Crónica

Le debemos una disculpa al PM Friol

por Javier Folgueira Lozano 1 abril, 2019

Enorme la temporada que han hecho las jugadoras del Lugo, que están a 1 empate del ascenso matemático, a falta de 2 jornadas para el final de la Liga, y en Lugoslavia le debemos una disculpa al equipo femenino del club, que os traemos camuflada en forma de crónica.

Cuando empezaba el curso nos llevamos la muy buena noticia de la firma de un convenio de colaboración entre el PM Friol de Geluco y el CD Lugo de Saqués y mi primer impulso fue el de preparar una crónica de los partidos de las chicas todas las semanas, como hacemos con los chicos, pero la realidad se impuso a las buenas intenciones. Todos los lugoslavos estamos en esto por amor al arte y, en consecuencia, tenemos otras ocupaciones que nos quitan mucho tiempo y apenas somos capaces de seguir al primer equipo masculino en condiciones, así que se nos ha hecho imposible seguir a las restantes secciones del club.

Los horarios del fútbol femenino, haciéndolo coincidir con otras secciones, tampoco ayudan

Hay que decir en nuestra defensa que los horarios elegidos para los partidos de las féminas no ha ayudado en nada (más bien al contrario). El domingo a las 12 (el horario más habitual) nos es imposible acudir a los encuentros, tanto del Friol como del Polvorín, y la coincidencia de horarios con el equipo masculino tampoco ayuda. Sin ir más lejos, este domingo hubo que elegir entre verlas a ellas o a ellos, porque el encuentro en Friol coincidía con el inicio del de Alcorcón, pero con el temporadón que han hecho las de Josito ya no había excusa para no darles prioridad frente a los de Monteagudo (y menos mal, porque tremendo tostón de partido el de los chicos en Alcorcón).

No he tenido ocasión por lo tanto de ver otros encuentros del CD Lugo femenino, pero si se han parecido al de este domingo, sin duda ha sido una temporada muy entretenida, porque en el CD Lugo – CD Valladares de ayer, además de muy buen juego y muy buenos fundamentos técnicos, se vieron muchas ocasiones de gol por ambos bandos.

No sé tampoco si se puede extrapolar lo visto ayer en el campo en cuanto a disposición de las jugadoras, rendimiento, etc. al resto de la temporada, pero como ya he dicho, a modo de disculpa por no haber seguido al equipo el resto de la temporada, qué menos que dedicarle a nuestras jugadoras una crónica en condiciones, como las que hacíamos para los chicos de la Liga 123 cuando aún disponíamos de tiempo para ello, con el compromiso de intentar mantenerlo la próxima temporada, que se lo han ganado con creces. Vamos al asunto.

La crónica

Josito salió de partida con el siguiente 11:

Un esquema muy similar al que el aficionado estaba acostumbrado a ver sobre el Anxo Carro en años anteriores y que por ello traía ya de partida buenos recuerdos. Una disposición para mover el balón, controlarlo y hacer juego combinativo (¡¡ay, qué recuerdos cuando veíamos esto cada domingo en Lugo!!), otro motivo para pasarse con más frecuencia por el campo de A Reigosa.

Los dos equipos se midieron de igual a igual durante los primeros minutos, con Anita siendo la pesadilla de la defensa friolesa. Una pedazo de jugadora, la 7 del Valladares, que cuajó un fantástico partido, solo empañado por la manía de estar a ratos más pendiente de protestar al árbitro que del juego.

Pese a que de inicio parecía mucho más peligroso el conjunto visitante, sus delanteras recordaban a Jona o Dongou en cuanto a puntería, así que el marcador siguió sin moverse hasta que Noelia Pires aprovechó un grave fallo defensivo para anotar, sola ante la meta Albita, el 1-0.

Era el minuto 20′ y a partir de ahí, el Valladares dejó más espacios en defensa y el encuentro ganó en dinamismo y entretenimiento, con ocasiones muy claras por ambos bandos. Las más clara llegó tras un jugadón por banda izquierda que terminaría en un centro pasado de Goretti y un segundo centro de Lucía Pardo desde la derecha que finalizó en un remate de cabeza algo forzado a puerta vacía que incomprensiblemente se fue por encima del larguero:

Y de poder irse al descanso con 2-0, en el reinicio se pudo dar el caso contrario, con un trallazo de las visitantes que entre Laura Gallego y el larguero se encargaron de despejar, evitando el empate en la primera jugada de la segunda mitad.

Fuese por el susto del «casi empate» del Valladares, por la charla de Josito al descanso o por superioridad física, a partir de ahí, la segunda parte del encuentro fue un monólogo lucense. El balón era casi exclusivamente friolés y Mayra, Jessi, Marta y Lucía hacían las delicias del público por la banda derecha, con el resto de compañeras a muy buen nivel, hasta que combinaron una jugada fantástica rematada en el interior del área por Marta tras pared con Lucía Pardo. Un auténtico golazo por la elaboración de la jugada que hacía justicia a lo visto en el campo y, viendo el desempeño de ambos equipos sobre el terreno de juego, parecía sentenciar el partido.

Con 2 goles en contra, al Valladares no le quedó otro remedio más que adelantar filas y el Peluquería Mixta Friol lo aprovechó a la contra, con balones en largo que ganaban la espalda de las viguesas y hasta 5 ocasiones clarísimas de 1 contra 1 en las que ni Natalia Sánchez ni Goretti ni Noelia Pires atinaron con la portería por centímetros.

Hacia mitad de la segunda parte, Josito introdujo cambios en el equipo, dando entrada a Covi por Mayra y a Ceci por Lucía, y retrasando algo la posición de Marta. Seguíamos con el control del juego, pero el Valladares acortó distancias en un saque de esquina que remató de cabeza Hele, superando por elevación la salida de Laura.

