Artículos

“Paixón” si, pero a modiño

por Óscar Matalobos 21 agosto, 2015
Tiempo de lectura: 4 minutos

Están locos estos Lugoslavos. Como imagino que a todos vosotros, desde hace un año, me han maravillado continuamente con sus artículos de desenfadado, pero eficaz estilo. Y en multitud de ocasiones, asombrado con una calidad escribana exquisita, digna de alguna gran firma editorial. Pero ahora les ha invadido la locura. Me han dado la oportunidad de compartir este santo blog, garabatear mis más traviesos pensamientos, tocaros la moral semanalmente, y lo mejor de todo, lo mejor de lo mejor, escribir acerca de nuestro Club Deportivo Lugo.  Muchas gracias.

Lo haré desde el corazón, porque pluma tengo la justa, y tinta, de la corriente, marca blanca. No soy escritor, tampoco periodista, ni siquiera bloguero. Como definiría un grafitero local que algunos de vosotros conocéis, de los que destrozan curriculums vitae de jugadores promesa en 140 palabras, yo soy el fichaje de medio pelo de Lugoslavia 15/16.  No tengo contrato de larga duración como en la política Saqués. Aquí tendré que demostrar mi valía semana a semana, o a la puta calle. No pressure.

Al grano

La fecha se acerca. No queda casi nada. Id apurando la playa y las fiestas de guardar. Pero no os preocupéis, que os he revisado el plan. Os va a llover en Benquerencia, (abrirá un ratito en Foz, y un ratito en Covas, pero lloverá). Decidle a la pareja que no haga planes, y a los niños, que metan el cubo y la pala en el trastero que estamos casi en Setiembre. Que esto es Lugo, no Benidorm. En cuanto a fiestas y verbenas, haberlas hailas, como las meigas, pero no me mintáis, ya quedan menos. Os habéis pasado todo el verano con sardinadas, churrascos y raciones de chipirones. Ya está bien. Y para colmo, en la aldea, os habéis ventilado todo el licor café de la tía Isabel. No tenéis vergüenza.

Una vez que os he cancelado los planes de fin de semana, centrémonos en lo que importa. El Lugo viaja a tierras asturianas, y la primera toma de contacto va a ser de aúpa, por muchas razones. El Oviedo ha fichado mucho y bien, por lo menos en teoría, y el Carlos Tartiere va a ser una caldera, con una afición que tiene muchas ganas de fútbol profesional, y muchas también de #ganarallugo. Los tuiteros hemos venido comprobando como la mayoría de los seguidores azules remachan sus tuits con este hashtag. Normal, después de aquel cabezazo de Caballero en Girona. No existe la posibilidad de tener alegría en Gijón sin cabreo en Oviedo, y viceversa, lo mismo que en cualquier otra región que se precie.

El Oviedo es un equipo con historia y pedigrí, un equipo que mueve una masa social enorme, y para los afortunados del CeDé que se acerquen por Vetusta, será una visita para el recuerdo. Ojalá lo recordemos como el inicio de una magnífica temporada para el equipo y para la ciudad.

El Lugo es Paixon, o eso es lo que nos esta vendiendo la campaña de abonados de la nueva junta directiva. No sé exactamente como tengo que encajar esta “paixón”, pero supongo que algo parecido si que existe. La campaña de abonados con el niño acariciando el escudo de nuestro equipo en forma de corazón, me recuerda un poco a la introducción de Eslovaquia en Eurovisión. Me diréis, que mas dará el niño, el corazón y Perico de los palotes. Poco, esa es la verdad, porque como comentaba Dani en su articulo de ayer, somos muchos los que pensamos que aunque los partidos fueran a puerta abierta, no aumentarían en demasía los dígitos de los tornos del Ángel Carro.

A modiño Tino.

La pasión por el equipo ni se puede vender, ni promocionar. Se crea en el corazón del aficionado por razones diversas, a tiempos descoordinados, en diferentes etapas de la vida. Pero ni se compra, ni se vende.

No creo que la nueva junta directiva nos quiera vender pasión, aunque creo que Tino Saqués la tiene, y mucha. Desafortunadamente, creo que la novatada de ser el “new kid on the block” le esta dando un par de disgustos. 6000 socios se marcó el club para este curso. ¡Eso si que es “paixon”, pero descontrolada…! A modiño Tino, a modiño.

20150609__01e4409

La prueba que esta afición tiene muchísima paixón, es que se gasta mil horas hablando, indagando, comentando, escribiendo y discutiendo por las redes sociales, periódicos, blogs y demás variopinto formato pseudo-periodístico. Todo esto para estar informados al segundo de toda la actualidad del equipo. Cierto es que alguna persona de mala fe pudiera estar revolviendo, como diría el fallecido José Tojeiro, si bien la mayor parte lo hacemos porque sudamos sangre albivermella.

Sin rodeos, el aficionado se pica si le dicen que el martes hay fichaje, para oficializarse el viernes. O que hay partido de presentación el día 8 de agosto, para que días después se cancele, cambie de fecha, y demás. Lo único que se pretende es mantener al aficionado dentro de unos parámetros de comunicación razonables.

La comunicación del club con la afición es la base de una relación de respeto mutuo. No es sabio ignorar al aficionado cuando lo que se quiere es crear esa simbiosis. El club debe declarar firmemente sus líneas de actuación. Seremos pocos, pero sabemos lo que queremos.

Arranca el futbol. Iba siendo hora.

¡ForzaLugo!

Foto: radiolugo.info

Comparte:

Deja un comentario