ActualidadArtículos

Las cuentas de la lechera

por Javier Folgueira Lozano 1 febrero, 2018
Las cuentas de la lechera

A estas alturas de la temporada, y con 40 puntos en la butxaca, seguir mirando al objetivo de los 50 para la salvación se antoja un poco escaso. No dirán eso Francisco o los jugadores si les preguntamos, porque como cualquier profesional saben que su negocio se trabaja a diario, y que centrarse en las jornadas más allá de la siguiente prácticamente garantiza el fracaso en el partido más cercano en el calendario. Por eso, el “partido a partido” debe ser el mensaje y la mentalidad a seguir.

Pero los aficionados, muy al contrario, podemos mirar más allá e ilusionarnos con otros objetivos, porque a fin de cuentas es esa ilusión la que anima a bajar al campo, así que hemos decidido “echar las cuentas de la lechera” para ver qué posibilidades reales hay de optar a la promoción de ascenso.

Las sensaciones que transmite el CD Lugo esta temporada no invitan a pensar en que vaya a pegar un bajón este año como el de Luis César en la pasada segunda vuelta

El año pasado por estas fechas, la clasificación también invitaba a hacer números de cara al final de temporada, pero ni la situación era tan buena como la actual, ni las sensaciones que transmite el CD Lugo de esta temporada invitan a pensar en que vaya a pegar un bajón tan importante este año como el de Luis César en la pasada segunda vuelta.

Así las cosas, si se miran los números de promoción de años anteriores, se puede fijar un objetivo más ambicioso que la salvación en unos apetecibles 66 puntos. Es decir, repetir los 33 de la primera vuelta. Algo, por lo tanto, posible de realizar. Concretamente, desde que se instauró en Segunda el (acertado, todo hay que decirlo) sistema de promoción de ascenso, únicamente en la temporada 2011-12 se quedó un equipo fuera de la promoción con esa cifra de puntos. En esa temporada, Dépor y Celta coparon los dos puestos de ascenso directo y el Córdoba de Paco Jémez y Fede Vico fue el 6º clasificado, con 71 puntos.

Con 66 puntos el CD Lugo podría entrar en promoción de ascenso; ganando todos los de casa sobrarían cuatro puntos

Supongamos por tanto que con 66 puntos estaremos en zona de promoción (que ya es mucho suponer). Eso significaría que nos faltan 26 y que, como suele ocurrir en estos casos, garantizando la victoria en los partidos en casa sería suficiente (quedan 30 puntos por disputar en el Anxo Carro). De hecho, nos podríamos permitir un par de tropiezos (una derrota y un empate) y ganado el resto en casa, alcanzaríamos los 66.

Pero estamos hablando de uno de los mejores visitantes de la categoría, así que no es descabellado pensar que podamos conseguir unos cuantos puntos más lejos de casa, en alguno de los campos más asequibles. Pongamos… ¿4 puntitos más en los 8 desplazamientos que nos quedan?. No parece complicado conseguir 4 puntos a domicilio para un equipo que ya lleva 18… hasta que se mira el calendario. Y es que viendo el final de temporada que nos espera, va a estar muy difícil sacar algo positivo de los últimos 4 desplazamientos, aunque este Lugo ya ha demostrado no tener miedo a ninguna plaza.

Soñar, pero que el cántaro vaya al mercado

El caso es que, si se hace caso de la trayectoria de los equipos en lo que va de temporada, los campos más asequibles serían los de Tarragona y Córdoba y una victoria y un empate en ellos (o en cualquier otro) permitirían un par de tropiezos más en casa, que nunca se sabe.

En resumen, si el fútbol fuese matemáticas (que no lo es, ni se le parece), las cuentas que llevarían a una posible promoción pasarían por ganar en casa a Albacete, Granada, Valladolid, Lorca, Sevilla y Almería (los equipos que menos puntos logran fuera de su campo de los que aún no nos han visitado), sacar los 3 puntos del campo del Nástic (el segundo más fácil de la Liga 123), y al menos empatar el resto de encuentros como local (y ojito, que nos visitan varios “ilustres” además del líder).

Parece posible de realizar, no una hazaña descomunal, pero cualquiera que conozca el cuento de la lechera sabrá que por distraerse con sus cuentas, el cántaro nunca llegó al mercado, así que por si acaso, los jugadores mejor que se centren en el “partido a partido” y mientras nosotros a soñar con una promoción que está al alcance, pero aún con mucho camino por recorrer para llegar a ella.

Comparte:

Deja un comentario