ActualidadArtículos

Diferencias Nafti vs Juanfran

por Jesús Blanco Valcárcel 6 noviembre, 2020
Diferencias Lugo Nafti Juanfran

Queriendo evitar caer en la tentación de comparar los resultados, la idea de este artículo es conseguir argumentar las diferencias entre Medhi Nafti y Juanfran que se han producido en el juego del Club Deportivo Lugo desde la llegada del entrenador nacido en Toulouse. Por ese motivo, trataremos de analizar la posición del equipo sobre el terreno de juego tanto en fase ofensiva como en fase defensiva ya que a partir de ahí podremos entender un poco el cambio que el equipo ha ido sufriendo.

Diferencias fase defensiva

El Lugo de Juanfran era un equipo que planteaba los partidos en su fase defensiva a través de esperar al equipo rival a partir del medio campo, tratando de hundir la defensa en el borde del área haciendo que el equipo contrario tuviera la capacidad de circular el balón con relativa facilidad en su propio campo. Este planteamiento le había funcionado en los momentos más complicados de la pasada temporada, lo que en Lugo ya es conocido como “Milagro Juanfran” se sustentó en un equipo que plantaba una muralla frente a su área y era capaz de repeler todos los ataques que llegaban de los rivales.

Es innegable que en la recta final del pasado curso, cuando el equipo se enfrentaba a partidos sin red de seguridad le sirvió para alcanzar la salvación; pero en este inicio de curso, cuando hay que sumar puntos y los equipos tienen “poco” que perder, ese planteamiento puede influir negativamente ya que los partidos se pueden hacer muy largos. Al final, creo que los fallos de concentración que se produjeron durante los primeros 5 partidos de la temporada fueron producidos por un agotamiento del equipo a la hora de plantear el sistema desde la inferioridad, fuese quien fuese el rival.

Desde que Nafti se pone al frente del equipo, salvo el enfrentamiento ante el Castellón -por motivos obvios-, el CD Lugo adelanta la defensa 25 metros y sube la línea de presión a tres cuartos de cancha rival (o incluso a todo el campo). Esa capacidad de defender a diferentes alturas hace que el rival no sepa qué se va a encontrar en determinados momentos del partido. Aún con sufrimiento (ya que resulta prácticamente imposible adaptar una propuesta en tan poco tiempo), el Lugo mantiene el tipo en Nueva Castalia.

Los diferentes ejemplos de cómo plantea el CD Lugo su presión actualmente son los partidos ante el Logroñés, donde desde casi el principio de partido muestra una presión alta -activándose tras el el gol en contra- con el fin de robar en campo rival y tener el mayor tiempo posible el balón. Sin embargo, en el último partido, contra el Rayo Vallecano, el equipo fue capaz de contener y replegarse en su propio campo, como ocurría con Juanfran, con la diferencia de que adelantó la línea defensiva unos cuantos metros -muy bien coordinada por Frederico Venâncio-, haciendo el equipo muy corto y evitando que el Rayo no pudiese jugar por el medio.

La principal diferencia de la defensa en bloque bajo es la actitud del mediapunta, ya que se muestra mucho más activo realizando la presión sobre un mediocentro rival mientras que con Juanfran, en muchas ocasiones, se realizaba dicha presión en un 4-4-2.

Diferencias fase ofensiva

Para mi, el principal cambio del CD Lugo respecto al inicio de temporada es con balón. El equipo ahora trata de tener el balón más tiempo permitiendo subsanar uno de los problemas que más achacamos en las retransmisiones de Radio Lugoslavia, os recomiendo que las escuchéis, y es que los laterales nunca se suman al ataque, el equipo atacaba de forma partida y con muy poca gente y presencia en área rival.

Este cambio sí que se produjo de la noche a la mañana, obviamente con un trabajo por parte del cuerpo técnico, pero creo que es más sencillo convencer a un jugador de un estilo de juego si empiezas a decirle que vas a tener más tiempo el balón. Nafti presenta un equipo con el 4-2-3-1 que permite destacar a jugadores que tienen capacidad de pisar el área rival pero a mayores, también intenta que uno de los mediocentros tenga mayor libertad dependiendo el momento del partido. Bajo mi punto de vista, esto permite que jugadores como Juanpe, Hugo Rama y Moctar El Hacen aporten mucho en esa capacidad de llegada.

Como comentaba anteriormente, los laterales han pasado a estar mucho tiempo en campo contrario, incluso por momentos suben ambos, algo que no ocurría en Lugo desde hace aproximadamente dos años, y eso permite que jugadores de banda rompan por el medio acumulando gente en zona de ataque.

El gol de Juanpe contra el Rayo es el claro ejemplo del cambio del Lugo en fase ofensiva. El balón llega la banda izquierda donde está Canella, fuera de imagen, que juega con Xavi Torres quien cambia de orientación al otro lateral, quien llega a línea de fondo.

Podemos ver que eso permite sobrepoblar las inmediaciones del área contraria con hasta 4 jugadores obligando casi a un marcaje individual de toda la línea defensiva del equipo rival. Las ventajas que han generado los laterales con sus subidas y la mala basculación de ambos extremos del Rayo (vemos a Isi Palazón y a Pozo muy cerrados), permiten aprovechar ambos carriles y acabar generando una superioridad.

En definitiva, ahora el Lugo se muestra como un equipo más agresivo en ambas fases permitiendo que en diferentes etapas del partido sea el protagonista del mismo. Lo cierto es que esto es algo que la parroquia echaba de menos desde hace unas temporadas y parece que con Nafti se ha recuperado la ilusión por ver a un equipo que tal y como dijo él mismo, comienza a ser respetado por todos los rivales.

Foto principal: Diario As.

Comparte:

Deja un comentario