ActualidadArtículos

Pretemporadas y avaricias. Apuntes teológico-profanos del CD Lugo-Real Oviedo

por José Ricardo Carrete Montaña 1 agosto, 2019
Estadio Martínez Otero de Foz. Fuente: José Ricardo Carrete Montaña

Dentro de literatura castellana escrita por clérigos, el Arcipreste de Hita (1283-1351, aproximadamente) se ha destacado por ser un autor que incorpora a su obra numerosos elementos de tipo profano junto a la reflexión teológica esperable en una figura de su perfil. Dentro de su Libro de Buen Amor encontramos interesantes estrofas en las que interpela al lector sobre los pecados capitales. Las cuadernas vías (4 versos de 14 sílabas con la misma rima, de tipo consonántico) que dedica a la avaricia nos servirán para comentar nuestras impresiones del trofeo Vila de Foz conquistado por el Cd Lugo contra el Real Oviedo. El partido terminó empate a 1 tras los goles de Morente para los albivermellos y Obeng para los carballones, resolviéndose en la tanda de penaltis por 5 a 4. Las notas de significado que figuran entre paréntesis corresponden a la edición de este texto publicada por Cátedra al cuidado de Alberto Blecua.

Tú eres avarizia, eres escaso mucho,
al tomar te alegras, el dar non lo as ducho
(no lo tienes por costumbre):
non te fartará Duero con el su aguaducho (caudal grande);
sienpre me fallo mal, cada (
vez) que te escucho.

El detalle que más nos sorprendió durante el partido fue el plan de juego elaborado por Eloy Jiménez. Por lo visto, este año el Lugo apuesta por tener la pelota y gracias a ella superar las líneas enemigas con pases sencillos, pero con velocidad. El balón sale fluido con la incorporación de Carlos Pita a la defensa, bien escoltado delante por Fernando Seoane y Jaume Grau en el mediocentro. En las bandas, disponen de la opción técnica con Borja Domínguez en una banda y la velocidad en la otra gracias a Tete Morente. Si el toque corto no es posible, delante también hay más de una alternativa, gracias a la corpulencia de Manu Barreiro y la velocidad de Carlos Castro.

De esta manera, el entrenador recupera el esquema 4-4-2 que usó en los partidos dirigidos la temporada pasada, aunque en diversas fases del encuentro parece más un 4-5-1 cuando uno de los dos delanteros se retrasa ligeramente a combinar con los medios. Se observa una cierta avaricia en la tenencia de la pelota, lo que ha reducido el número de pelotazos en largo o centros sin sentido, si bien también a veces el equipo parece querer jugar demasiado a lo seguro y no arriesgar en algún pequeño espacio que aparece. Aunque la avaricia de tener la pelota pueda ser una buena cualidad, habrá que ver cómo reacciona el equipo cuando tenga que marcar un gol desesperadamente y pasar a un hipotético plan B.

Por la grand escaseza fue perdido el rico,
que al pobre Sant Lázaro non dio solo un çatico
(pedazo de pan):
non quieres ver nin amas pobre grande nin chico
nin de los tus thesoros non le quieres dar un pico.

El aficionado tiende a ser avaricioso en la pretemporada al pedir fichajes para cubrir los huecos que dejan los que se marchan o para tener fondo de armario en caso de lesiones. Sin embargo, el partido disputado ayer en Foz nos enseñó que la respuesta a veces no está en el mercado de traspasos, sino en la cantera. Debe señalarse la magnífica actuación del central Juan Ignacio Brunet, quien, a pesar de casi haber puesto en peligro a este cronista con un pelotazo, mostró una contundencia en el corte y capacidad de salir con el balón dignas de un veterano de la categoría. Aunque es cierto que el CD Lugo necesita reforzar el puesto con varios jugadores, no debería desdeñarse la posibilidad de que uno de los fichajes esté ya en casa. También merecen mención de honor Lebedenko y Calderón, el primero por su despliegue físico y potencial como carrilero mientras que el segundo ofreció una seguridad defensiva muy notable.

Maguer que te es mandado por santo mandamiento
que vistas al desnudo e fartes al fanbriento
e des al pobre posada; tanto eres avariento,
que nunca lo diste a uno, pidiéndotelo çiento.

Los aficionados somos también avariciosos en el sentido de que queremos ver a nuestros jugadores favoritos y nos incomoda verlos en el banquillo o fuera de las convocatorias. Ayer en Foz llamó la atención que jugadores como Iriome o Juan Muñiz parecen destinados a tener un menor protagonismo que en temporadas anteriores, desplazados por las nuevas incorporaciones en el mediocampo. Jaume Grau y Borja Domínguez parecen fijos en esa línea junto al incombustible Seoane, asi que en el cuarteto de peloteros queda nada más el sitio dejado por Pita al pasar a la defensa. Ayer tampoco tuvimos muchos argumentos por parte de reservas como Campillo, cuya presencia en el campo fue testimonial, especialmente en la faceta defensiva. No participó Cristian Herrera, lo que sin duda alimenta los rumores sobre un hipotético traspaso. Sí jugó Varo en la portería, lo que alegró inmensamente a este cronista al considerar que este arquero ofrece una seguridad aérea que el año pasado no había.

Mesquino, ¿tú qué farás el día de la afruenta,
quando de tus averes e de tu mucha rrenta
te demandare Dios de la despensa cuenta?
Non te valdrán thesoros nin reynos çinquenta.

Quando tú eras pobre, que tenías grand dolençia,
estonçes sospiravas e fazías penitençia,
pidias a Dios que te diese salud e mantenençia,
e que partirías con pobles e non farías fallençia
(no faltarías de hacerlo).

Aunque el partido y la pretemporada nos están dando buenas sensaciones en cuanto al juego, no conviene que seamos avariciosos y lo fiemos todo al buen hacer de nuestros peloteros. La temporada pasada tuvimos en Segunda División ejemplos de equipos que salvaron la categoría gracias a su garra y su competitividad más que a potencial técnico, mientras que otros apostaron por el buen juego y no supieron completarlo con resultados en los momentos adecuados. La temporada que viene parece ilusionante y promete, visto lo visto hasta el momento, más tranquilidad que la anterior. Esperamos que el CD Lugo no sea el destinatario de las palabras del Arcipreste y que la Segunda División no venga a pedirnos cuentas al final de temporada.

Comparte:

Deja un comentario