Crónica

Vuelve el Ogul

por Javier Folgueira Lozano 3 diciembre, 2017

En esta especie de esquizofrenia entre el Dr. Jekyll y Mr. Hyde que vive el Lugo en los últimos partidos o, como la bautizó el compañero Denís, entre el Lugo y el Ogul, parece que en el encuentro de hoy ha tocado la de cal (porque la buena es la de arena, ¿no? nunca lo he tenido claro del todo) o, lo que es lo mismo, ha vuelto el Ogul de la segunda parte de Oviedo. Aunque la duda es: ¿ha vuelto, o los resultados tapaban que seguía aquí?

Lo cierto es que la fantástica campaña que está haciendo el CD Lugo tapa en buena medida algunas carencias importantes del equipo, especialmente en cuanto a la elaboración de juego fuera de casa. Basta ver los mapas de calor de los dos últimos encuentros, en Sevilla y Lorca, para darse cuenta de que nos cuesta, y mucho, llegar al área rival.

Mapa de calor del CD Lugo en el encuentro contra el Lorca

Mapa de calor del CD Lugo en el encuentro contra el Lorca (Fuente: as.com)

Mapa de calor del CD Lugo en el encuentro contra el Sevilla Atlético

Mapa de calor del CD Lugo en el encuentro contra el Sevilla Atlético (Fuente: as.com)

quizás el problema de los delanteros este año no es de los delanteros, si no de juego ofensivo en general

No es raro que un equipo que basa su éxito esta temporada en un gran juego defensivo pise poco el área, pero asusta ver lo poco que se juega en la zona de la mediapunta lucense. Vaya, que quizás el problema de los delanteros este año no es de los delanteros, si no de juego ofensivo en general. Por eso ningún delantero funciona.

en los primeros 45 minutos el Lugo tuvo solo 1 remate a puerta y así es casi imposible marcar gol

En lo que respecta al encuentro de hoy, empezó el Sevilla At. como lo suelen hacer los filiales, con un tremendo derroche de energía y velocidad, fruto del cual llegó el primer gol nada más empezar el partido, aprovechando un fallo de la defensa albivermella al tirar el fuera de juego. Trató de contrarrestar el Lugo esa energía con una mayor agresividad en la lucha por el balón, lo que le devolvió en parte el control del juego, aunque sin generar ocasiones claras, porque como ya he indicado, en mi opinión ese sigue siendo el principal problema del Lugo: no somos capaces de generar un juego ofensivo claro, lo que tratan de suplir los de Francisco con mucho empuje y presión. Pero sin movimiento claro de balón en la zona ofensiva, las ocasiones no llegan y da igual quién sea el delantero centro. La combinación de Seoane y Azeez con Herrera en la mediapunta deja a los lucenses sin un último pase o una pared al borde del área que permita superar una línea del rival, hasta el punto de que en los primeros 45 minutos el Lugo tuvo solo 1 remate a puerta y así es casi imposible marcar gol. Y si a esta total oscuridad ofensiva se le añade algún que otro fallo en una defensa otros días impecable y una delantera rival muy rápida, pues la victoria del Sevilla al descanso era el resultado lógico.

En la segunda parte, Francisco decidió intercambiar las posiciones de Vico y Herrera. Fede pegado a la banda parece un alma en pena, mientras que en la parcela central parece tener más claridad para crear jugadas para los compañeros y el trabajo de Herrera rinde más en el extremo, con más metros por delante para correr. Fruto de ese cambio táctico comenzaron a llegar las ocasiones, hasta que Bernardo aprovechó un rechace a tiro de falta de Herrera para lograr el empate.

Tras el empate, los de Francisco se hicieron con el control del partido y el juego ofensivo mejoró, pero se sigue echando en falta ese jugador de enlace entre los pivotes y los delanteros, una función que Vico sabe hacer bien, pero de forma muy irregular.

Pese al control de juego, no llegaron ocasiones claras y el Sevilla pareció conformarse con el empate o simplemente no supo cómo arrebatarle el dominio al CD Lugo, así que el encuentro discurrió con bastante más pena que gloria hasta el pitido final. Resultado justo, aunque más justo hubiese sido un empate a 0. Reflejaría mejor lo visto en el campo por parte de ambos equipos.

En conclusión, un partido para olvidar en cuanto a juego, pero que los nuestros sacaron adelante una vez más con mucho oficio para arrancar un punto que nos mantiene segundos, con lo que una victoria en el nuevo derbi de los Ancares ante la Cultural Leonesa nos pondría en situación de disputar el campeonato de invierno al Huesca en El Alcoraz como si de un Torneo de Apertura sudamericano se tratase (aunque aún quedarían otras 2 jornadas por disputar), y eso produce mucha ilusión en los aficionados. Una ilusión que hay que tomarse de forma positiva, porque en estos casos cuando el “globo” empieza a desinflarse (y como decíamos en el faladoiro de esta semana lo normal es que se desinfle un poco), la cuesta abajo puede ser vertiginosa y no podemos perder de vista que, si de repente perdemos un par de encuentros, seguiremos estando muy por encima de lo que habríamos previsto si nos preguntaran antes de empezar la liga (ya no digamos en la jornada 3, en la que algunos ya nos veían descendidos).

