Sin categoría

El Lugo, una trituradora de directores deportivos

por Javier Folgueira Lozano 5 febrero, 2019

No por deseada (no vamos a engañar a nuestros lectores a estas alturas) ha sido menos sorpresiva la destitución de Emilio Viqueira como director deportivo del CD Lugo, pero sorpresiva por las fechas, no por el hecho en sí, que ya se venía barruntando en los foros de Lugoslavia desde noviembre y esperábamos que ocurriera antes del pasado mercado de invierno.

Era inviable que un resultado tan malo del mercado de fichajes veraniego permitiera al santiagués completar su contrato de 4 años, y más con un presidente tan escaso de paciencia como Saqués al frente del club, y es que Constantino tiene el récord entre los actuales presidentes de 2ª de más directores técnicos destituidos. Repasamos las cifras en este artículo y, de paso, echamos un vistazo al mercado de los directores deportivos.

Con Saqués al frente, han dejado el puesto por uno u otro motivo: Carlos Mouriz, Toni Otero, Emilio de Dios, Víctor Moreno y Emilio Viqueira

Como decimos, de los 22 equipos que actualmente componen la 2ª división de la LFP, es el Lugo de Tino Saqués el que más directores deportivos ha dado de baja en los últimos tiempos. Si tomamos un rango de 5 temporadas, desde la 2014/15 (última con Bouso de presidente y Mouriz en el cargo) hasta la actual, son 5 los encargados de la parcela deportiva que han pasado por las oficinas del Anxo Carro. Con Saqués al frente, han dejado el puesto por uno u otro motivo: Carlos Mouriz, Toni Otero, Emilio de Dios, Víctor Moreno y Emilio Viqueira. Todo un récord, al que solo se acerca el Córdoba, por el que han pasado también 5 directores: Pedro Cordero, Emilio Vega, Álex Gómez, Luis Oliver y Rafa Berges. Sin embargo, como este último aún continúa en el puesto, les ganamos por el escaso margen de un despido.

En la parte final de este artículo revisaremos los equipos que lideran ese “top de despidos”, pero antes de ir con las manzanas podridas del cesto, echemos un vistazo a los ejemplos a seguir.

El Numancia, un espejo inalcanzable

Si nos ponemos a repasar la lista de los modelos que son para los Lugoslavos el ejemplo a seguir, el Numancia sería el primero destacado en esa lista. Ya en agosto publicábamos un artículo en el que proponíamos al Numancia como espejo en el que mirarnos, pero cual no habrá sido nuestra sorpresa cuando preparando este artículo nos hemos encontrado con el caso de su director deportivo. Los más veteranos del lugar aún recordamos a Palacios como gran capitán de Osasuna. Ejemplo de hombre de club, César Palacios pasó 17 años en el club navarro y llegó al Numancia para permanecer en el club soriano otros 6 años. No contento con eso, tras su retirada en 2004 pasó a ocupar la dirección deportiva del club y desde entonces es el responsable de los fichajes del equipo más estable de 2ª, con el que acaba de renovar ¡¡hasta 2023!!. Si completa su contrato (cosa harto probable), serán casi dos décadas en la entidad, un sueño a día de hoy inalcanzable para el CD Lugo al paso que vamos.

Los ex jugadores, una apuesta casi segura

Aunque el caso de Palacios es paradigmático, no es el único ex futbolista que pasa a hacerse cargo de los fichajes y despidos tras su retirada. En la actualidad, hay otros dos casos en la Liga 123: Alcorcón y Almería.

En el Alcorcón, David Navarro pasó directamente del campo a los despachos y el resultado no podría ser hasta el momento más satisfactorio. Su apuesta por Cristóbal Parralo y su acierto con fichajes como Juan Muñoz han puesto a los madrileños en unos inesperados puestos de cabeza de la categoría. Aunque no llega al nivel del Numancia, el equipo propiedad del empresario Duchatelet también suele buscar la estabilidad en el puesto, por el que han pasado la mitad de personas en que en Lugo en el mismo periodo de tiempo. De 2014 a 2017 era Enrique Pérez quien dirigía las operaciones en nombre del grupo empresarial de Duchatelet, para pasar luego a manos de Miguel Ángel Baltanás y actualmente al mencionado Navarro.

