ArtículosEntrevistas

Entrevista Orest Lebedenko: “Quiero otra oportunidad en el CD Lugo para demostrar que puedo jugar a gran nivel”

por Denís Iglesias 14 junio, 2021
Orest Lebedenko - CD Lugo

Esta no es una entrevista cualquiera. Es una declaración de intenciones, un ejercicio de sinceridad y un cuaderno de vida. Son las respuestas de Orest Lebedenko, jugador del CD Lugo que ha estado a préstamo durante la última temporada y media en el Olimpik Donetsk, equipo de su Ucrania natal en el que ha vuelto a sentirse futbolista. Una condición que ya detentaba cuando llegó a la ciudad amurallada en 2019, con la larga sombra de ser el heredero de Vasyl Kravets, por condición nacional y hasta demarcación en el campo.

La responsabilidad era pesada para un jugador que apenas superaba la veintena y que tenía todo un mundo por descubrir, dimensión inmensa que en este caso empezaba por Lugo, a cientos de kilómetros de su casa, Lviv, una ciudad con la que Tino Saqués, presidente y máximo accionista de la entidad albivermella, tiene gran relación, hasta el punto de que la semana pasada ejercía de maestro de ceremonias en la futura construcción de la ciudad deportiva del FC Rukh Lviv.

Lejos de suponer un paso atrás, diferente a la conquista del olimpo de Europa Occidental, el regreso a casa de Lebedenko ha sido tremendamente satisfactorio. Fruto de ello es su designación como mejor jugador de su equipo y mejor lateral izquierdo en la Liga Premier de Ucrania, la principal competición del país, donde ha despuntado como un zaguero veloz e incisivo que se ha ganado el respeto de compañeros y rivales a través del trabajo. Pero, ¿será suficiente para convencer a Mauro Pérez, nuevo Director Deportivo del CD Lugo? Él considera que sí y que la vía en Lugo no está agotada después de un año sobresaliente en el que ha madurado hasta el límite que expresar todas sus respuestas, expresadas en un perfecto castellano que da buena muestra de su adaptación.

Primero, Orest Lebedenko, una pregunta de rigor para cualquier ser humano: ¿cómo te encuentras? ¿Qué ha supuesto para ti esta temporada y media en Ucrania con el Olimpik Donetsk?

Me encuentro muy convencido a nivel mental, preparado para todo. Ahora estoy de vacaciones manteniendo mi nivel físico para estar listo para la pretemporada. Esta temporada para mi ha sido muy importante. He conseguido entrar en el ritmo del equipo desde el primer dia y jugar todos los partidos a un buen nivel. Era uno de los objetivos principales que me marqué al principio de del curso: ser un jugador útil para el equipo.

Después de ser elegido mejor lateral izquierdo del torneo y mejor jugador del Olimpik Donetsk, ¿estás listo para formar parte de la plantilla del CD Lugo o de otro equipo español? ¿Te gustaría hacer carrera en Lugo? ¿Crees que tienes un hueco con Rubén Albés? ¿Has podido hablar con él?

Para mí ha sido una gran satisfacción cuando me enteré que me habían elegido como mejor jugador del equipo, en realidad ha sido el reflejo del trabajo que he estado haciendo en el dia a dia.

Ahora la dirección deportiva del CD Lugo, junto con el presidente, son quienes tomarán las decisiones, y eso depende más de ellos que de mí. Yo claro que tengo ganas de volver a España y tener otra oportunidad para poder demostrarles a todos que puedo jugar a un gran nivel y ser un jugador clave para el equipo.

Con el entrenador (Rubén Albés) aún no he hablado, creo que cuando el CD Lugo tome la decisión podremos conversar tranquilamente.

¿Cómo surgió tu fichaje por el CD Lugo en 2019? ¿Te has arrepentido en algún momento de ello? ¿Cómo es tu relación con Tino Saqués?

