Artículos

El nivel de incompetencia

por Ramón Rivas 10 marzo, 2015
Tiempo de lectura: 2 minutos

Laurence J. Peter, pedagogo canadiense nacido en Vancouver a principios del siglo XX, formuló en 1969 el conocido Principio de Peter, que viene a resumir una idea muy básica. Basado en el estudio de las jerarquías en las organizaciones modernas, o lo que él denominó “hierarchiology” (“jerarquiología”), en su libro The Peter Principle determinó que todo empleado que realice bien su trabajo será promocionado a puestos de mayor responsabilidad, hasta que alcance su nivel máximo de incompetencia. “La nata sube hasta cortarse”, concluyó.

Daniel Mallo Castro, cuya dilatada trayectoria registra los siguientes destinos: Deportivo de la Coruña, Elche, Sporting de Braga (Portugal), Falkirk (Escocia), Girona y Lugo, parece haber llegado a dicho nivel de incompetencia. Obsequiado con la titularidad por parte de Quique Setién, el de Cambre estaba mostrando su lado de Dr Jekyll (ante el Osasuna se salió), hasta que este mismo sábado apareció Mr Hyde. Un error suyo dio vida a un Barcelona B tan descompuesto que, incluso tras ponerse por delante en el marcador, se dejó remontar como si de un recreo se tratase.

A mí Dani Mallo, y de esto no tengo dudas, es de los jugadores que mejor me cae de toda la plantilla. Cercano pero a la vez disciplinado, sabe hacer autocrítica y ha conectado muy bien con la afición por su raza y su fuerte personalidad. Aun así, si nos ceñimos al rendimiento puramente deportivo, todos sabemos que en 3 o 4 partidos a lo largo de una temporada nos dejará un detallito de los suyos para darnos tema de conversación y hacer que Setién vuelva a cambiar de portero otra vez en favor del ya exitoso empresario José Juan.

A pesar de lo expuesto, la idea de este pequeño artículo no es, ni mucho menos, poner el foco sobre la labor de nuestro guardameta. De hecho, creo que la portería es la posición del campo que mejor cubierta tiene el Lugo, ya que contamos con dos cancerberos de primer nivel para la categoría de plata. Mi principal inquietud tiene que ver con Jon Ander Serantes, y el papel que ocupará dentro de la plantilla la próxima temporada en caso de quedarse en la ciudad de la Muralla.

Si al principio muchos criticamos, y me incluyo en ese grupo, su cesión a un equipo que teóricamente lo quería para actuar como tercer portero, parece ser que los planes de Asier Garitano iban por otro lado. Aunque los 3 guardametas que el Leganés tiene en plantilla han disfrutado de minutos esta temporada, en la segunda vuelta está siendo el vasco la opción preferida del técnico pepinero, y a estas alturas ya suma 13 titularidades. El pasado mes, tras varias actuaciones muy destacadas y 2 penaltis parados, la LFP lo ha encumbrado como el mejor portero de febrero en la Liga Adelante, y la verdad es que no es para menos. Entonces, visto el alto rendimiento de Serantes, ¿qué decisión tomará el club? ¿Volverá a marcharse cedido? ¿Se quedará para jugar como titular? ¿Se irán Dani Mallo o José Juan? Todo son interrogantes.

Comparte:

Deja un comentario