Firma InvitadaScouting

Jaime Romero, calidad sin ambición

por Colaboración 18 enero, 2018

Por Toni Cruz, locutor en Cope Córdoba y colaborador de ABC Córdoba

El Estado podría plantearse a corto plazo un nuevo trazado de autopista que uniera Córdoba y Lugo. La Autopista del Salmorejo con cachelos, podría llamarse (dando ideas). Jaime Romero es el sexto jugador que tras haber corrido en El Arcángel lo hará en el Anxo Carro esta temporada. Aunque, en verdad, correr lo que se dice correr… Jaime no lo ha hecho mucho.

No os voy a engañar: Jaime Romero ha sido el peor de los muchos malos fichajes que se han hecho por estos lares este verano. Costó 500.000 euros –bueno, eso dijo Osasuna, porque desde el Córdoba se contó en un principio que vino gratis- y su aportación al equipo ha sido muy escasa.

Su representante es Joaquín Vigueras, el mismo de Josema, Jona, Sergi Guardiola y Pinillos. Se ve que tras fallar –al menos en primera instancia- con la solicitud de cesión de Josema ha logrado que sea Jaime quien vaya para Lugo.

Fracasó, como lo hizo en todos y cada uno de los 17 encuentros en los que ha tenido minutos entre Liga y Copa.

Ya en pretemporada empezó a demostrar Jaime su idiosincrasia. Es un jugador al que las lesiones le han marcado y que la más mínima molestia la hace tiritar. Ante el Almería sufrió un esguince en el ligamento lateral interno de la rodilla izquierda que no le impidió una sorprendente reaparición en la segunda parte del partido de presentación ante el Betis –probablemente su mejor encuentro como cordobesista-. Por cierto, en Lugo tampoco pudo jugar… por lesión.

A pesar de que Javi Galán había aportado muchísimo más en todos los partidos disputados en verano como interior zurdo, Luis Carrión colocó a Jaime en el estreno ante el Cádiz para darle un voto de confianza ante el rol de estrella que debía asumir en este Córdoba 17-18. Fracasó, como lo hizo en todos y cada uno de los 17 encuentros en los que ha tenido minutos entre Liga y Copa (solo cuatro de ellos completos). Curiosamente sus partidos más aseados fueron ante sus ex Albacete, Zaragoza y Osasuna.

Es un jugador que puede actuar en ambos costados y que, de hecho, funciona mejor partiendo desde la derecha porque posee –teóricamente, porque aquí no ha colado ningún gol- un potente chut con la izquierda.

No obstante, técnicos y compañeros de vestuario no pueden negar la calidad de su zurda. Es un jugador que puede actuar en ambos costados y que, de hecho, funciona mejor partiendo desde la derecha porque posee –teóricamente, porque aquí no ha colado ningún gol- un potente chut con la izquierda. Regateando en carrera es –o al menos lo fue en sus dos temporadas buenas: en Albacete y Zaragoza- peligroso. Eso sí, no le pidáis que defienda porque su aportación en ese concepto es prácticamente nula.

En todo caso, su principal defecto probablemente esté en su carácter competitivo. O, más bien, en la ausencia de éste. Es el clásico jugador que puede funcionar sin la responsabilidad de una mala situación colectiva o cuando el viento sopla favorablemente. Si Francisco y sus nuevos compañeros de vestuario son capaces de catalizar su calidad en beneficio del colectivo quién sabe si resulta un gran refuerzo invernal.

Y, claro, como hay una cláusula parece ser que os obligaría a quedároslo en propiedad si subís pagando un dinerete… más motivos –si cabe- para desearle a él y al Lugo toda la suerte del mundo en la segunda vuelta.

Comparte:

Deja un comentario