Actualidad

Previa Lugo – Mallorca: buscar certezas para evitar el caos

por Aarón Cabado Vázquez 28 septiembre, 2018

Llega la séptima jornada y con ella un Lugo – Mallorca en el que es difícil predecir qué versión mostrará el conjunto albivermello. Esta es una sensación que se repite constantemente con el Lugo de Javi López: uno nunca sabe qué demonios esperar, y cuando cree que lo sabe, acaba descubriendo que en realidad no es así.

Resulta extremadamente difícil asimilar que el equipo que claudicó ante el Oviedo y el que se impuso en Zaragoza una semana más tarde eran el mismo. La mejoría fue tan drástica como balsámica, porque, como de costumbre, en Lugo ya habíamos encendido las antorchas y los vaticinios de tragedia ya emergían con fuerza, resonando por las calles de la ciudad amurallada.

Tras el asalto a La Romareda, el pesimismo exacerbado ya no es tal, pero ahora lo que impera, más que la ilusión, es la cautela. Este Lugo es un alumno que, tras dos insuficientes, ha sorprendido con un sobresaliente. Pero la última nota no oculta las anteriores. En el Lugo 2018-19 hay más emociones que certezas, y si bien las emociones son lo que da sentido a una existencia, es difícil sobrevivir sin certezas en un universo que tiende irremisiblemente al caos. Es imposible mantenerse en pie si no hay una superficie sobre la que sostenerse.

Así, la prestigiosa victoria en Zaragoza debe ser el punto de inflexión que lleve al conjunto lucense a adquirir cierta estabilidad, a mostrar unos signos reconocibles, a ganar en calma y en control. De todos modos, el triunfo en tierras aragonesas abre un debate. ¿El estilo debe ser innegociable? Quique Setién implantó en Lugo el juego asociativo, y este echó raíces en el Anxo Carro. Milla, Luis César, Francisco y Javi López han seguido las directrices marcadas, incorporando cada uno matices distintos al equipo. Pero el planteamiento del Lugo en La Romareda, eminentemente defensivo, fue descaradamente rupturista. Si en los cinco encuentros anteriores los de Javi López se habían movido entre el 53 y el 57% de posesión, en Zaragoza se quedaron en un 32%. Y así, renunciando al estilo, realizaron su actuación más convincente de la temporada.

A priori, parece que dicho planteamiento fue algo coyuntural, marcado por la entidad del rival y por la condición de visitante del Lugo, por lo que es probable que este sábado, ya en el Anxo Carro, los albivermellos vuelvan a ataviarse con su identidad habitual.

Enfrente estará el Mallorca de Vicente Moreno, un ‘recién llegado’ a la categoría, si bien este apelativo hay que cogerlo con pinzas: es cierto que los bermellones proceden de Segunda División B, pero su objetivo esta temporada va más allá de lograr la salvación, y su buen inicio de campaña ha refrendado esta percepción: con tres victorias, un empate y dos derrotas, el Mallorca se sitúa en la séptima posición de la tabla. La reciente derrota en casa ante el Albacete ha dejado dolido al cuadro balear, que viaja a tierras gallegas con la intención de recuperar las sensaciones perdidas, en contraposición con el Lugo, que espera dar continuidad a su excepcional partido en Zaragoza y alcanzar el punto de equilibrio que le permita adquirir una estabilidad que, a nivel de juego, todavía no ha sido capaz de encontrar.

Imagen destacada: LaLiga

Comparte:

Deja un comentario