ActualidadOfftopic

Es una larga historia

por Borja García Varela 25 agosto, 2020

Es una larga historia, me dijiste el día que nos conocimos. “Soy Rubén, o Nacho, llámame como quieras”. Estábamos tomando unas cervezas en la terraza del Groliños. Recuerdo de aquel día que mirabas el móvil mientras fumabas. Pensaba que podría ser vergüenza, pero con el tiempo descubrí que ni tienes vergüenza, ni que tu móvil no para un segundo, como tú.

La verdad es que tuve la suerte de conocer uno de esos corazones tan grandes que no caben en el pecho, de esos que siempre tienen un ratito para ti, que siempre se acuerdan de ti y que antes de que abras la boca para insinuar algo, ya tienes lo que quieres de su mano.

Y esa alegría que desprendes se convierte en la atención que estás recibiendo todos estos días. Todo el mundo se acuerda y se preocupa por ti, todo el mundo se interesa por cómo vas y cómo evolucionas. La ya gente tiene ganas de ir a tomar un café a la peluquería, o a hablar de fútbol, del CD Lugo, o a recoger un paquete del docu o a cortarse el pelo, incluso.

Somos muchos los que no descansamos bien el otro domingo y también a los que se nos llenaron los ojos de agua al quitarnos un peso de encima cuando nos dijeron que las cosas marchaban mejor. Esperamos con ansia, cada día, mensajes de tu evolución y los reenviamos a todos cuantos conocemos para que puedan sonreír al leerlos.

Estás en el centro de una melé de miles y miles de personas agarradas de la camiseta del otro.

sigue bregando tranquilo. Siempre hago referencia a las melés, porque es una metáfora perfecta de como la unión de gente de distintos tamaños, cualidades, aptitudes y formas tira en una misma dirección, hacia un mismo sentido y con un único fin. Todos distintos abrazados por un bien común.

No luchas solo, ya lo sabes. Estás en el centro de una melé de miles y miles de personas agarradas de la camiseta del otro. No dejaremos de empujar contigo, verás como dentro de muy poco vuelves a estar dando la guerra que todos queremos que des.

Te queremos, mecenas, no te olvides que sigo esperando por esa larga historia en las debidas condiciones: exactamente igual que el día que nos conocimos, sentados en un bar con un par de cervezas en medio para que me expliques por qué te llamas Nacho siendo Rubén.

Comparte:

1 Comment

Mariano Ripoll Rojano 3 septiembre, 2020 at 06:29

Le has puesto las letras a lo que pensamos todos los que le queremos. Muy grande. Un abrazo.

Reply

Deja un comentario