En resumen, que a pesar del bajón de juego en los últimos 3 partidos, nos hace mucha ilusión llegar a esa “final del Torneo Apertura” en El Alcoraz con opciones de ganar ese campeonato de invierno, porque, aunque no haya premio por ganarlo, sería bonito que el CD Lugo marcase otro hito en una temporada que bien podría ser la mejor de la historia del club, así que a empujar fuerte al equipo en la “semifinal del apertura” del próximo domingo, que el ambiente en la grada promete ser espectacular.

NOTAS

Juan Carlos, un 6: tal vez pudo hacer algo más en el gol del Sevilla, pero en jugadas así es muy complicado para un portero que queda vendido ante el rival. En la segunda parte, estuvo muy atento en las contras y en los balones aéreos.

Campabadal, un 5: aunque no hizo un mal encuentro, le ganaron la espalda en varias ocasiones y por su banda llegaron las jugadas más peligrosas del filial sevillano.

Bernardo, un 5: una vez más, un error suyo tirando el fuera de juego facilita un gol rival, y ya van varios. Además, a este tipo de errores le suelen seguir unos minutos de falta de concentración que pueden causar mucho daño al equipo. Le salvan del suspenso las ganas y la fe con las que entró a rematar un gol que le permitió al equipo salvar un punto.

Miquel, un 6: partido serio y sin errores.

Luis Ruíz, un 6: algo más participativo que Campadabal en ataque y más seguro en defensa.

Ramón Azeez, un 5: con menos participación en el juego que en otros encuentros, quizás a causa del buen juego combinativo del rival.

Seoane, un 4: el centro del campo del Sevilla le ganó la partida claramente en la primera parte, aunque mejoró en la segunda.

Iriome, un 6: el más luchador del equipo. Se le veía con ganas de dedicar un gol a su nuevo retoño, pero no pudo ser. A ver si contra la Cultural hay más suerte.

Fede Vico, un 4: muy desaparecido en ataque y parece que, si él no aparece y Campillo no está, el equipo no crea ocasiones. Su juego baja mucho en la banda izquierda respecto a cuando lo hace más centrado y además hoy careció de esa movilidad en todo el frente de ataque de la que hacía gala otros días. Mejoró algo en la segunda parte al pasar a ocupar la mediapunta.

Mario Barco, un 4: muy desaparecido. Aunque fue el que más corrió del equipo, no le llegaron balones y no pudo aportar al juego del equipo.

Herrera, un 4: peleón, pero sin aportar demasiado en ataque, como el resto del equipo. Como Vico, mejoró algo en la segunda mitad cuando intercambiaron posiciones.

Albarracín, un 4: aunque le pone muchas ganas, le falta claridad igual que a sus compañeros. Tiene tendencia a buscar el centro en lugar de desbordar por el extremo, lo que suele acabar en peligrosas pérdidas de balón.

Donoso, sin valorar: contó con pocos minutos.

Francisco, un 5: sigue sin encontrar soluciones ofensivas. Tal vez es hora de que pruebe algo nuevo en ataque, aunque las lesiones hasta el momento no le hayan dejado mucho margen de maniobra en ese aspecto. Supo corregir en la segunda mitad, intercambiando a Vico y a Herrera.

 

Ficha técnica:

Sevilla Atlético: Juan Soriano; David Carmona, Álex Muñoz, Berrocal, Borja San Emeterio; Fede San Emeterio, Boutobba, Olavide (Brice, min. 55), Carballo (Aburjania, min. 82), Lara (Cantalapiedra, min. 63); y Carlos Fernández.

CD Lugo: Juan Carlos; Campabadal, Bernardo, Miquel, Luis Ruíz; Seoane, Azeez, Iriome (Donoso, min. 85), Fede Vico, Herrera; y Mario Barco (Albarracín, min. 70).

Marcador: 1-0, min. 7: Carlos Fernández / 1-1, min. 55: Bernardo

Árbitro: Aitor Gorostegui Fernández Ortega. Mostró amarillas a Álex Muñoz, Carballo, Bernardo, Miquel y Seoane.

Incidencias: partido correspondiente a la 17ª jornada de la Liga 123 disputado en el campo Viejo Nervión de la Ciudad Deportiva José Ramón Cisneros Palacios.

 

Comparte:

Deja un comentario