Artículos

Joselu, en Tempo Extra: «El ‘presi’ (del CD Lugo) tiene que tranquilizarse un poco, tantos cambios no ayudan»

por Denís Iglesias 17 julio, 2019

La salvación del CD Lugo de la pasada temporada se produjo en varios campos a la vez. En el Anxo Carro, el conjunto albivermello y el CD Tenerife, otro equipo envuelto en las mismas circunstancias, jugaron un partido de pánico. Ninguno se atrevió a dar un paso adelante que pudiera volverse en su contra. Miraron el reloj como el que otea una bola de fuego que viene hacia él. Mientras tanto, en el retrovisor, el Real Oviedo – Rayo Majadahonda. Los majariegos, el rival a condenar para que tinerfeños y lucenses salvasen su pescuezo sin agresiones mutuas.

Las opciones de jugar promoción de ascenso del club ovetense eran escasas. Pasaban por los fallos del resto más que por sí mismos, pero en ese reducto de profesionalidad y números confiaban los dos contendientes que se vieron las caras al borde del abismo. El partido no pudo ponerse peor con el gol a la media hora de Francisco Varela para el Rayo Majadahonda. Johannesson puso la igualada al borde del descanso, pero un reguero de nervios ya había inundado el Anxo Carro. El encuentro entre insulares y gallegos se tornó aún más denso. Una película de terror. 

Y lo que quedaba… La segunda parte del Tartiere se retorció de tal manera que los jugadores de la entidad madrileña consiguieron ponerse 1-3 para destrozar todas las alarmas. El Rayo tenía el +3 de la última jornada contra el Reus (descendido este miércoles Tercera), por lo que el juego final quedaría en manos del Tenerife y del Lugo. Entonces, cuando el Lugo ya se anudaba la soga al cuello aparecieron dos ex defensores de la albivermella para rescatar al que equipo que defendieron en el pasado. Carlos Hernández y Joselu, por partida doble, hicieron estallar el Anxo Carro por todos los flancos. La salvación estaba hecha. Las llaves de la puerta de la ciudad amurallada pertenecerán a estos dos hombres para siempre. Roma sí paga a leales.

Invitado a todo

“No fui consciente hasta después del partido. Me dejé llevar por la euforia de conseguir la victoria en el último minuto. Lo primero en lo que pensé es que aún teníamos (Real Oviedo) opciones de playoffs… Pero fue llegar al vestuario y ver un montón de mensajes de las mujeres de Seoane, Hernán (Menosse, con el que compartió vestuario en Granada). Me dijeron que mi nombre se había coreado en el Anxo Carro y caí en la cuenta de que se habían salvado gracias a mis dos goles. Qué sensación…”, relataba a Rubén Fernández en el último Tempo Extra, el podcast de la actualidad del CD Lugo, de la temporada. “Pita y Fernando me dicen que estoy invitado a todo lo que quiera cuando vuelva a Lugo”.

«(En la 2016/2017) nos hubiera gustado haber dado un pasito más en lo colectivo para meternos en los ‘playoffs»

Joselu lleva con orgullo su pasado como albivermello. Jugó dos temporadas con el CD Lugo. En la primera, la 2015/2016, anotó cinco goles pese a disfrutar de poco más de 800 minutos. En la siguiente consiguió un reconocimiento individual inédito para cualquier jugador rojiblanco: ser pichichi de la categoría con 23 tantos. “Fue un año fantástico a nivel personal. En lo colectivo, nos hubiera gustado haber dado un paso adelante. Hacíamos un juego muy vistoso y vertical, pero defensivamente fuimos uno de los equipos más goleados. Al final, en Segunda, si no estás fuerte atrás se diluyen tus posibilidades de estar arriba. También se nos debilitó el equipo un poco en Navidades. Fue una pena no haber conseguido entrar en los playoffs”, recuerda el atacante onubense, que llegó a Lugo procedente del Mallorca, el mismo equipo de origen de Carlos Castro, el último delantero firmado por Manolo Mandiá, secretario técnico del club lucense.

El CD Lugo de Luis César terminó aquel año en la novena plaza: a ocho puntos de la promoción de ascenso que marcó el Huesca. En el mercado de invierno perdió a Alfonso Pedraza, uno de los jugadores más talentosos que ha vestido la elástica lucense. El Villarreal canceló su primera cesión y lo envió al Leeds inglés de Championship con una opción de compra obligatoria de diez millones de euros si el equipo lograba el ascenso a la Premier, algo que no finalmente no consiguió. El equipo castellonense acaba de rubricar un nuevo préstamo del cordobés. Esta vez, al Real Betis, con opción de compra no obligatoria. Los verdiblancos pagarán entre 0,5 y un millón de euros como tarifa de préstamo. En función de objetivos podrán hacerse con el futbolista en propiedad por una cantidad que estaría entre los 10 y los 14 millones de euros. 

Cada año está más difícil y competida. Ahora empieza con 15 equipos (de 21) cuyo objetivo es ascender a Primera”

El caudaloso registro anotador de Joselu en el Lugo le permitió firmar por un equipo recién descendido a Segunda División como el Granada (confirmó su retorno el año pasado a Primera). El bagaje del curso 2016/2017 fue irrepetible. Al año siguiente marcó nueve dianas. En agosto de 2018 el Real Oviedo se hizo con el de Cartaya por cuatro temporadas. En su primer curso como azulón dejó diez dianas, dos en el último partido ante el Rayo Majadahonda, que quedará grabado en la memoria del aficionado albivermello. Él, mejor que nadie, conoce la Segunda División, en la que debutó en 2010 con el Villarreal B cuando tenía sólo 19 años. “Cada año está más difícil y competida. Ahora empieza con 15 equipos (de 21) cuyo objetivo es ascender a Primera”, declara, y, por eso manda un mensaje al CD Lugo: “El ‘presi’ se tiene que tranquilizar un poco en ese aspecto. Yo no soy nadie, pero al final tantos cambios de entrenador como los que vivió la pasada temporada hacen las cosas difíciles. Son muchos aspectos tácticos los que cambian y eso te repercute en el día a día”.

Comparte:

Deja un comentario