Artículos

Carta a Iago Díaz

por Denís Iglesias 9 septiembre, 2015

Querido Iago:

Empezaría preguntándote cómo estás, pero gracias a que en trabajo tengo Canal + Liga 2 puedo comprobarlo por mí mismo. Bueno, sólo sé de tus andanzas en los terrenos de juego, que son las que no deben importar. ¡Quién lo diría, tú en Almería (menudo pareado)! Muchos pensábamos que no ibas a salir de Lugo en la vida. Que ibas a ser uno de esos one club-men como Paolo Maldini en el Milan o Jamie Carragher en el Liverpool. Pero eso ha pasado de moda. O acabas en Qatar o buscándote la vida más allá de donde diste tus primeros golpes a un balón.

Tu marcha fue una pena. A todos nos hacía ilusión que un jugador formado en la cantera se convirtiera en uno de los emblemas del equipo. Y más conociendo el fútbol base de la ciudad, abandonado y poco considerado. Los cambios que sufrió la entidad la pasada temporada sacudieron los cimientos de la misma, y entre estos te hallabas tú. Has escogido un buen destino. El Almería es un equipo recién descendido que desde luego será uno de los candidatos del ascenso a Primera. Según Transfermarkt ya tienes un contrato profesional con todas las de la ley y vales ¡500.000 euros! Podemos considerarlo un paso adelante.

Todavía recuerdo cuando algún medio te colocaba en la órbita del Barcelona. Entre tú y yo, me parecía un poco exagerado. No quiero decir que si hubieras ingresado en la Masía no hubieras tenido posibilidades de engrosar el banquillo del Camp Nou, pero el salto semejaba un poco grande. La irregularidad te ha perseguido en ocasiones. Tú carnet pone que has nacido en la Ciudad Condal así que la teoría cobraba un ápice de sentido. Coincidencias geográficas, supongo.

La vida da muchas vueltas y el ‘23’ sigue teniendo un espacio reservado en el club, mas creo que de ti depende llevar el nombre de Lugo en Primera como hace Trashorras en el Rayo. Creo que Sergi Barjuan será un buen maestro del que podrás aprender. No es el típico futbolista engolado al que se le regala un banquillo por los minutos de los que ha disfrutado en el campo. Tuvo la suerte de estar bajo la batuta Johan Cruyff y hasta del mítico Bobby Robson, para mí uno de los grandes últimos técnicos. Por ahora el Correcaminos ha confiado en ti la banda izquierda del ataque almeriense. Has jugado todo lo que se podía y con bastante acierto. Tus dos goles de la primera jornada no me sorprendieron. Aquí destacaste por varias cosas, entre ellas por la pegada, por lo menos en comparación con tus competidores. El año pasado anotaste cuatro tantos, uno más que Aganzo y sólo uno menos que Luis Fernández, dos jugadores que en teoria venían a romper las mallas rivales. El propio Almería vio como le marcabas en 2013.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=iUahAS7QVPo]

Tiene mérito si tenemos en cuenta que en la 2014/15 perdiste presencia y minutos. Partías como una de los revulsivos y a veces te pasabas de revoluciones. Oye, que mejor eso de salirse por la banda rival que no quedarse a ver si te la dan y la metes para anotarte un momento de gloria a costa del resto. Algunos decían que corrías como un pollo sin cabeza otros que eras el único que siempre lo daba todo. En esto del fútbol cada uno se pone las gafas de cerca o de lejos según le parece. Sabemos que Quique Setién tenía alguna manía como la de traer los cambios hechos de casa en algunos partidos. Tardaba la vida en ejecutarlos y no siempre cuadraban con el guion del partido. Eso sí, el cántabro siempre te vio con buenos ojos y fuiste el único canterano que logró progresar gracias, en parte, a su confianza. Bouso, igual. Iba a buscarte a casa si hacía falta. Padre y madre han alucinado al ver que has convertido una forma de ocio en tu oficio.

“O neno de Montirón”, te llamaban en Radio Galega. Aquí en el barrio estamos más con el Lugo que nunca. Este año el Polvorín ejerce de filial. Todo un orgullo que uno de los clubs que sirvió de base para el CD Lugo vuelva a tener relación directa con éste. También está el Somozas, conjunto con el que hemos formalizado un contrato de filiación que puede ser muy beneficioso. A ver si algún día podemos ver a Manu Cedrón, Javi Pita o Dani Pedrosa con los minutos que tú acumulas en la categoría de planta con sólo 22 tacos.

Este domingo vuelves a casa. Otra vez a correr por la banda del Anxo Carro desde donde vociferaban “ídolo local” y hasta pedían la llamada de Del Bosque. Aquí siempre hemos tenido un punto de chovinismo. Sabes que los que poblamos el estadio somos pocos pero cabezones. Espero que no nos hagas demasiado daño y que puedas tomarte una por el centro por los viejos tiempos. Y que te vaya bien esta temporada. Porque siempre es de recibo desearle lo mejor a aquel que ha cumplido con unos colores o al que intenta darles lustre en los nuevos tiempos. La educación y el respeto, ya sabes, una dupla que nunca debería faltar. Suerte y gracias por haberle mostrado a los chavales que se puede llegar a ser futbolista profesional siendo de Lugo y del Lugo, una utopía hasta hace bien poco.

Foto: UD Almería

Comparte:

2 Comments

No es un domingo cualquiera, por Ramón Rivas (@RamonRivasVs) | LUGOSLAVIA 12 septiembre, 2015 at 17:58

[…] último, la plaza restante en el frente ofensivo almeriense deberían disputársela Iago Díaz y Quique. Será bonito ver de nuevo a uno de los canteranos más prolíficos de la historia de este […]

Reply
Brotes verdes, por Denís Iglesias (@denisillamas) | LUGOSLAVIA 17 mayo, 2016 at 07:05

[…] Quique Setién fixo debutar a Iago Díaz en decembro de 2011 ante o Rayo Vallecano B algún tipo que fregar os ollos. A súa foi unha espléndida excepción que […]

Reply
No se vende. No me marcho, por Dani Baniela @DaniLQDM | LUGOSLAVIA 18 julio, 2016 at 11:21

[…] haría bien el bueno de Caballero en marcar el teléfono de Iago Diaz y preguntarle lo que ha progresado con su marcha al equipo almeriense. El canterano comenzó siendo […]

Reply

Deja un comentario