ActualidadArtículos

Sebas Moyano: del limbo entre el Córdoba y el CD Lugo a firmar por tres años

por Lugoslavia 8 septiembre, 2020

Foto: un joven Sebas Moyano en una convocatoria con la selección española

El mercado de fichajes tiene este verano un ritmo diferente. No pocos directores deportivos han afirmado que la agitación vendrá al final, cuando muchos equipos necesitarán liberar overbooking. Será el tiempo de los saldos. De Cózar, responsable del área deportiva albivermella, también ha defendido esta premisa. Sin embargo, la segunda semana de septiembre ha sido muy agitada. Uno de los movimientos que se ha producido es la aprobación del fichaje de Sebas Moyano (Villanueva del Duque 23/03/1997).

El extremo e interior derecho ha convencido al staff del conjunto lucense y cumple con la relación calidad/precio pretendida. El de Villanueva del Duque (Córdoba) ha pasado de ser un jugador «sin ninguna vinculación» con el CD Lugo, tal y como afirmaba hace unas semanas De Cózar, a firmar por tres años por méritos propios. Un capítulo más -esta vez positivo- en una biografía futbolística complicada. Para entender cómo acaba Moyano de albivermello hay que retroceder en el tiempo…

En noviembre de 2019, Tino Saqués, máximo accionista del CD Lugo SAD, garantizaba que Sebas Moyano sería jugador del club lo antes posible. El futbolista estaba integrado en un préstamo de 250.000 euros que Saqués hizo a Jesús León, ex presidente del Córdoba CF SAD, para poder competir en Segunda B. También afirmó que seguían al jugador desde hace dos años. Ese mismo mes León acabó detenido por la Guardia Civil en el marco de la Operación Trapicheos acusado de cuatro delitos de apropiación indebida, administración desleal, corrupción y blanqueo de capitales. Quedó en libertad con cargos. Moyano no vino en invierno tal y como se había intuido por las palabras de Saqués.

Sebas Moyano celebra un gol con el Córdoba.

Es más, salió en esta ventana de fichajes cedido al Valencia Mestalla, el mismo club en el que militó durante la segunda vuelta del curso 2018/2019. Jugó seis partidos en el filial ché durante los últimos meses. Terminada la atípica temporada 2019/2020, Moyano se quedó en un limbo incómodo. El CD Lugo tenía sobre él una opción de compra preferencial por «una cantidad simbólica» (25.000 euros), tal y como había avanzado Saqués en su día. El futuro del extremo dependía de lo que hiciera su ya nuevo equipo. Según informó Cordopolis, el acuerdo entre Saqués y León se selló con la posibilidad de que el cordobés se marchara a Lugo por poco más de 1.000 euros en caso de que no tuviera a 1 de julio ficha con el Córdoba. Pero la realización de la operación dependía de la salvación albivermella, que efectivamente llegó en la última jornada.

Sebas Moyano, perla del Córdoba

Se rubricó otra cláusula. Un asterisco por el que el cuadro califal habría de abonar un millón de euros como indemnización en caso de que el jugador abandonase el Córdoba. Con todos estos grilletes parecía difícil que el club albivermello no acabase incorporando a Sebas Moyano, aunque fuera para cederlo o venderlo a otro conjunto. El CD Lugo inició la pretemporada sin rastro de este jugador, que mantuvo el tono físico por su cuenta después de meses de inactividad tirando en todo momento de profesionalidad.

«No hay nada que nos una a Sebas Moyano. Es un jugador libre que está en el marcado. Valorable, nada más». En su presentación en sociedad, Jorge de Cózar, responsable del área deportiva del CD Lugo, lanzaba una afirmación que iba en sentido contrario de todo el proceso comentado. Y eso que el marbellí admitía conocer perfectamente el valor y el perfil del jugador, merced a su paso por la entidad blanquiverde como mano derecha de Alfonso Serrano, ex director deportivo del Córdoba CF. A finales del mes de agosto se produjo otro giro de guión. El extremo pasaba a ser futbolista a prueba.

Tras perderse el primer partido de pretemporada ante la SD Ponferradina, debutó como titular contra el Real Sporting. Cuajó una actuación aceptable pese a la inactividad, mostrando las hechuras de jugador talentoso que se siempre se le han atribuido. Tuvo minutos contra el Celta y salió en el último tramo del encuentro contra el RCD Mallorca. Esta desescalada en su protagonismo dejaba entrever que quizás no superaría el corte y tendría que volver a buscar equipo. Sin embargo, el lunes 7 de septiembre, la jornada más agitada en el Anxo Carro desde que se inició el mercado, el CD Lugo hacía oficial su contratación. Además, con la importante cifra de tres años que supone una apuesta importante por el jugador.

En Córdoba no pocos celebraron esta noticia. Lo hicieron por su valía futbolística. Algo que defiende una parte importante de blanquiverdes que observaron su progreso en la cantera. También en el terreno personal, por el fraterno deseo de que un jugador de la tierra encuentre su porvenir en el fútbol profesional. Y más en el caso de un jugador siempre comprometido. Moyano, que hoy tiene 23 años, fue internacional con las categorías inferiores de la selección española. Con sólo 16 años se anotó 29 partidos en Segunda División con el Córdoba B. Era uno de los grandes talentos del equipo andaluz hasta que la SAD tomó decisiones que influyeron en su desarrollo.

Moyano fue parte del caso del ‘Elefante Cósmico’. A principios de 2014, el Córdoba de Primera División tenía problemas con Hacienda. Se preveía un desfase de 1,8 millones de euros. Entonces apareció una entidad llamada Sports Global Rights SL ZEC que ofreció a la sociedad el pago en especie a la Agencia Tributaria. ¿Cómo? Mediante la transacción de los derechos del Elefante Cósmico, una obra escultórica de Salvador Dalí.

La garantía de pago del Córdoba era un porcentaje de los derechos de televisión y Sebas Moyano, al que se valoró entonces en 730.000 euros. La operación no prosperó. Pero fue la primera rama de una enredadera extradeportiva que ha impedido despegar al extremo cordobés. Ahora tiene ante sí una oportunidad de oro en un equipo que ha pasado de no tenerle en cuenta a firmarle por tres años para una categoría en la que llegó a debutar con el primer equipo del Córdoba. ¿Será su año? Por el momento, su ambición se plasma en Instagram, donde ratificó la noticia de su incorporación con: «Muy contento de formar parte del Lugo. Con muchas ganas de empezar. Vamos con todo».

Comparte:

Deja un comentario