Y si estable es el despacho del Alcorcón, qué decir del Almería. Alberto Benito ocupó el cargo de director deportivo durante 9 temporadas, aunque de 2014 a 2016 sus compromisos en el fútbol inglés hicieron que compaginara el puesto con Andrés Fernández, que terminaría por quedar al cargo del trabajo hasta 2017. En ese año, al igual que el Alcorcón, optó por adjudicar el puesto a un jugador que se retiraba esa misma temporada: Corona. Tras un primer año bastante apurado, parece que esta temporada el equipo está resurgiendo, también con buenas jugadas en el mercado de fichajes.

Viendo estos tres primeros casos, parece que la apuesta más segura es la de un ex jugador retirado recientemente, pero siempre hay excepciones que confirman la regla, aunque en este breve análisis no hayamos dado con ellas. ¿se os ocurre algún ex jugador del Lugo para el puesto?

Otros casos estables

No es la apuesta por gente de la casa el único ejemplo de estabilidad. Por lo general, el puesto de director deportivo no suele ser el que más rota en un club (ejem, ejem) y la mayoría de conjuntos de la Liga 123 suelen hacer apuestas a 3 o 4 años (curiosamente, los que tenía Viqueira en su contrato).

Así las cosas, entre las temporadas 2014/15 y la actual, la mayoría de clubes han tenido tan solo 2 o 3 directores deportivos en lugar de los 5 del Lugo:

  • En Málaga, Mario Husillos de 2014 a 2018, puesto del que fue destituido tras el descenso y ahora ocupa Caminero.
  • En Osasuna, también Petar Vasiljevic se mantuvo desde 2014 hasta el descenso de 2017, siendo sustituido por Braulio Vázquez hasta la fecha.
  • Incluso el Deportivo, pese a los malos tiempos de los últimos años, ha mantenido a Richard Barral en el puesto hasta esta temporada, en la que ha puesto en el cargo a Carmelo del Pozo.
  • Un Carmelo del Pozo que también estuvo en otro de los equipos más estables, el Oviedo, hasta 2015. Desde entonces, solo otro nombre ha ocupado el puesto: Ángel Martín González.
  • Y siguiendo con el “intercambio de cromos”, el propio Ángel Martín González ocupó el mismo puesto en el Zaragoza hasta 2016, cediendo el sitio a Narciso Juliá y en la actualidad a un Lalo Arantegui que está siendo también muy discutido.
  • Aunque el colmo del intercambio es quizás el caso de Nico Rodríguez. este director deportivo dirigió los designios del Sporting en las temporadas 2014/15 y 2015/16 en primera división, siendo cesado tras el descenso en favor de Torrecilla y pasando al Albacete tras la llegada de Víctor Moreno al Lugo. Pese a no cuajar una buena temporada en tierras manchegas, llamó la atención del Getafe , en el que está realizando una gran campaña este año, ocupando al tiempo su puesto en Albacete el ex del Getafe Mauro Pérez, quien probablemente esté siendo el director deportivo más destacado de la temporada en curso.

En general, todos estos equipos se mantienen con mayor o menos éxito en la zona templada de la tabla, por lo que o bien la estabilidad deportiva trae estabilidad en los despachos o viceversa, quién sabe. Imagino que dependerá del o que pase por la cabeza de cada presidente.

Para cerrar este apartado de equipos estables, dejamos a los que mejor representan el modelo de continuidad en el trabajo de fichajes y ventas que nos gustaría ver en Lugo:

  • En Las Palmas, el siempre discutidísimo Toni Cruz se ha mantenido contra viento y marea, pese a sus discusiones con directiva, entrenadores (véanse el caso de Márquez) y medios. Se destacó por su apuesta por la cantera y, en su momento, por Quique Setién, aunque finalmente no llegaran a un acuerdo para su renovación.
  • El Reus ha mantenido en el puesto las últimas 6 temporadas a Sergi Parés, que dejará el club obligado por su eliminación de la competición. Falta saber qué parte de culpa tiene en la gestión económica del club, aunque la mayoría de miradas apuntan en ese sentido al máximo accionista Joan Oliver y no a la dirección deportiva, que demostró estos años buen criterio en la selección de jugadores.
  • El Tenerife es otro ejemplo, manteniendo a Alfonso Serrano en el puesto 5 temporadas hasta la llegada en la actual de Víctor Moreno. Buena selección también de fichajes y apuesta continuista por los entrenadores, con solo 3 en esas 5 temporadas: Raúl Agné, Josep Lluis Martí y Joseba Etxeberría.

