ActualidadArtículosScouting

El Mallorca, otro grande venido a menos

por Javier Folgueira Lozano 11 marzo, 2017
Tiempo de lectura: 3 minutos

El CD Lugo se enfrenta mañana de nuevo a un equipo en zona de descenso que, al igual que el rival del pasado domingo, resulta extraño encontrar en estos puestos tanto por plantilla como por presupuesto, si bien en este caso el RCD Mallorca tiene para su desgracia mayor experiencia en estas lides que el Almería, al ser su cuarta temporada consecutiva coqueteando con los puestos bajos de la tabla (las cuatro que lleva en 2ª división desde su último descenso en la 2012/2013).

Los jugadores del Mallorca celebran un gol de Lago Junior ante el Rayo Vallecano

La necesidad de puntuar ha llevado a su técnico Javier Olaizola a variar el esquema de juego en las últimas jornadas, alternando un 5-3-2 más conservador fuera de casa con un 4-2-3-1 algo más abierto en Son Moix. Resulta difícil aventurar cuál de los dos esquemas será el elegido por el técnico vasco, ya que el sistema con cinco defensas dio un resultado aceptable en la visita al UCAM la pasada jornada, en la que una polémica decisión arbitral influyó en que los baleares no regresaran con los tres puntos a las islas. Además, las dificultades del Lugo ante equipos con tendencia a “plantar el autobús” y salir al contrataque (véase los recientes marcadores antes Nástic y Almería) pueden ser una tentación para que el ex lateral derecho del Mallorca opte por una alineación ultradefensiva, pero los riesgos que esto conllevaría dada la habitual tendencia del equipo a encajar goles (lo ha hecho en 19 de las 28 jornadas que llevamos de liga, solo dos menos que el CD Lugo) y el encontrarse ante su público hace pensar que la opción elegida probablemente sea la siguiente:

Las principales dudas en esta alineación serían ambos laterales, ya que Campabadal podría recuperar su posición en el derecho en caso de recuperarse de las molestias que le han hecho entrenar a menor ritmo esta semana, mientras que en el izquierdo la duda está entre el gallego cedido por el Manchester City Angeliño, habitual en las últimas jornadas y el también gallego cedido en este caso por el Deportivo Saúl García.

Precisamente las bandas del RCD Mallorca parecer ser uno de los quebraderos de cabeza defensivamente hablando, además de tratarse de un equipo que no juega con extremos puros ya que esta función acostumbran a cubrirla Brandon y Lago Junior cayendo constantemente a ambas banda, por lo que será clave la aportación ofensiva que puedan tener los extremo lucenses en ataque. Esperemos por lo tanto que tanto Iriome y Calavera como Vico y Manu o Leuko sean capaces de surtir de centros a Caballero, que recuperará esta semana la titularidad ante la baja por sanción del “pichichi” Joselu.

Esa debilidad de los isleños en los laterales del campo se compensa por el contrario con una gran fortaleza en el centro del campo, con los exdeportivistas Juan Domínguez y Culio como principales baluartes. El de Pontedeume, si bien no dio su mejor cara en el partido de ida en el Anxo Carro, ha crecido notablemente desde entonces, siendo con diferencia el principal referente del equipo. Si el medio centro está fino, el equipo funciona, por lo que será clave pararlo. Por su parte, Culio representa un peligro añadido por su gran golpeo a balón parado además del gran manejo de ese “otro fútbol” al que se juega sin balón y que tanta rentabilidad suele proporcionar a los rivales de los lucenses.

En ataque, el principal peligro para el Lugo lo presentará Brandon, jugador con una excelente llegada y olfato de gol y que está rallando esta temporada a un nivel muy superior al de sus compañeros en la ofensiva mallorquinista, siendo duda si será Lago Junior o Lekic quien le acompañará en este encuentro.

Finalmente, indicar que habrá que prestar una especial atención al balón parado, ya que es la fuente de goles tanto a favor como en contra de los mallorquines. Será clave por tanto no conceder este tipo de jugadas y, de nuevo, la vigilancia sobre Brandon en las prolongaciones y segundas jugadas, a las que suele sacar gran rentabilidad.

Lo mejor: Juan Domínguez y Culio en el medio campo, el central Héctor Yuste y Brandon Thomas.

Lo peor: la fragilidad de las bandas y la portería y los acompañantes de Domínguez y Culio.

Foto: LaLiga.

Comparte:

Deja un comentario