Actualidad

Sei bella come un gol al 96′

por Borja García Varela 13 julio, 2020
CD Lugo Sei bella come un gol al 96

Sei bella come un gol al 96, no había otro título posible. ¿Típico? Quizás. Hombre, podría poner que Cristian Herrera da vida al Lugo, que Cristian Herrera rescata un punto en el último suspiro, incluso que Cristian Herrera deja sin opciones de ascenso directo al Girona, pero no. Sei bella come un gol al 96. Porque, ¿qué hay más bella que un gol a favor al 96? Además, al Girona, con los que siempre hubo tinglado.

Ya en tiempos de Becerra las espadas estabas siempre alzadas y, poemas de escarnio en su contra cuales dardos envenenados, salían por las bocas de los aficionados albivermellos. Más tarde Sandaza se fue para allí, se puso del copón y nos marcaba goles -aquí estaba gordallán y completamente desconectado-. [Apunte: El toledano cuenta en esta entrevista que le hicéramos en su día que de Lugo se fue tranquilo y agradecido a la afición]. Por lo que se ve, los problemas con él surgieron más tarde.

El asunto: ¿es bella que nos marque Sandaza? No lo es, pero lo hace. El caso es que parece que el CD Lugo está sentando cátedra sobre cómo empatar al Girona en los instantes finales de los partidos.

No, Nolito, Caballero ya llevaba el 3

Todo comenzó en 2015 cuando Pablo Nicolás Caballero (Palicaba) se elevó a los cielos, por encima de rivales y compañeros y, picadito, envió el balón a las redes de Becerra con todo lo que ello supuso. Si las relaciones con el Girona no eran especialmente cordiales, la liada del espigado argentino no fue favorable para que éstas cambiaran… ¡Sei bella come un gol al 91! Sei bella… ¡Sei bellísima come un gol al 91!, ¡qué carallo!

Claro, ese asunto no gustara al personal gerundense y lo enfadara bastante. Que si árbitro esto, que si la mare del linier lo otro… así hasta que uno un poco más energúmeno que el resto le guindó una botella de agua al bueno del línea. ¿Resultado? Partido suspendido a falta de 40 segundos para el final. Manos arriba, esto es un atraco; puta Betis, puta Lugo, puta todo.

Bueno, el escocimiento que perduró en el tiempo y que llegó hasta nuestros días. Ahora no hay camionadas de talco suficientes para que todo vuelva a convertirse en suave seda. Quizás un descenso albivermello entierre el hacha de guerra… pero bueno, a ese precio, ni se plantea. Enemigos íntimos y tan amigos.

Herrera sí que es bella

Dios, CD Lugo, vaya empate que hiciste, que todos los cronistas tuvieran que modificar su trabajo en el último minuto. Los de Lugo y del Lugo bien. Los de Girona y del Girona seguro que no tan bien. Más leña al fuego, Cristian. Así no.

Pero, como dice Cobas, a mí me la pela. Ese punto nos va a dar la bella permanencia, sino al tiempo. Y yo voy a tener que comprarme las camisetas de los capitanes, gastar un gritón de euros y tener que lidiar en casa por ello. Las promesas son las promesas. Si al menos esos capitanes guapos me las firmaran o algo la pena sería menor…

Y, mientras tanto, Juanfran sigue a lo suyo, con las manos en los bolsillos y sin perturbarse en exceso. Enviando mensajes de ánimo en publicaciones de IG, trabajando y poniendo el equipo a marcar goles.

CD Lugo y covid

No había ido al campo todavía desde que ese buen hombre (Javier) reanudara las competiciones. Me tocó ir a este partido y la verdad es que tuve sentimientos encontrados. Pude disfrutar de un estadio vacío en toda su plenitud y sentirlo de otra manera. A pesar de los retales, me gusta, me siento cómodo en él. Ponerlo bonito creo que fue lo mejor que hizo Constantin por el club.

En Anxo Carro también sei bella

También está genial poder escuchar a los jugadores, lo que hablan entre ellos, lo que le dicen al rival, las discusiones con el árbitro; quien es el que más grita, quien es el que está atento a todo y da instrucciones constantemente, el que da ánimos…

Es distinto. Hay cierto fondo amargo en todo esto, claro. Al final se está así por lo que se está, pero siempre hay que quedarse con la cara amable de las cosas y reconozco que me siento afortunado por poder haber sentido esas emociones.

Ayer salí contento del estadio, es verdad. Ese gol me dio un subidón muy sabroso y lo celebré con un cuenco de maíces y una Lagunitas IPA al llegar a casa con un anocher entre amarillo y azul de fondo. Placer sencillo, placer mejor, como disfrutar de un gol en el 96.

Foto principal: Luis Portela, vía marca.com

Comparte:

Deja un comentario