Artículos

Gloria al míster

por Ramón Rivas 28 septiembre, 2015
Tiempo de lectura: 3 minutos

Una de mis mayores aficiones siempre ha sido escuchar las ruedas de prensa de los entrenadores. Si bien es cierto que cuando aparece la típica noticia en el periódico con el titular de siempre da la sensación de que cada respuesta es una concatenación de topicazos, hay técnicos que se dignan a dar respuestas elaboradas a los periodistas que en algunas ocasiones nos ayudan a comprender muchas de las cuestiones que nos planteamos durante el partido inmediatamente anterior. A diferencia de la mayoría de jugadores, que en cada entrevista lo único que hacen es soltar obviedades para dar una imagen lo más neutral posible, el perfil de los entrenadores suele ser más sosegado y analítico, lo cual sin duda es un motivo de celebración. Digo esto, queridos amigos, porque cada conferencia de prensa de Luis Milla es oro.

En primer lugar, hay un aspecto importante que me gustaría comentar. Somos uno de los clubes más humildes de la categoría, hemos fichado a jugadores con los que hace dos meses ni soñábamos, todavía no hemos perdido en lo que va de liga, conseguimos alguna victoria de prestigio como el 1-0 frente al Almería y estamos sextos en la clasificación, a tres puntos del liderato. Desde mi punto de vista, es inaceptable que el pasado sábado se escuchara algún pito al equipo en el Anxo Carro. INACEPTABLE.

Ya en un plano estrictamente futbolístico, Milla desgranó las razones por las que el equipo no entró demasiado bien en el partido. Sorprendidos por la presión tan alta e intensa del rival, con la que seguramente no contaban, los rojiblancos no supieron calmar los ánimos a partir del balón, y fruto de esas imprecisiones llegó la primera ocasión de Ángel, la cual solventó un José Juan inconmensurable durante los 90 minutos. Con respecto a esa posición tan centrada de Igor, sorprendente porque el ex del Mirandés venía actuando más escorado y porque Manu tampoco es un lateral de muy largo recorrido, el técnico explicó que lo que pretendía era añadir otro hombre más en el centro para dominar el encuentro en esa zona, pero que tanto Leganés como Zaragoza los tenían bien estudiados y les presentaron muchas dificultades a los centrocampistas para desarrollar el juego con soltura.

En la segunda parte, sin embargo, el panorama empezó a cambiar. El Lugo fue poco a poco haciéndose dueño de la situación, y en este aspecto fue clave Jonathan Pereira. Milla aclaró que el ex del Villarreal lleva pocas sesiones de entrenamiento, y que para él era más adecuado entrar en la segunda mitad, cuando el tono físico del partido empezase a disminuir. Además, con la sustitución buscó una reacción positiva en el público (la cual encontró) e incluso comentó que el Zaragoza, con la sola presencia del vigués en el campo, se volvió un poco más timorato y ya no se lanzó tan arriba a morder a los locales.

Por último, expuso las razones que le llevaron a decantarse por Ferreiro y David López como cambios, dejando sin minutos a Campillo, que venía siendo habitual. En caso del extremo, el turolense aclaró que, tras el cambio de lateral que se produjo en el conjunto maño, introduciendo a Abraham (zurdo) en el lateral derecho, era necesario meter un futbolista rápido, hábil y directo que tuviera posibilidad de encarar una y otra vez al ex jugador del Éibar. En cuanto a David López, comentó que Pita había sufrido un problema físico, y que el riojano tenía ese perfil de mediocentro más retrasado que Campillo, con capacidad técnica para circular pero también con la inteligencia posicional para taponar líneas de pase centrales. De hecho, concluyó que David López es un futbolista realmente inteligente, y que comprende muy bien tanto las instrucciones del entrenador como lo que necesita el equipo en cada momento.

Por último, y tras dejar patente la cantidad de aspectos interesantes que se pueden extraer de una rueda de prensa, me gustaría animar a todo el que lea esto a disfrutar. Con el máximo agradecimiento posible a Quique Setién, sin duda el mejor técnico que ha tenido este club y que nos ha llevado a nuestra mejor situación histórica, creo que es el momento de olvidarnos de las comparaciones. Pensar sólo en positivo y como decía, disfrutar de la buena marcha del equipo y de un técnico que a mi juicio es una joya, porque es probable que en poco tiempo nos abandone en busca de metas más ambiciosas, las que sin duda está capacitado para alcanzar.

Comparte:

Deja un comentario