que lo esclarezcan: el Córdoba no gana en Liga como local desde el 24 de septiembre (de hecho, es el peor de los 22 cuando juega en su estadio, y eso que hay ambientazo de fútbol siempre); es el sexto que peor defiende (y podría ser aún más grave de no mediar el porterazo polaco Kieszek) y es uno de los que menos goles cuela. En suma, un desastre.

Oltra, una despedida entre lágrimas

La decadencia de su conjunto le costó el puesto a Oltra. El despido fue dramático, porque incluso algunos jugadores acudieron a su rueda de prensa con lágrimas en los ojos. La llegada de Carrión en diciembre coincidió con una mejoría en juego y ánimo, impulsada por una apuesta por el Córdoba B –entraron en el once futbolistas como Javi Galán o Esteve– y un juego más ambicioso y de toque. Así llegaron dos victorias a domicilio consecutivas de prestigio –Reus y Oviedo- y la eliminatoria de octavos de Copa ante el Málaga, resuelta con dos triunfos convincentes donde resultaba difícil destacar juego o actitud.

2017 en Córdoba: ninguna victoria, tres empates y tres derrotas

Así, 2017 parecía lleno de retos atractivos para los aficionados de El Arcángel. Era mentira. Desde que llegó el año nuevo el balance es demoledor: ninguna victoria, tres empates y tres derrotas. El Alcorcón eliminó al Córdoba de la Copa por culpa de la enésima derrota casera –forjada en una segunda parte patética- y los dos fracasos consecutivos a domicilio –Girona y Tenerife demostraron que el Córdoba no está para luchar por subir sino por no bajar- terminaron de encender las alarmas.

Serge Leujo vio la roja en el alocado partido de ida (3-3) | Foto: LFP.

Fichajes que no solucionan nada

Sin embargo, desde la Dirección Deportiva que encabeza Emilio Vega y que capitaliza el propietario del club, Carlos González (quien cedió la presidencia a su hijo Alejandro justo tras la última victoria del equipo) no consideraron conveniente retocar en demasía al Córdoba en el mercado invernal. De hecho, aunque se sabía que buscaban central y delantero o no encontraron o no quisieron pagar lo que otros pedían. Es más, el último día de mercado el atónito aficionado cordobesista asistió, desquiciado, al trueque de Borja Domínguez –jugador que estaba contando bastante para Carrión pero que pidió irse al Oviedo- por Sergio Aguza –centrocampista que no estaba brillando en demasía en el Alcorcón y que había quedado libre-. Junto a Aguza, los otros dos fichajes de enero fueron Javi Lara y Bíttolo. Ninguno de los tres soluciona, a priori, los acuciantes problemas en defensa y ataque del equipo.

El Córdoba llega a Lugo sin delanteros

Para mayor pesar, ante UCAM el domingo pasado el Córdoba tenía a sus dos delanteros apercibidos y ambos –muy listos o muy torpes, según se mire- recibieron una tarjeta amarilla que les impedirá vestirse de corto en el Anxo Carro. Edu Ramos, también desquiciado, se dedicó a pegar patadas y protestar hasta que fue convenientemente expulsado. Tres bajas que se suman a la de Razak –portero suplente que ha sido el titular de la selección ghanesa semifinalista de la Copa África- y el lesionado Deivid.

Así las cosas, el once de circunstancias que podrá presentar Luis Carrión sería el formado por el arquero Kieszek –insisto: el mejor de largo de este equipo-; el carrilero diestro Antoñito y el lateral zurdo Cisma, los centrales Bijimine y Héctor Rodas; en el doble pivote –porque ha tenido que cambiar del 4-1-4-1 al 4-2-3-1 por las circunstancias- estarán Luso y el debutante Aguza, por el interior izquierdo probablemente corra Guille Donoso y por el diestro Pedro Ríos, de enganche Javi Lara y de falso nueve Juli.

Un partido casi imposible, un rival bragado y un ambiente tóxico rodeando al equipo. Luis Carrión, y lo ha reconocido, podría ser despedido si pierde. Es de esos encuentros en el que sólo un inconsciente podría jugársela al “2”. Es de esos que suele ganar el Córdoba. Estáis avisados desde el cariño.

Posibles onces

CD Lugo 7º, 32 p.: José Juan; Calavera, Miquel, C.Hernández, Leuko; Iriome, Seoane, Pita/Gil, Vico, Campillo; y Joselu.

Córdoba CF 17º, 27 p.: Kieszek; Antoñito, H.Rodas, Bijimine, Cisma; Luso, Aguza; Pedro Ríos, Javi Lara, Donoso; y Juli.

Árbitro: Prieto Iglesias (Navarro).

Estadio: Anxo Carro.

18.00 horas – LaLiga 1 | 2 | 3 TV Multi 1 /HD.

Foto: Los jugadores del Lugo protestan en el partido de ida una decisión de Pulido Santana | LFP.

Comparte:

Deja un comentario