Sin duda, los ex directores deportivos de estos últimos 3 equipos son nombres que en mi opinión encajarían con un proyecto a largo plazo para el Lugo, si la directiva tuviese la paciencia necesaria y los medios económicos que lo permitieran.

Los reyes de la inestabilidad

Sin duda, en el ránking de los puestos de mayor riesgo para dirigentes deportivos, el Lugo y el Córdoba se llevan la palma, con una permanencia promedio que no alcanza ni una temporada.

No son los únicos equipos en los que el asiento del encargado de los fichajes no llega ni a calentarse por la frecuencia con que cambia de usuario y llama la atención que en algunos de los equipos más inestables hay un apellido que se repite recurrentemente: Cordero.

Los hermanos Cordero, que actualmente se dedican a las tareas de gestión en los despachos, han pasado en distintos momentos por los puestos más movidos de la categoría. Estos tres hermanos, Pedro, Jorge y Juan Carlos, aparecen frecuentemente en los medios relacionados de una u otra forma con el ubicuo Quique Pina y precisamente los clubes con los que se han relacionado suelen ser de los que menos estabilidad presentan.

Además de Pedro en el Córdoba (y actualmente en el Murcia en 2ªB), Jorge y Juan Carlos Cordero han alternado el puesto de director deportivo en el Cádiz hasta que recientemente las diferencias entre la propiedad del club y Quique Pina en el tema de fichajes han precipitado la destitución del responsable deportivo y la llegada al puesto de Óscar Arias Suárez, pero también aparece el apellido Cordero si revisamos el historial del Granada, otro ejemplo de inestabilidad en el que Juan Carlos ocupó el puesto hasta la 2015/16, para ser sustituido por Javier Torralbo (relacionado con Media Base Sports, la empresa de Pere Guardiola, el hermano de Pep), al que seguiría Manuel Salvador y actualmente Antonio Cordón, también relacionado con otra empresa de gestión deportiva, en este caso el Grupo Hope. Y es que las empresas de gestión parecen terreno abonado para el pago de despidos y la inestabilidad, tanto en los despachos como en lo deportivo, y si no, sólo hay que ver el historial en los últimos años de los mencionados Córdoba, Cádiz y Granada, con más subidas y bajadas que una montaña rusa, y del último de los equipos de los Cordero, el Elche.

El conjunto ilicitano también cambia de ejecutivos en los despachos como de camiseta: Ramón Planes (2015/16), José Luis Molina (2016/17) y finalmente Jorge Cordero, desde el 2017 a la actualidad, han ocupado el puesto.

Y, por cierto, otro nombre recurrente entre los clubes de 2ª es el de la citada Media Base Sports de Pere Guardiola, que ademas de en el Granada aparece en el Rayo Majadahonda, otro equipo con mucho movimiento en los despachos por el que han pasado José Luis Hernández, José María Movilla y Antonio Ruiz Vilches en las últimas 3 temporadas, habiendo tenido influencia directa en la sustitución de Movilla por Vilches debido a discrepancias en cuanto al cambio de entrenador.

Visto esto, sin duda, hay que aconsejar a Tino Saqués que olvide a las “empresas de gestión deportiva” si quiere estabilizar el club, porque sin duda dichas empresas lo único que garantizan es emoción, pero de la mala en la misma medida que la buena (o más).

Cabe decir que curiosamente la apuesta por Viqueira, pese a estar directamente relacionada con una empresa como Promoesport, no venía con ese marchamo de inestabilidad, ya que Emilio se mantuvo 5 temporadas al frente del Nàstic, pero lo cierto es que los altibajos en lo deportivo también fueron constantes, con ascensos desde 2ªB, promoción de ascenso a 1ª y finalmente el batacazo de los 2 últimos años de Viqueira y el actual, en el que cierran la tabla clasificatoria ahora bajo la batuta de Arnal Llibert.

Sin duda, unos antecedentes en conjunto que harían desconfiar a cualquier seguidor del Lugo de otra apuesta por este modelo “moderno” de gestión futbolística.

Comparte:

Deja un comentario