Artículos

De pie caliente y mente fría

por Ramón Rivas 8 agosto, 2014
Tiempo de lectura: 2 minutos

Saltaba la sorpresa este miércoles, mientras el equipo se preparaba en Vegadeo para encajar una nueva derrota en esta nefasta pretemporada. David López, del que no se había oído ni publicado el primer rumor, aterrizaba en Lugo. Noveno fichaje, ¡Y qué fichaje! Criado en la cantera de Osasuna, el riojano se presentó ante el respetable del Sadar en octubre de 2004, marcando el gol de la victoria el día de su debut. Podríamos interpretar esto como un augurio, ya que le esperaban 3 temporadas a alto nivel. Estamos también en condiciones de afirmar que no se dejó llevar por los encantos del vino de la tierra, esperemos que aquí haga lo propio y deje pasar un tiempo entre atracón de pulpo y mariscada, por su propio bien.

Por el camino, regaló 78 encuentros disputados, 11 goles anotados, e hizo acto de presencia en la UEFA y en la Champions League, además de lograr un subcampeonato de Copa del Rey, sucumbiendo en la prórroga de la final ante el Betis de Serra Ferrer en el banquillo y Joaquín, Assunçao, Oliveira o Denilson en el campo.

Todo esto hasta que el Athletic vino a por él, y es que debido a sus reducidas posibilidades de mercado, no podía dejar pasar a un jugador como este. San Mamés le recibió con la magnificencia que solo él posee, y al mismo tiempo disfrutó los mejores años de la carrera de David. 5 temporadas con la rojiblanca en las que anotó 16 tantos y perdió 4 finales. Copa del Rey y Supercopa en 2009, Copa del Rey y Europa League en 2012.

Bielsa decidió en su segunda temporada que no podría seguir contando con el de Logroño, y tras quedar libre, se enroló en las filas del Brighton & Hove Albion inglés, que jugaba y todavía juega en Championship (equivalente a Segunda División). Allí estuvo a las órdenes del catalán Óscar García, y compartió vestuario con Vicente Rodríguez, Andrea Orlandi, Bruno Saltor, Íñigo Calderón, David Rodríguez o el hispano argentino Leo Ulloa, que este año jugará en la Premier League tras concretarse su traspaso al Leicester City. Dos años como un referente en banda derecha, en los que anotó 12 goles y sirvió un buen puñado de asistencias, no le sirvieron sin embargo para continuar en el club. De nuevo libre, a punto de cumplir los 32 años, David López llega a la ciudad amurallada para ofrecernos las pinceladas de buen fútbol que guarda en sus botas hasta que las piernas se lo permitan.

De sobras conocido por el gran público, el riojano destaca sobremanera por su golpeo a balón parado. Ya sea en córners, centros laterales o disparos a portería, el Lugo incorpora a un auténtico portento. Es probable, hasta el punto de que el mismo Setién lo reconoció, que en algún partido pueda jugar por dentro ocupando la posición de mediapunta, intentando esconder sus carencias físicas y explotando las virtudes técnicas.

En todo caso, supone un nuevo golpe para la competencia en la zona de 3/4, que actualmente ya está ocupada por Álvaro Peña, David Ferreiro, Iriome, Iago Díaz, Jonathan Valle y Ernesto, excluyendo siempre a Pelayo, que puede actuar eventualmente de mediapunta. Así las cosas, veremos cómo se las apaña el técnico santanderino para establecer los roles y gestionar los egos dentro del vestuario, porque la tarea no se presenta sencilla. Bendito problema.

Foto: diarioaragones.com

Comparte:

Deja un comentario