ActualidadArtículos

El Comité de Competición sanciona a Campabadal con un partido por la roja ante el Albacete

por Denís Iglesias 18 noviembre, 2020

Eduard Campabadal no estará ante el Alcorcón. El Comité de Competición ha sancionado al lateral catalán por su expulsión contra el Albacete con un partido de suspensión. El órgano competente ha rechazado las alegaciones del CD Lugo por una acción polémica decretada por el colegiado del encuentro Vicandi Garrido, y ratificada por sala VAR que dirigió López Toca.

El propio Nafti evitaba pronunciarse directamente sobre esta roja en la rueda de prensa posterior al encuentro, dejando entrever su cabreo. «¿A ti te ha parecido roja? Tú puedes decirlo, a ti no te van a sancionar», afirmó en clara alusión al silencio bajo pena de sanción que se ha impuesto a entrenadores o jugadores que critiquen las decisiones arbitrales.

La repetición de la entrada no dejó dudas para periodistas y aficionados tanto del CD Lugo como del Albacete, incapaces de ver el contacto que sí reflejo Vicandi Garrido en el acta. Textualmente: «En el minuto 39, el jugador (22) Campabadal Claros, Eduard fue expulsado por el siguiente motivo: golpear con su pierna con uso de fuerza excesiva a un adversario en la disputa del balón».

«El club alegante (CD Lugo) señala en su escrito que concurre un error material manifiesto en el acta arbitral, en cuanto a la prueba videográfica aportada resulta que no existe la acción descrita en el acta, en cuanto en ningún momento el jugador sancionado golpea al adversario», recoge la resolución, describiendo los pasos que ha seguido el club albivermello.

Ante este movimiento, el Comité responde que «constituye un criterio reiterado el que la apreciación de un error material manifiesto del acta arbitral exige la aportación de elementos de prueba que de forma inequívoca, más allá de toda duda razonable, acredite bien la inexistencia del hecho reflejado en el acta o bien de su patente arbitrariedad. No concurre ninguno de estos supuestos en el caso que nos ocupa».

Traducido al común de los mortales: para el órgano sancionador, el vídeo del CD Lugo no demuestra que no hubo ese contacto y, por tanto, la acción que se refleja en el acta. Independientemente de sus consecuencias, violencia o circunstancias. La acción entre los dos jugadores se produjo, porque efectivamente lucharon por un balón. A partir de ahí, el resto son interpretaciones. «La apreciación de si concurre o no una fuerza excesiva es una cuestión en la que el criterio técnico del colegiado no puede ser sustituido por el club alegante o por el que pudiera tener este Comité. Por ello procede a desestimar las alegaciones realizadas», concluye. Al partido de sanción hay que unirle una multa accesoria al CD Lugo de 200 euros y una de 600 euros al jugador.

El corporativismo arbitral se envuelve sobre sí mismo en esta cadena de errores y se pone del lado de Vicandi Garrido. Cabe recordar que ni siquiera fue a revisar la acción al VAR. Sacó la roja como un resorte. La expulsión no impidió al CD Lugo de Nafti vencer el partido en casa ante el Albacete. Campabadal no tiene un recambio natural en la plantilla. Aunque Iriome se ha convertido en un recurso útil para esta demarcación. Incluso Diego Alende ha demostrado capacidad más que sobrada para este rol.

«Contra la presente resolución cabe interponer recursos ante el Comité de Apelación en el plazo de diez días a contar desde el siguiente al que se reciba la notificación», apostilla formalmente el escrito. Si se observa el apartado referido al Comité de Apelación de la RFEF se comprobará que la gran mayoría de estos recursos han sido rechazados. El Comité de Competición también recoge en este documento relacionado con el Lugo – Albacete las amarillas a Gorosito y Kecojevic. Estas cartulinas conllevan «una multa accesoria de 90 euros».

Por último, José Luis Mendieta, fisioterapeuta del Albacete, fue sancionado con cuatro tras su expulsión en el minuto 24 por «protestar de forma airada» una de las decisiones de Vicandi Garrido. ¿Recuerdan que pasó en el minuto 24 del Lugo – Albacete? Efectivamente, un penalti de Diego Alende sobre Álvaro González que tampoco señaló el árbitro vasco. ¿Por qué cuatro partidos en este caso? Es la sanción que conlleva la expulsión directa de un médico, ATS o fisioterapeuta durante el transcurso de un partido.

Comparte:

Deja un comentario