ActualidadArtículos

Sebas Moyano debuta con el CD Ebro: media hora ante la SD Logroñés de Calderón

por Denís Iglesias 14 noviembre, 2020

Esta semana semana el CD Lugo resolvió al fin uno de los grandes culebrones del mercado de verano. O de otoño. Y hasta casi parecía del invierno. Sebas Moyano encontró por fin acomodo tras no contar con ficha en el equipo que le firmó en verano por tres temporadas. El cordobés jugará lo que queda de temporada en el CD Ebro, equipo zaragozano de Segunda División B con el que ya pudo debutar este sábado. Lo hizo frente a la SD Logroñés en la que milita Carlos Calderón, un jugador cuyo paso por el CD Lugo intentará reeditar Moyano.

Calderón llegó en 2018 a la ciudad amurallada de la mano de Emilio Viqueira. Ambos relacionados por aquel entonces con la Agencia Promoesport. No llegó a disputar un minuto con la elástica albivermella, que lo cedió en primera instancia al Internacional de Madrid. En septiembre de 2019, cuando le restaban todavía dos años, el club lucense decidió rescindir su contrato

El de Almansa, que llegó a debutar con el Getafe en Primera División, no encontró equipo hasta el último mercado de invierno. Fue el CD Tudelano, con el que disputó cinco partidos en los que anotó un gol. Este año fue el cierre de la plantilla del equipo de fútbol popular riojano, de vuelta este año a la categoría de bronce. Ha sido una de las sensaciones en el arranque, con dos tantos en cuatro partidos hasta el punto de protagonizar el cartel de la SD Logroñés para este encuentro ante el CD Ebro.

Moyano, cedido hasta final de temporada

Moyano salió desde el banquillo para disputar media hora de un encuentro que ha terminado sin goles (0-0) pero que le ha permitido volver a sentirse jugador. Su 2020 ha sido más movido que el de la mayoría. Que ya es decir. Terminó contrato con el Córdoba a final de la 2019/2020. Todo parecía indicar que, tras la permanencia del CD Lugo en Segunda, se convertiría en nuevo jugador albivermello. Fue utilizado como contraprestación en un préstamo de 250.000 euros que Tino Saqués hizo a Jesús León, presidente del Córdoba. Un dinero que nunca llegó a ver de vuelta la SAD albivermella.

Moyano no se incorporó. Se quedó en un limbo que terminó con una fase de prueba en el equipo que dirigía Juanfran. Tras jugar apenas unos minutos en pretemporada, el CD Lugo le hizo un contrato de tres años. Pero la historia no terminó ahí. El club nunca llegó a inscribirle y alegó «problemas burocráticos» a pesar de que tenía fichas más que suficientes para tramitar su alta. Esto condenó a Moyano a la grada. A mediados de noviembre, con cuatro jornadas disputadas en Segunda B, por fin ha encontrado un club en el que hacer lo único en lo que quiere pensar: jugar al fútbol.

En el comunicado de la incorporación del extremo al CD Ebro, el CD Lugo volvió a apostillar «cuestiones administrativas». Eso sí, sin especificar la modalidad de la operación. Algo que sí especificó el conjunto aragonés en su nota, titulada como: «cedido para reforzar el ataque arlequinado». Aunque con informaciones inexactas en el resto del contenido como que el CD Lugo había incorporado a Moyano en el pasado mercado invernal para cederlo al Valencia Mestalla. Este préstamo se produjo vía Córdoba. «Sus cualidades hicieron que el cuadro lucense llegara a pagar un traspaso al Córdoba, equipo donde se formó, para hacerse con sus servicios», recoge también la información del CD Ebro, que evidencia la escasa comunicación entre las partes que han firmado este acuerdo.

Comparte:

Deja un comentario