Por lo que yo sé, el CD Lugo me siguió durante seis meses antes de ficharme y había rumores de ello en Ucrania. Cuando la oferta ya era real, no me lo pensé mucho la verdad, el nivel del fútbol de españa y de la Segunda División es de los más fuertes y exigentes a nivel europeo. Yo era joven y tenía claro que para seguir progresando era la mejor opción.

No me arrepiento en absoluto de haber fichado por el CD Lugo y en ningún momento me arrepentí. Me he llevado muchas cosas positivas de los entrenamientos, tanto a nivel físico como a nivel mental, el como hay que prepararse para los partidos ya que cada partido es diferente, por ejemplo. Todas estas cosas me ayudan y me han ayudado mucho en este año que he estado cedido en Ucrania

Con Tino Saqués tengo una relación cordial normal de trabajo como entre cualquier jugador y presidente.

¿Cómo valoras a nivel de equipo la temporada del Olimpik Donetsk? Tuvisteis muchos problemas con los árbitros y vuestro presidente Vladyslav Helzin se quejó amargamente de ello…

El nivel del equipo fue bastante bueno, se pudo ver en la primera vuelta, terminamos en séptima posición y pudimos pelear por puestos europeos, lo cual era uno de los objetivos del equipo. Al principio de la segunda vuelta perdimos dos partidos claves contra el Dinamo de Kiev y contra el Dnipro y nos cambiaron al entrenador, lo cual no nos vino bien y ahí comenzaron los problemas y también los conflictos con los árbitros. Entramos en una mala racha de resultados. Hubo algunas decisiones arbitrales inexplicables, nos anularon algún gol claro revisándolo incluso con el VAR, tarjetas rojas muy rigurosas, pitaron algún penalti en contra inexistente, y después de estas decisiones el presidente se expresó, digámoslo así, de una manera más efusiva de lo normal durante una entrevista, pero se le puede entender, fue la acumulacion de todas estas decisiones.

Pero bueno, al final conseguimos mantenernos en Primera División y creo que la próxima temporada será mucho más estable y mejor para el Olimpik Donestsk.

Por cierto, ¿cómo le explicarías a un aficionado español o del CD Lugo lo que ha pasado con el Karpaty? Tu equipo y el de Vasyl Kravets cuando llegasteis a Galicia y que ha sufrido varios descensos administrativos pese a haber disputado competiciones europeas en algún momento… Menudo drama.

En cuanto a lo que pasó en el Karpaty, no es la primera vez que ocurre algo parecido en los últimos diez años en Ucrania, también pasó por ejemplo con el Dnipro. El principal motivo es que se terminó la financiación y a eso también hay que sumarle la situación del Covid, aunque ya de por sí la situación en el Karpaty era muy complicada: había muchas deudas. Es una historia muy triste y nadie quería que eso pasara, pero no se pudo hacer nada, es lo que hay. Ahora el equipo está jugando en la Tercera División de ucrania y no lo les va muy bien, pero esperemos que pronto, si Dios quiere, ojalá puedan volver a jugar en primera

¿Cómo llevas los cambios de entrenador? En el CD Lugo ya es normal este tipo de situaciones, pero también las viviste en el Olimpik…

En cuanto al cambio de entrenadores, yo lo veo bien. Siempre y cuando sea una decisión meditada, lo normal es que sea positivo para el equipo. De todos los entrenadores se pueden coger cosas muy buenas en los entrenamientos. En mi carrera no ha habido ninguna temporada en la que hayamos terminado con el mismo entrenador con el que empezamos.

He estado siguiendo todos los partidos del CD Lugo y después de una mala racha en la que no conseguían ganar, me ha gustado cómo ha reaccionado el equipo en la recta final de la temporada con el entrenador nuevo, Ruben Albés.

¿Cómo ha sido tener de entrenador asistente a Yaya Touré? ¿Cuáles han sido los técnicos que más te han marcado en tu carrera?

