Artículos

El Rata

por Xabier Piñeiro Neira 16 septiembre, 2015
Tiempo de lectura: 3 minutos

Por fin se cierra uno de los muchos culebrones que han rodeado al CD Lugo este verano, con erótico resultado. El proyecto Saqués-Otero ya tiene el lacito que le faltaba para presentarse como un regalo a la afición, con la confirmación del fichaje de Jonathan Pereira tras su desvinculación con el Villareal a escasas horas del cierre del mercado de fichajes.

Una vez oficializada esta contratación, toca hacer balance de los pros y los contras que puede tener la llegada de Johny al Ángel Carro mientras en los juzgados y los despachos se siguen jugando partidos que no son de nuestra liga. Vamos a ello:

PROS

  • Sin duda el principal valor a favor de este fichaje es la más que demostrada calidad de Jonathan. Regate, técnica, electricidad y sobre todo, gol. Un jugador que ha sido importante en casi todos los equipos en los que ha estado y, que si todo va bien, debería ser la estrella del nuevo Lugo.
  • A sus 28 años Pereira ya atesora la suficiente experiencia como para aportarla a un grupo joven como el nuestro, donde los Sergio Marcos, Campillo, Joselu o Israel Puerto se beneficiarán de la llegada de un jugador curtido en Primera y Segunda División, así como en competiciones europeas.
  • Si algo le faltó al Lugo en los últimos años fue el gol. Se quedaron demasiados puntos por el camino mientras jugábamos mucho mejor que el rival pero no materializábamos las ocasiones. Este año con Pablo Caballero y Jonathan Pereira, el gol debería estar asegurado.
  • Un jugador de este perfil debería ser una bendición para Luis Milla, ya que aporta polivalencia y una serie de variantes tácticas que pueden decidir partidos. Si de algo adolecía el Lugo de Setién era de “planes B” cuando los partidos se ponían cuesta arriba. El vigués puede jugar de segundo delantero con una referencia por delante como Caballero para abrirle espacios y pelearse con los defensas, puede jugar pegado a una banda trazando diagonales y desbordando o jugar como punta único liberando a los centrocampistas para desarrollar un juego de toque y superioridad en la línea de ¾. Un auténtico comodín.
  • A veces nos olvidamos de que en el fútbol existen elementos intangibles, más allá del césped y el balón, igual o más importantes que el propio fútbol. Conseguir este fichaje de renombre crea en la afición una ilusión renovada y nos hace poner los ojos en cotas más altas que conseguir la permanencia. Seguramente cuando en San Froilán se presente la nueva camiseta del club, en la tienda oficial se pedirán muchas con el nombre de Jonathan Pereira.

CONTRAS

  • Estamos a 16 de Septiembre. Eso es algo que no podemos obviar. Fichar a un jugador a estas alturas de la temporada conlleva un periodo de adaptación a una nueva plantilla y a unos nuevos esquemas de juego, así como una puesta a punto física.
  • En los últimos años se le ha puesto una etiqueta de irregular que debería sacarse de encima en Lugo con minutos e importancia en los resultados del equipo. No fue la estrella que esperaba el Betis, en el Rayo se deshicieron de él a mitad de temporada y en Valladolid tampoco acabó de cuajar. Esperamos que en Lugo vuelva a ser ese jugador que deslumbró en Ferrol, Santander y Villareal.
  • A falta de datos oficiales sobre el sueldo del jugador, puede que el desembolso que tiene que hacer el Lugo para traer a un jugador de este calibre no corresponda con su rendimiento sobre el campo. El actual Lugo se asentó sobre unos cimientos en los que todos los jugadores cobraban sueldos similares y con contratos por temporada. Esperemos que no se repita un caso como el de Ernesto.

Puestos en una balanza los pros y los contras será el fútbol quién dicte sentencia. Os recordamos que la presentación de Jonathan Pereira será el Jueves 17 de Septiembre, a las 20:00 en el Ángel Carro.

Comparte:

1 Comment

Deja un comentario