Artículos

Lugo el destripador

por Denís Iglesias 17 septiembre, 2016

Hay victorias que dignifican. Triunfos que suturan. Y después hay conquistas que sirven de ejemplo, como la ejecutada por el Lugo en Elche, donde dejó sin corazón al equipo rival. El equipo de Luis César saboreó tres goles, prolongó la racha de imbatibilidad hasta cinco partidos y evolucionó su nombre a domicilio. El equipo rojiblanco campeó en la zona ofensiva como hasta siempre y tiró de desfibrilador para evitar las angustias defensivas ante un equipo visitante densortado, alejado de la versión que le había permitido sacar bazas ganadoras hasta el momento.

Fue el mejor partido del Lugo en conjunto y prácticamente la obra más precisa a domicilio desde su regreso a Segunda División. Desde el inicio se sintió un flujo de ocasiones rojiblancas. Cada vez más potente, en forma de triangulaciones, de desvíos hacias las bandas y de lanzamientos envenenados como el que dio origen al gol inicial, que nació en las botas de un inconmensurable Pedraza, capaz de ganarle la espalda a Correa -que había sonado para el Lugo este verano- y elaborar un centro-chut que Pelegrín desvió al fondo de su meta.

Pedraza se ha hecho imprescindible como ningún otro novato en el equipo amurallado. Tiene callo en el pie con apenas 20 años. Ha tenido el interés y el valor de ser un extremo desactualizado, de los que ponen la directa ante cualquier marca. Una vieja escuela para un joven residente que va camino de ser uno de los grandes jugadores de Segunda en esta temporada.

Campillo y Joselu para una ‘troika’ letal

En la delantera del Lugo ha surgido una hibridación de talento y esfuerzo que se asienta en otros dos pilares. Por un lado, un Campillo cañonero, antagónico a su versión de la pasada temporada que pasea la pierna en cada jugada. Y por delante, un secundario que ya es presidente del área: Joselu, operario de lo suyo, de un deporte de figurines donde él es paleta. Caballero es una sombra que aparecerá con la fuerza que obren sus piernas, pero nunca va a ser una gloria añorada.

Cerca de la media hora, Lolo y García Noblejas se dieron un golpe tremebundo. Con sangre a borbotones y que acabó con los dos jugadores destartalados. Un incidente fraternal que evidencia el infortunio del equipo de Toril, al que el Lugo destripó en cada jugada. Supo el bando visitante abrir las cicatrices de este golpe para reprimir más si cabe a un Elche banal. Los silbidos impacientes del Martínez Valero fueron el preludio del gol del Campillo desatado. El que se pone la capucha y lanza un cóctel raso para determinar el partido. El madrileño es una intensa revolución en este inicio liguero. Sigue sin dar el todo por el todo en defensa pero su melodía atacante lo compensa todo.

Con el 0-2 al descanso la vida parecía despejada para el Lugo. Eso afirmaba el locutor, ignorando que detrás del Lugo de la primera parte hay un equipo que indulta al rival en las segundas mitades. Esta vez Luis César guardó el cemento y sacó la masilla. Movió las fichas hombre por hombre, como si manejara un enjambre. Mantuvo a las reinas y sacó a las obreras. Una obtuvo premio. Igor Martínez anotó el tercero tras un saque de esquina impecable de Campillo que impactó en el larguero. El hoy suplente puso la cabeza para poner la guinda a un partido de caviar. Un tanto redentor en un día en el que Iriome demostró ser el jerarca de su banda.

El Lugo blindó así tres puntos que relampaguean en una clasificación ajustada. Apresados los errores defensivos, el dream teen lucense vive en una nueva realidad alejada de las sorpresas de última hora. La resaca feliz durará tan sólo hasta el martes, día de la visita del Real Valladolid de ex aliados como Sergio Marcos y enemigos sempiternos como Isaac Becerra. Día para tener las buenas costumbres adquiridas en Elche.

Ficha técnica:

Elche: Juan Carlos; Correa, Josete, Pelegrín, Noblejas (Luis Pérez, min. 30); Pedro (Leomar, min. 73), Lolo (Hervías, min. 56), Matilla, Álex Fernández; Nino y Guillermo.

Lugo: José Juan; Calavera, Miquel, Carlos Hernández, Manu; Seoane, Pita; Iriome (Igor Martínez, min. 71), Campillo (Sergio Gil, min. 85), Pedraza (Brayan Perea, min.79); Joselu.

Marcador: 0-1, min. 16: Pelegrín p.p; 0-2, min. 34: Campillo; y 0-3, min. 80, Igor Martinez.

Árbitro: Alberola Rojas (Castellano-Manchego). Amonestó al local Matilla y a los visitantes Carlos Hernández y Calavera.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la quinta jornada de la Liga 123 disputado en el estadio Martínez Valero ante unos 8.030 espectadores.

Comparte:

Deja un comentario