Actualidad

El Lugo tumba al Celta a balón parado

por Denís Iglesias 16 julio, 2016
Tiempo de lectura: 4 minutos

Estreno victorioso del nuevo Lugo de Luis César Sampedro, que debutó en pretemporada con victoria ante el Celta [1-2], equipo de Europa League. El equipo rojiblanco cumplió ante un equipo más rodado, pero carente de contundencia en las jugadas de estrategia, a través de las que consiguió una victoria moral y táctica. El conjunto vigués no supo defender la ventaja inicial que obtuvo por medio del juvenil Brais Méndez y sucumbió en la segunda frente a una escuadra liderada por Seoane y Carlos Pita, goleador en la cálida tarde viguesa junto al recién incorporado Ignasi Miquel.

Y es que no era un trámite inicial fácil. El Lugo arrancaba como las súperestrellas, sin teloneros, sin un sparring frente al que sacar los dientes. Contra un Celta deseoso de empezar la temporada para volver al redil europeo del que fue expulsada ya hace nueve años. Para Luis César el inicio era incómodo. Lo último que quiere un entrenador debutante es que le pinten la cara nada más empezar. Porque la paciencia del aficionado es la que es, incluso a estas alturas. Está deseoso de volver a ver rodar el balón, por lo que cualquier excusatorio valía de poco…

Apuesta por los jóvenes

El primer once del Lugo 2016/2017 estuvo marcado por la juventud de sus integrantes. El técnico de Vilagarcía quiso ver en acción a los retornados Leuko, Pedrosa o Mario Barco. El lateral camerunés cumplió con creces durante todo el tiempo que estuvo en el campo. Bongonda hizo aguas ante él en la primera parte. Pedrosa se mostró bastante activo, a diferencia de Barco, que abandonó el campo al cuarto de hora con molestias físicas y con un ataque de asma. No tuvo un dulce reestreno el ariete de Estella.

El Lugo tuvo que hacer frente al rápido mazazo inicial del Celta, que mostró su mejor cara en la primera mitad. Salió más concentrado y dio por medio del canterano Brais Méndez un golpe sobre la mesa. Sólo habían transcurrido tres minutos de juego cuando el avanzado sacó pecho con un ajustado disparo, que se coló por el palo derecho de la portería defedida por Roberto. Una meta que se conoce al dedillo, la de Barreiro, donde disputa los partidos el filial del Celta, del que aspira a ser una pieza fundamental esta temporada.

 El equipo lucense se trastabilló en la elaboración del juego en la primera mitad. Sólo el corazón de Seoane le permitió adelantar filas. Experimentó por las bandas con un corretón Duque, juvenil pero con arrojo de pureta, que se animó a hacer varias incursiones por el flanco derecho. Supo manejar mejor el tempo del partido Berizzo, virtud que le duró un sólo tiempo. En el segundo acto, con la entrada de jugadores como Pita, el equipo de la ciudad amurallada prosperó en el ámbito posicional. Fue más cabal en los pases, y sobre todo, mostró ganas de rasear y entrar en la lucha cuerpo a cuerpo. El dúo eterno que conforman el coruñés con Seoane volvió a ser de capital importancia.

Más cabeza

El tanto de la igualada llegó a balón parado, donde Luis César espera tener una de sus bazas con jugadores como Ignasi Miquel. La torre catalana se levantó sobre la zaga celeste para anotar el primer tanto del Lugo en esta pretemporada. El gol renovó los ánimos de un equipo que ganó enteros con la salida de jugadores como Yelko Pino, en la que fue su primera aparición como jugador del Lugo. El mediapunta apuntó las líneas magistrales de su juego, con un constante ir y venir, recibir y distribuir, acciones que pueden mejorar el juego del club lucense.

En el bando contrario, Álvaro Lemos se reencontró con los que fueron sus compañeros la pasada temporada. Entró en la peor fase de juego de un Celta que sufrió sin titulares. Notó las ausencias de puntales como Orellana, Marcelo Díaz o Guidetti, que todavía no se han incorporado a la pretemporada. Con todo, Berizzo afronta una temporada con tres competiciones en la que deberá apoyarse en secundarios.

pizarra(1)

Así formó de inicio y terminó el partido ante el Celta el CD Lugo.

El argentino se preocupó por motivar una y otra vez a sus jugadores. “Venga, dale otra vez, que antes casi marcaste”, fue su coletilla en un partido en el que Luis César se dedicó a corregir una y otra vez las posiciones de sus jugadores. No pudo contar con Caballero (deseado por varios equipos), su ariete referencia, por culpa de unas molestias en el pubis, una dolencia que ya le mantuvo fuera varios partidos durante la pasada temporada.

El Lugo dominó mejor los espacios que un Celta ahogado en sus fallos en el último pase. La mejor muestra de la disolución celeste en el último tramo del partido se plasmó en una ocasión de Keko, que falló sólo ante Rubén, al picar en exceso un balón después de una magistral asistencia de Pita, siempre con el paso moderado pero con una exquisita visión de juego. Suyo fue el tanto que le permitió al Lugo llevarse el torneo que conmemora el 90 aniversario del histórico Gran Peña. Otro zarpazo a balón parado, con etiqueta de matagigantes, que llegó después de una frustrada ocasión de Asier, otro canterano que demostró, como el resto de sus compañeros, que luchará por hacerse con un puesto en la primera plantilla para seguir el legado de Iago Díaz.

Ficha técnica

Celta de Vigo: Sergio; Hugo Mallo, Cabral, David Costas, Planas; Wass, Pape, Brais Ménrez, Bongonda; Drazic e Iago Aspas. También jugaron: Rubén Blanco (PS), Álvaro Lemos, Diego Alende, Gómez, Jonny, Ledes, Borja Fernández, Naranjo, Pedro Martín y Borja Iglesias.

CD Lugo: Roberto; Leuko, Djaló, Carlos Hernández, Manu; Igor Martínez, Seoane, Campillo; Mario Barco, Pedrosa y Duque. También jugaron José Juan (PS), Yelko Pino, Pita, Asier, Pedro, Joselu, Dealbert e Ignasi Miquel.

Marcador: 1-0, min.3: Brais Méndez; 1-1, min.63: Ignasi Miquel; 1-2, min.84: Pita.

Árbitro: Rubén Extremadura (Vigo)

Incidencias: partido disputado en el Campo Municipal de Barreiro. Disputa del Trofeo 90 Aniversario del Gran Peña. 1.200 espectadores. Se guardó un minuto de silencio por las víctimas del atentando de Niza.

Comparte:

Deja un comentario