ActualidadArtículos

CD Lugo ETT: Saqués guillotina a Juanfran, su noveno entrenador en cinco años

por Denís Iglesias 11 octubre, 2020

Cinco jornadas. Eso es lo que ha durado Juanfran García al frente del CD Lugo en la temporada 2020/2021. El técnico valenciano, héroe de la permanencia del curso anterior, ha sido destituido de modo fulminante por la entidad que preside Tino Saqués. Convertida en una trituradora de directores deportivos y entrenadores. Una SAD que bate récords de temporalidad y que, un año más, está sumida en la inestabilidad.

Ilustración de Pablo del Valle, dono da #JuanfranBarbershop, que agora deberá mudar de nome.

La cuarta en derrota en cinco partidos ante el RCD Mallorca ha sido argumento suficiente para que el consejo de administración realizase «una reunión de emergencia», según el comunicado que anunciaba el cese fulminante de Juanfran. Un órgano concentrado en la persona de Tino Saqués que ha tomado una decisión sorpresiva y prematura para la mayoría. Un accionista mayoritario que hace apenas unos meses se jactaba de la contratación del técnico recién destituido. «Lo contraté yo porque me lo recomendó Quico Catalán (presidente del Levante».

Desde que en 2015 el dueño de Frisaqués asumiera la mayoría accionarial del club, han pasado nueve entrenadores por el banquillo albivermello: Luis Milla, José Durán, Luis César, Francisco, Javi López, Alberto Monteagudo, Eloy Jiménez, Curro Torres y Juanfran. Récord de efervescencia que, pese a todo, no ha provocado el descenso de categoría del CD Lugo SAD. Un ejemplo de gestión impetuosa que ha tenido dos desenlaces positivos en dos cursos pasados en los que el equipo se ha movido siempre por el alambre.

Juanfran y un equipo aún sin consolidar

En la 2018/2019 empezó sentándose en el banquillo Javi López, quien llevaba años sin sentarse en unos banquillos tras redirigir su carrera profesional hacia la gestión y otras funciones estructurales. Duró once jornadas. Su sucesor, Alberto Monteagudo, ocupó el cargo de entrenador del CD Lugo durante otras 23. Terminó la temporada Eloy Jiménez, quien logró ‘in extremis’ la permanencia del equipo albivermello. Fue renovado por esta inercia positiva de siete partidos. Saqués tardó en cortarle la cabeza 23 jornadas hasta sustituirle por Curro Torres. Éste tampoco terminó la temporada. Fue relevado por Juanfran a seis para el final. El valenciano sacó lo mejor de un grupo desnortado y se anotó un 14/18 considerado como un auténtico milagro.

Esto le valió la renovación al ex jugador del Levante, que vivió en Lugo su primera experiencia profesional en los banquillos tras ejercer de ojeador en el Aston Villa. A su lado, Adrián Rubio, entrenador del Mondariz. Ambos, un tándem unido que supo reflotar el alma de un equipo muerto. Su renovación llegó a finales de julio. Y entonces llegó la pretemporada, con un equipo que tardó en conformarse. Tal es así que el recién destituido tuvo que tirar de jugadores del filial durante la gran mayoría de este periodo. La necesidad continuó incluso con el inicio del campeonato. Juanfran se va sin haber dispuesto siquiera un once tipo con todos los efectivos disponibles. Venâncio y El Hacen, dos incorporaciones importantes para este equipo, debutarán con el entrenador que venga.

El sustituto deberá asumir las riendas justo en la previa a un encuentro importante como el que se plantea ante el Castellón, un recién ascendido. Lo hará con un equipo que ha sacado tres de los primeros quince puntos en juego. Juanfran se despide del curso 2020/2021 con un triunfo ante el Leganés y cuatro derrotas frente a Fuenlabrada, Almería, Cartagena y Mallorca. El nuevo habitante del banquillo lucense deberá remontar el vuelo de un equipo manejado por un piloto institucional kamikaze.

La renovación de Juanfran no fue la única decisión de calado que se tomó hace unos meses. También la incorporación de Jorge de Cózar como responsable del área deportiva, una figura que ha ejercido de mero portavoz en el mercado de verano. Cediendo la mayor parte del protagonismo en las negociaciones a Manolo Mandiá, otrora secretario técnico.

Por la puerta de salida también han pasado en los últimos meses hombres de la casa con roles protagonistas antaño. Es el caso de Roberto Fernández, entrenador de porteros del CD Lugo, o José Durán, entrenador del Polvorín / CD Lugo B, reemplazados por Diego Caneda y Álex Ortiz, respectivamente. La última salida de un perfil albivermello es la de Alvite, un emblema de la entidad reemplazado por el ex árbitro José Luis Corral. Un carrusel de salidas al que el aficionado lucense ha acostumbrado sin remedio.

Comparte:

Deja un comentario