ArtículosScouting

Los enviados de Tarraco a Lucus Augusti II: Tete, Valentín y Manu Barreiro

por Colaboración 7 febrero, 2019

Por Arnau Curto, redactor de Radio Ciutat Tarragona

Nunca hubo tanto comercio entre Tarragona y Lugo desde los tiempo de Tarraco y Lucus Augusti. En el mercado de invierno el trasvase de jugadores entre el Nàstic (o con pasado en el equipo) y el CD Lugo siguió, como un último servicio de Emilio Viqueira, antes de ser fulminado por Tino Saqués. Esta vez han sido dos futbolistas y Tete Morente. Ya se sabe que Viqueira lleva al extremo eso de que “más vale malo conocido que bueno por conocer”.

Tractor Manu Barreiro

Pero esta vez ha dado dónde más duele. Manu Barreiro, primer capitán del Nàstic, jugador franquicia grana y protagonista del momento más épico de la historia del club tarraconense: ese cabezazo a ras de suelo ante el UCAM, rematado in extremis. Aún me bota el corazón. Fue ahí donde empezó el idilio de Barreiro con el Nàstic, que se repetiría en otras ocasiones en la siguiente temporada, con goles importantes y algunos de bella factura, como el 1-0 ante el Osasuna en El Sadar o la chilena ante el Rayo Vallecano para certificar la permanencia en Segunda.

El pasado, pasado está. Ahora es jugador lucense. El Anxo Carro recibe a un jugador alto, tremendo en el juego aéreo, y al que si se le lanza al área una lavadora estropeada de 1983, Barreiro la rematará como sea. El problema que ha tenido en Tarragona es que esas lavadoras se pasaban de largo o se quedaban cortas. 

Sin destacar precisamente por su control y conducción del balón, “tractor” Barreiro es uno de los futbolistas doctorados en bajar balones en la zaga rival y empezar a construir la jugada de espaldas a la portería. En ese sentido puede aportar mucho al CD Lugo. Con 32 años no es que esté en su mejor forma física (ni por asomo), pero entre que cambia de aires y que “volta á terra”, Manu aún tiene mucho que decir a 100 kilómetros de su Santiago natal y a 950km del Nou Estadi donde ha sido querido pese a su falta de gol esta temporada.

Tete: ‘xente nova, leña verde’

Tete Morente es otra historia. Desde mi humilde y poco imparcial punto de vista es un jugador con potencial, pero que sigue estando muy verde para Segunda División. He escuchado muchos partidos del Nàstic por la radio, y las jugadas de Tete terminaban con esta frase del narrador: “A este chaval le sobra el último regate”. Es un extremo que conduce muy bien el balón, tiene un buen disparo (véase el golazo ante el Deportivo) y que no es especialmente lento. Esta temporada ha jugado 14 partidos de los cuales ha jugado los 90 minutos en 6 de ellos, y en casi todos se le ha notado falta de desborde. Quizá porque tal y cómo parece ser que le dijo Enrique Martín en un entrenamiento “usted no se ría tanto, que ya sabe que a mí no me gusta jugar con extremos”. Veremos cómo juega en Lugo.

Valentín, no te rompas

El último fichaje no proviene del Nàstic de Tarragona sinó del Dépor, pero aquí lo conocemos muy bien. Para definirlo usaré la táctica que hacía un profesor que tuve en la universidad. Decía “ustedes, al empezar el curso, tienen un 10. A partir de aquí, en función de su rendimiento, irán bajando puntos”. Gerard Valentín es el mejor lateral de Segunda División. A partir de ahí, comentemos. 

Valentín es rápido, es una maldita bala, tiene desborde, regate, buen centro… pero a veces se empacha de balón, y lo que es aún peor, está hecho de CRISTAL DE BOHEMIA. Es muy bueno, pero si se cae al suelo se puede romper en nada. Hacíamos broma en Tarragona sobre que en el primer partido oficial con el Lugo, Gerard se rompería. Minuto 67, “patapam”.

Comparte:

Deja un comentario