El 2-1 no hacía justicia a lo visto en la segunda parte, al menos en cuanto a ocasiones claras, pero dio un impulso a las visitantes al tiempo que hizo recular a las de Josito, que perdieron «punch» en ataque pese a las internadas de Ceci por la derecha, y dieron sensación de nerviosismo en defensa, especialmente a balón parado.

Hubo alguna ocasión más por parte del Valladares, pero sus jugadoras siguieron sin atinar con la portería lucense, defendida en el último cuarto de hora por Aroa, dando como resultado el 2-1 final que hacía justicia a lo visto sobre el terreno de juego: un partido dominado por las locales, con multitud de ocasiones de gol y tremendamente entretenido, del que salimos, al contrario de lo que pasa en los últimos tiempos con sus homólogos masculinos, con ganas de que llegue ya el siguiente y puede que definitivo partido en A Reigosa.

El 1 por 1 de las jugadoras

Laura Gallego. Aunque no tuvo muchas ocasiones de lucirse y poco pudo hacer en el gol, dió impresión de seguridad cuando tuvo que intervenir.

Goretti. Para mí, la mejor del partido. La lateral zurda estuvo muy segura en defensa y a esto añadió varias subidas al ataque con mucho peligro, como la que generó la ocasión en el 45′ y un remate en la segunda mitad que a punto estuvo de poner la guinda a su gran partido con un gol.

Mini y Andrea Mirón. Lo pasaron bastante mal en la primera mitad con la velocidad de las delanteras del Valladares, pero en la segunda, con un mayor control del balón, estuvieron mejor. A esto, Andrea añadió alguna que otra incorporación interesante en ataque.

Jessi. Al igual que las centrales, lo pasó mal en la primera mitad, enfrentada a Anita, la mejor de las visitantes. En la segunda se transformó y fue de lo mejor del equipo, con muchas llegadas por banda y segura atrás. En el último cuarto de hora, con la entrada de Mary, cambió el lateral derecho por el interior izquierdo, donde lució menos.

Mayra. La mejor de las locales junto con Goretti. Sin duda, ese 5 a la espalda hace que las comparaciones con Pita sean inevitables y como el capitán de los chicos, impone con su presencia y distribuye muy bien el juego.

Marta. En la primera parte apenas tuvo ocasión de entrar en juego, pero sus segundos 45′ fueron un espectáculo. La jugada del segundo gol fue el mejor ejemplo de ello, una demostración de calidad técnica y combinación que resume lo que aportó al equipo en la segunda parte.

Natalia Sánchez. Al igual que Marta, hay que destacar su calidad y manejo de balón y aunque fue más regular que aquella en el conjunto los 90′, le faltó la puntería que sí tuvo su compañera para redondear un muy buen partido. Hasta en 3 ocasiones le ganó la partida la portera rival en el 1 contra 1, pero fue sin duda la que más peligro llevó a la puerta del Valladares.

Jone Bilbao. Aunque la máxima goleadora del equipo no tuvo su mejor día, supo combinar en varias ocasiones con Goretti y Marta. Seguramente empieza a pasarle factura el esfuerzo de una muy buena temporada.

Lucía Pardo. Junto con Natalia, la que creó más ocasiones de ataque. Muy regular durante la hora de juego que tuvo, cuajó un gran encuentro y fue clave su asistencia en el segundo gol, y pudo sumar varias asistencias más si hubiésemos tenido algo más de puntería.

Noelia. Sufrió en el choque con las centrales viguesas, muy físicas, pero supo resolver cuando se presentó la ocasión y fue una preocupación constante para la defensa rival, y no solo aportó lo que se le pide a una delantera centro, si no que demostró que sabe distribuir juego a sus compañeras.

Covi. Entró por Mayra en el 62′ y estuvo bien en el pivote, en la línea de su compañera.

Ceci. Ocupó el sitio de Lucía en banda derecha. Fue un estile por banda, aportando velocidad y conducción de balón.

Mary. Entró por Jone para cerrar la banda derecha cuando más apretaba el Valladares. Trabajó bien y ayudó a frenar la ofensiva viguesa.

Aroa. Josito aprovechó su último cambio (recordamos que en esta categoría se permiten 4) para rotar en la portería. En los minutos que tuvo, Aroa no estuvo muy exigida pero se mostró segura cuando tuvo que intervenir.

Lo que queda por delante

En las dos jornadas que quedan, las nuestras tienen que culminar la buena temporada. Un empate en casa en la última jornada garantiza el ascenso pase lo que pase en la próxima, ya que el duelo será contra el rival directo, el Atlético Matamá.
Una derrota o un empate del Matamá ante el Deportivo garantizaría termina entre las cuatro primeras escuadras
Sin embargo, una victoria en la próxima o una derrota o empate del Matamá ante el Deportivo (campeonas matemáticas del grupo) garantizaría terminar entre las 4 primeras escuadras y el ascenso a la nueva 1era B. Sería la culminación a una gran temporada y a un trabajo de años por parte de Geluco y su equipo. Esperemos celebrarlo con ellas.
Para finalizar, decir que no sirve de desagravio esta crónica a una temporada entera en que nos hemos dedicado en exclusiva al equipo masculino, pero esperamos que al menos sirva para dejar constancia de que somos conscientes de que no les prestamos a ellas la atención merecida.
Igual que protestamos por la falta de espacio del Lugo en los medios autonómicos y de cualquier equipo menos los dos de siempre en los generalistas, debemos aplicarnos el cuento y darle a cada equipo lo que es justo. Intentaremos enmendarnos en el futuro en la medida en que nos sea posible. 
Comparte:

Deja un comentario