Fue muy interesante poder trabajar con Yaya Touré porque es una leyenda del futbol. Nos contó muchas historias del Manchester City y del Barça de Guardiola, nos dijo cómo se comportaba él fuera de los terrenos de juego y la rutina que llevaba para poder competir siempre al máximo nivel. Actuó más como psicólogo, aunque también nos enseñó alguna cosa como entrenador. Me hubiera gustado poder trabajar con él mas tiempo, quien sabe, a lo mejor volvemos a coincidir en algún otro equipo.

De todos los entrenadores que he tenido, el que mas me ha marcado ha sido Jose Moraes en el Karpaty, quien fuera entrenador asistente de Jose Mourinho. Me ayudó mucho en el aspecto futbolístico, cómo comportarme en el campo y también en el plano psicológico, ayudándome a percibir y entender la información de cualquier jugador o rival en el campo. Después de trabajar con él fue cuando me fichó el CD Lugo.

¿Cómo recuerdas tu debut con el CD Lugo? ¿Qué tal era tu relación con Eloy Jiménez?

Me acuerdo bien del partido de mi debut ante el Nàstic, aunque fue un trámite, porque ya habíamos certificado la permanencia y no hubo emoción.

Cuando llegó Eloy Jiménez al equipo volví a tener ganas de demostrar al entrenador de que podía tener minutos y ser útil para el equipo. Él me los prometió y sí que es verdad que me dio minutos, aunque yo estaba un poco cabreado con él porque eran pocos, aunque ahora con el paso del tiempo entiendo que seguramente han sido los que me merecía. Ha pasado ya mucho tiempo y le estoy agradecido por el trabajo que hizo conmigo, las oportunidades que me dio, me las dio porque confiaba en mí. Con Eloy Jimenez fue con el entrenador que más progresé en el CD Lugo.

¿Por qué decides irte un año y medio cedido al Olimpik Donetsk? ¿No te ofrecieron en ningún momento quedarte o integrarte en el proyecto

Echaron a Eloy Jiménez y vino Curro Torres y en principio el trabajo y los entrenamientos iban bien con él, pero yo no entraba en las convocatorias una semana, otra y otra. Entonces me acerque a él para preguntarle que cual era el problema y simplemente me dijo que iba a venir otro lateral izquierdo (acabó siendo su compatriota Vasyl Kravets) y que la dirección deportiva me estaba buscando una salida (una cesión), yo hasta ese momento no sabía nada y al enterarme en aquel momento, mi situación futbolística cambió radicalmente: había que buscar una salida. El CD Lugo me ofreció una cesión a la Cultural Leonesa pero la rechacé porque no quería jugar en Segunda B y entonces busqué otras salidas. Pensé que la mejor opción para continuar mi carrera era ir cedido al Olimpik Donetsk.

¿Qué ha cambiado entre el Orest Lebedenko que llegó a Lugo y el actual Orest Lebedenko que acumula minutos de calidad e importancia en sus equipos?

Han cambiado muchas cosas, casi todo, ahora ya sé lo que es jugar todos los partidos, soy más fuerte y tengo mas experiencia, ademas, he trabajado mucho para mejorar también en el plano físico con trabajo en el gimnasio. A Lugo llegue como un chaval que no entendía muy bien lo que era el fútbol tácticamente y físicamente también me faltaba un poco, ahora veo el futbol de otra manera. No voy a parar aquí, voy a seguir trabajando para ser aun mejor.

¿Cómo ha cambiado el fútbol de Ucrania? ¿Qué diferencias ves con el fútbol español? ¿En qué consideras que te beneficia un estilo u otro?

Durante el año que estuve en Lugo, el fútbol ucraniano cambió un poco, los equipos han pasado a intentar controlar más el balón y con transiciones más rápidas y contraataques, diría que ha existido una mejora.

