Artículos

Música de fiesta en el Ángel Carro

por Mario Prado 9 noviembre, 2014
Tiempo de lectura: 3 minutos

El Ángel Carro recibió al Sabadell con aires de novedad, y es que por fin la megafonía de calidad llegó al santuario rojiblanco para motivar a jugadores y aficionados antes del inicio del partido con temas de AC/DC, Herdeiros da Crus, Martin Garrix… o el mismísimo Don Omar. No era la única sorpresa que esperaba a los 2.904 seguidores del Club Deportivo Lugo que se acercaron a la ribera del Miño. En el once inicial Quique Setién apostó por el juvenil Julio Camba que formó de inicio con Borja Gómez en el centro de la defensa, en sustitución del sancionado Lolo Pavón.

El joven central demostró estar a la altura en su debut con el primer equipo, estuvo acertado en la salida del esférico y en los cruces para cortar las internadas rivales. En sus primeras intervenciones recibió el cariño del público, que premió su esfuerzo y sacrificio. Mientras que en el banco de suplentes esperaban su oportunidad hombres como David Aganzo, Iriome o Valle que se bajaba del palco, tras un largo periodo de recuperación de una lesión que se produjo en la primera jornada de Liga.

Lolo Pla tuvo en sus botas el primer tanto local tras una gran combinación entre los hombres de ataque del Lugo. El delantero incorporado en el pasado mercado estival remató de tacón fuera un balón que se paseó por la meta de Nauzet Pérez, provocando el enfado del meta del Sabadell, que veía como el Lugo merodeaba su puerta con peligro.

Tuvo la réplica el Sabadell en una doble ocasión de Carlos Hernández y Crespí a la salida de un córner, sin embargo apareció el meta rojiblanco José Juan para detener en primera instancia el remate de Carlos y mandar a córner el rechace que cabeceó Crespí.

Cuando la primera parte agonizaba Iago Díaz se internó entre la defensa del Sabadell para romper las tablas en el marcador. Carlos Pita asistía al extremo lucense que se coló hasta la cocina para después picar el balón ante la mirada de Nauzet Pérez que nada podía hacer para evitar el tanto.

El Lugo se fue al descanso al son de Enrique Iglesias ‘bailando’ a un Sabadell que apenas se aproximó a la meta de José Juan, y que fue a remolque durante los primeros cuarenta y cinco minutos.

No le sentó demasiado bien el descanso al Lugo que salió adormecido en el segundo tiempo. Nada más reiniciarse el partido, Gato marcaba el gol del empate en un despiste de la zaga local. Buscó una solución en el banquillo Quique Setién e introdujo en el terreno de juego a Valle que entró en sustitución de Carlos Pita para manejar el ataque rojiblanco.

Fue precisamente el cántabro el que gozó de la mejor ocasión del Lugo para devolver la ventaja a los locales en un lanzamiento de falta directo que Nauzet Pérez logró atrapar con problemas en dos tiempos. Con Valle en el terreno de juego, los pupilos de Quique Setién metieron una marcha más y se fueron a por el segundo con insistencia.

El Sabadell por su parte lo intentaba mediante tiros lejanos, guardando sus fuerzas para las labores defensivas e intentar mantener el resultado. Iriome y Aganzo fueron los últimos cartuchos que utilizó el técnico del Lugo para buscar el 2-1, mientras los de Miguel Olmo esperaban su ocasión al contragolpe.

Iriome tuvo una ocasión clara de gol al quedarse solo en el mano a mano con Nauzet Pérez tras una magnífica asistencia de Valle, sin embargo su chut salió rozando el palo derecho de la meta. No tardaría el Lugo en enmendar la oportunidad perdida. Iriome esta vez no fallaba y enviaba un balón franco a Aganzo para que este se estrenara como goleador en el Ángel Carro.

El partido finalizaba con la victoria de los locales que volvían a sumar tres puntos cuatro encuentros después y terminaban con una racha de malos resultados.

Foto: Óscar Cela

Comparte:

Deja un comentario