Actualidad

Juan Antonio Ros: paso a la vida adulta en el CD Lugo

por Daniel Martínez Baniela 15 julio, 2021
juan antonio ros del cd lugo en su etapa en el Celta de Vigo

A Juan Antonio Ros, reciente incorporación del CD Lugo, le pasa lo mismo que les ocurre a multitud de jugadores profesionales llegados a su edad (en este caso, 25 años). Tras una carrera basada en los filiales, es hora de salir de la zona de confort de ese segundo escalón dentro de los clubes profesionales y buscar protagonismo en una primera plantilla. Y eso que el periplo de Ros no es precisamente menor, atendiendo a su curriculum. Antes de llegar al CD Lugo el cartagenero se ha desarrollado canteras tan señeras como las del Barça, Celta de Vigo (donde coincidió con Rubén Albés), o Villarreal, de donde procede. Puede que le falte un punto de experiencia al máximo nivel, pero no se le puede negar al nuevo fichaje del Lugo que ha tenido los mejores profesores para llegar hasta aquí. Lucirá el dorsal número 4

Lo primero que destacar de Juan Antonio Ros es su polivalencia, hasta el extremo de no saber del todo si el Lugo ha fichado un mediocentro o un central. Es cierto que donde se ha desarrollado en las últimas temporadas y, sobre todo, donde lo utilizó Albés en el Celta, fue en defensa, pero sus condiciones hacen también que pueda funcionar como un stopper aceptable. Envergadura, muy buen sentido de la colocación y una aceptable salida de balón le convierten en una pieza ideal para fijarlo como central y sacar el balón desde atrás. Un chico para toda la parcela defensiva central.

Juan Antonio Ros, ¿dudas?

¿Las dudas? Si al haber llegado hasta los 25 años sin salir prácticamente del circuito de filiales estará listo para jugar “sin red”. El salto de un equipo B al fútbol de élite no siempre es fácil y a algunos se les atraganta. Por tanto su evaluación no será completa hasta verlo en acción frente a rivales experimentados, de esos que llevan mucha Segunda en sus piernas. Suele ser defecto común entre los canteranos de largo recorrido cierta blandura a la hora de bajar al barro.

En favor de Juan Antonio Ros juega, indudablemente, el hecho de ser un jugador de sobra conocido por Rubén Albés. En eso comparte cualidad con el otro fichaje del CD Lugo, David Mayoral. La sensación es que el técnico vigués toma riesgos controlados a la hora de incorporar a estos jugadores ya que ya sabe por adelantado que se va a encontrar en sus pupilos, y eso tiene que servir de valeriana para los nervios de Juan Antonio Ros. Si está aquí es por algo

En definitiva, un fichaje de los que pedimos durante mucho tiempo para el Club Deportivo Lugo que tiene que comenzar a asumir que, por presupuesto y atractivo, tiene un caladero más accesible en Segunda B que en categorías superiores. No es un mal plan y ejemplos como los de la Ponferradina (Isi, Son o Sielva salieron de la B y mirad donde están ahora) pueden servir de acicate para dar un voto de confianza a esta táctica de incorporación de talento a la plantilla. El tiempo, como siempre, dirá.

Comparte:

Deja un comentario