Sigue habiendo algunas diferencias entre el fútbol español y el fútbol ucraniano, como que por ejemplo los clubes de España saben jugar muy bien con el balón y se pueden adaptar a prácticamente cualquier estilo de juego en función del rival que tengan. En Ucrania eso resulta un poco más complicado.

Tanto en Ucrania como en España hay equipos que pasan la mayor parte del partido atacando, yo me siento más cómodo atacando, aprovechando mi velocidad, aunque entiendo que como defensa tengo que saber defender bien. Esto depende más del estilo de juego de cada equipo, no de si estamos en Ucrania o en España.

La selección de Ucrania está en un proceso de renovación y se está apostando por los jóvenes desde la llegada de Andriy Shevchenko como seleccionador… ¿Cabría la posibilidad de recibir una llamada de tu combinado nacional? Tú ya has estado convocado con las categorías inferiores…

Ahora nuestra selección absoluta tiene un muy buen equipo con jugadores que juegan en equipos top de Europa por lo que en este momento es muy difícil recibir una llamada y más si estás en un equipo de Ucrania que no sea el Dinamo de Kiev o el Shakhtar. Pero no solo yo, sino todos los ucranianos nos esforzamos al máximo para llegar a la absoluta, que es lo más precioso que hay. En mi opinión, para tener más posibilidades de jugar con la selección, hay que jugar en alguna liga europea donde exista muy buen nivel.

¿Cómo se vive el fútbol en Ucrania entre los jóvenes? ¿Es muy difícil abrirse camino para llegar al fútbol profesional?

En Ucrania ahora se está invirtiendo mucho dinero en el fútbol base, hay muchas academias para chicos jóvenes con buenas infraestructuras, lo cual permite que cada vez aparezcan más futbolistas jóvenes, aunque muchos de ellos acaban perdiéndose.

¿Con qué jugador de la plantilla del CD Lugo tienes o tenías más relación? ¿Cómo fue tu proceso de adaptación al vestuario?

Cuando estuve en Lugo, me llevaba bien con todos, la verdad, podía hablar con cualquiera. Tete Morente, Toni Martinez, Manu Barreiro, Iriome, Pita, Campabadal, Jose Carlos… ¡Tuve suerte de coincidir con todos estos cracks!

Mi adaptación fue tal y como me lo esperaba, sabia que no iba a ser nada fácil por muchos motivos, entre ellos mi edad, tenía 19 años y venía a un equipo muy profesional, donde cada partido se juega como si fuese el último, en un campeonato de los más exigentes. Tuve la suerte de tener a una persona que me traducía todo en los entrenamientos los primeros meses, lo que fue muy importante para mi adaptación y el colectivo en general; también me ayudaron Campa, Aburjania o Jose Carlos, que me daban consejos. La mentalidad de la gente en España es abierta y muy positiva, me pude integrar rápido gracias a ello.

¿Qué metas te habías marcado en tu llegada a Lugo? ¿Hasta qué punto te influyó que antes de ti estuviera un futbolista llamado Vasyl Kravets? ¿Cómo es tu relación con él?

Me puse como objetivo jugar, los futbolistas lo que queremos es disputar minutos y que se nos valore nuestro trabajo. Llegué muy joven y con poca experiencia y los que estaban aquí jugando, lo hacían a un gran nivel. Me hizo un poco de gracia cuando vino Kravets al equipo. No hablo con él, no sé que fue lo que influyó en su vuelta de cesión de media temporada. Después de eso no volví a hablar con él.

¿Qué es lo que más echaste de menos en tus meses en Lugo?

No echaba de menos a nadie, lo único que estaba enfadado porque no jugaba. Eché de menos a mis padres al principio, pero después vinieron a verme unos días y de hecho también les gustó mucho toda esta zona.

¿Dónde te gustaría jugar la próxima temporada?

Ahora la decisión sobre mi futuro la está tomando el CD Lugo, así que depende de ellos. Si no quieren que vuelva tengo varias opciones para mi futuro.

Comparte:

Deja un comentario