ActualidadPrevia

Previa Tenerife CD Lugo: combate a mala cara

por Borja García Varela 16 julio, 2020
Previa Tenerife Lugo Suso Santana

Previa Tenerife CD Lugo | Jornada 41 | Viernes 17 de julio, a las 21:00 horas | Estadio Heliodoro Rodríguez López.

La gente se piensa que ir a Tenerife es jauja y alegría. Teide, Puerto de la Cruz, Acantilado de los Gigantes, comer papas arrugás (previa caña de Dorada) y carretera. Pues no, listos. Tenerife tiene mucho más de mala uva que de alboroto, tiene más de riesgo que de relax, tiene más de agonía que de quietud. ¡Que tiene a Suso Santana, por favor! ¡Y a Joselu! Y no son temas menores ni de corto recorrido, hombre.

Vamos a ver, ¿qué albivermello de bien escucha la palabra Tenerife y no se le viene a la cabeza Suso Santana? Ninguno, porque todos sabemos que Suso Santana nos vacuna. En el Anxo Carro se le canta a Manu, Pita, José Juan, Iriome, Caballero y Suso Santana.

Es que es matemático. La palabra Tenerife es un disparador para crearte la imagen de Suso Santana en 2016 haciendo un partido de pena en Copa del Rey para luego, en liga, provocar un penalti, marcar un gol y darle otro a Aarón Ñíguez. El mismo disparado que hipnosis y gallinas.

Y sí, es que Suso Santana es un cabronazo, pero es nuestro cabronazo preferido. Y sale siempre sonriente en las fotos, oye.

Siempre a broma y nunca a coña

Cuando Cañita Brava levanta su dedo índice y lo dirige hacia lo más alto del cielo significa que el asunto que se dispone a enunciar se trata de un tema importante. Si, además, de su boca salen la frase “siempre a broma y nunca a coña”, la cosa es de una delicadeza máxima. Tanto como este partido contra el Tenerife. Los intereses de ambos equipos son contrarios, pero, lamentablemente, los de ambos pasan por sumar los tres puntos.

El partido no será otra cosa que un baile salvaje bien bacano, ya que el conjunto de Rubén Baraja todavía tiene opciones de meterse en puestos de playoff de ascenso, por lo que no le servirá otra cosa que no sea la victoria. Los de Juanfran (nosotros), necesitamos irnos de las islas con los tres puntos en la maleta para no perder el tren –en este caso avión- del descenso y no complicarnos más la vida de lo que ya la tenemos. Que manda carallo.

Es cierto que tanto los resultados que atesora el técnico del conjunto gallego como las sensaciones son esperanzadoras y halagüeñas. Lo que no tengo claro es si su impavidez es fruto de la temeridad o de la sensatez. Sea como sea, me parece completamente digna de admirar y aplaudir. Chandalismo o muerte.

Pero, ¿será suficiente esta buena dinámica para conseguir la victoria y permanencia? Puede. La confianza es uno de los factores más difíciles de conseguir y, al mismo tiempo, de los más sencillos de perder. El que la balanza se incline hacia un lado o hacia el otro depende, muchas veces de eso, de la confianza que uno tenga. Lo que me recuerda a la siguiente anécdota:

Garri Kasparov, ruso y no de Tenerife, fue uno de los mejores ajedrecistas de todos los tiempos. Tal era su supremacía que, en 1997, la compañía estadounidense IBM lo retó a un match a 6 partidas contra una supercomputadora que era lo más de lo más y que lo iba a pulir al ajedrez.

Previa entre Garri Kasparov y Deep Blue
«Puta bida»

En el primer encuentro, el hombre se hizo con la victoria, pero una jugada aleatoria de la máquina rompió todos los esquemas del ruso. No era capaz de encontrar la lógica de ese movimiento (que se fue repitiendo aleatoriamente a lo largo del resto de partidas). Tal fue la desestabilización que, a la conclusión de las 6 partidas, el gran maestro hoy azerí, acabó sucumbiendo ante el puto Deep Blue –que así se llamaba la máquina-.

¿Qué sucedió? Una pérdida de confianza, una falta de explicación y de sentido, un por qué no resuelto. ¿Por qué la máquina hacía esos movimientos aleatorios? Dicho coloquialmente, para que no petara. Era como una especie de válvula de escape virtual que tenía que hacer cada equis movimientos. Fijaos, un simple movimiento aleatorio hizo perder la confianza del mejor ajedrecista de todos los tiempos y chupó verga informatizada.

Campaña previa

La pasada campaña, al CD Lugo también le tocara enfrentarse contra el Tenerife en la penúltima jornada. Aquella vez en el Anxo Carro con un resultado favorable para ambos equipos. Aquello no fuera un combate a mala cara como se prevé este, qué va. El empate a nada que lograron favorecía los intereses de ambos equipos, pues otorgaba la permanencia a los dos.

Unos días antes de aquel partido, cuando hicimos la entrevista para el docu Héroes a Isma López, nos comentara que no quería que ninguno de los dos equipos descendiese. Lógico, el Tenerife es su club y el cariño que guarda al Lugo todo el mundo lo sabe.

Eloy Jiménez pusiera a funcionar a aquel Lugo a base de intensidad y arrojo. Nos regalara uno de los mejores derbis que recuerdo y nos salvara con tan solo siete jornadas de margen.

¿Será capaz Juanfran de repetir la gesta con las manos en los bolsillos?

Foto principal: eldorsal.com

Comparte:

Deja un comentario