Artículos

Roberto Canella CD Lugo: el C-15 necesario

por Daniel Martínez Baniela 9 junio, 2021
Canella CD Lugo, ilustrado por Lugoslavia, por Pablo del Valle

El juego de Roberto Canella, lateral del CD Lugo, es por todos conocido, así que hatearlo cuando ya sabemos de lo que es capaz y de lo que no es harto ocioso y bastante injusto. Sabemos que no es Roberto Carlos, ni tampoco Jordi Alba. También sabemos que suele ser un marcador difícil de sobrepasar cuando se encuentra bien físicamente, que le cuesta defender a jugadores rápidos y que en ataque hace lo que puede. Eso es Roberto Canella, el C-15 del CD Lugo, asturiano de 33 años que ha sido, nos pongamos como nos pongamos, el mejor lateral izquierdo del conjunto albivermello. Previsible y efectivo como un camión subiendo una cuesta, no le pidamos que sea un Ferrari. Lo suyo es el pico y pala.

Lo primero que hay que señalar es que ha sido un año difícil para Canella. Le trajeron a Luis Ruiz para competirle (sic) el puesto pero fue titular siempre que pudo. El tema es que no pudo mucho porque esta temporada las lesiones lo han martirizado. Hasta catorce jornadas se perdió por diversos problemas físicos, que a partir de cierta edad tardan más en curar. Y, sin embargo, cada vez que ha estado disponible los cuatro entrenadores que ha tenido el Lugo lo han considerado dueño del ala izquierda de la zaga albivermella. Algo tendrá el agua cuando la bendicen.

Y eso que ha tenido momentos épicos, como el despeje al centro y posterior penalti en Logroño después de sustituir por lesión a Luis Ruiz. Sin embargo, ha cumplido en lo que se le pide, que es ser correoso en la marca al rival. Muchos leerán esto y dirán que bah, que no, pero serán los mismos que se alegraron de que llegase para el último partido ante el Rayo. Muchas veces las mieles del éxito, aunque sea tan magro como una permanencia, nos vuelve el morro fino y nos olvidamos de que lo echamos de menos durante no pocas jornadas.

El mejor rendimiento de Canella en el CD Lugo

EL mejor rendimiento Roberto Canella en el CD Lugo lo tuvo, sin duda, con Nafti. El juego del míster emparentado con Brad Pitt le iba como anillo al dedo y dejó actuaciones más que correctas. La llegada de Luis César, como a toda la plantilla, le sentó mal y encima todo se complicó con un carrusel de lesiones que lo tuvieron desaparecido justo en las jornadas decisivas. Un dato: entre la jornada 30 y la 42 Canella solo jugó tres partidos. Pero estuvo en Vallecas y cumplió fajándose con todo el que se le puso por delante. Acaba contrato y no está clara su continuidad, aunque a mi no me importaría que siguiese otro año más si se le ficha un compañero de fatigas que esta vez si que sea capaz de aportar desde la titularidad. Mientras tanto, vaya un 6 de nota final. Porque puede que no fuese el lateral que merecíamos, pero si fue el lateral que necesitábamos.

Partidos jugados28
Minutos jugados2027
Tarjetas amarillas3
Asistencias1
Comparte:

Deja un comentario