ActualidadCrónica

Pesadilla antes de Navidad

por Rubén Fernández Dorado 23 diciembre, 2017

 

El Anxo Carro se engalanaba con temática navideña para recibir al inmediato perseguidor en la tabla clasificatoria, el Rayo Vallecano. Solamente un punto separaba a ambos conjuntos al inicio de un encuentro que llegaba con dos premisas; felicitar las fiestas a los lucenses con una victoria, y soñar con despedir el año en ascenso directo. Pero el sueño, se convirtió en pesadilla.

El Lugo salía al césped de su feudo como el tiempo, frío y oscuro. En tres minutos, un encuentro que se preveía igualado, se desequilibraba a favor del equipo madrileño con el tempranero gol de Unai López. El bilbaíno adelantaba al conjunto de la franja y el Lugo comenzaba a desperezarse poco a poco del letargo. Los hombres de Francisco, espoleados por el público del Anxo Carro y las órdenes del técnico almeriense, empezaban a dominar el encuentro aunque sin incomodar demasiado la meta de Alberto. El partido llegaba al descanso con el resultado favorable al equipo de Vallecas, con un Lugo volcado pero sin profundidad, y con Mario Barco totalmente anulado por un inconmensurable Santi Comesaña.

En la segunda parte llegaría la locura. Un pase letal de Adrián Embarba a Raúl de Tomás, que se adelantaba a los centrales para anotar el segundo, inauguraba la segunda mitad y dejaba helado al estadio rojiblanco. En ese momento, cuando todo estaba perdido, y el sueño de celebrar el año en ascenso directo se había disipado entre la niebla que cubría el Anxo Carro,  apareció Luis Ruiz para conectar un obús imparable a la cepa del palo izquierdo.

El partido, hasta el momento tenso y duro, se transformó en una auténtica batalla. Las interrupciones en el juego y las duras entradas se sucedían mientras Francisco ponía a funcionar la maquinaria en el banquillo. El ausente Mario Barco salía del terreno de juego y en su lugar entraba “Polaco”, que sería protagonista negativo pocos minutos después.

Amaya se adelantaba a los regalos navideños y obsequiaba a los lucenses con un penalti estúpido cometido sobre Iriome, lo que suponía la segunda cartulina amarilla para el central rayista. El conjunto madrileño se quedaba con diez jugadores, y el olor a turrón, a mirra, y a champagne, se mezclaba con un aroma a remontada que envolvía a los aficionados lucenses. El sueño volvía a surcar la mente de la afición hasta que Polaco, en un lanzamiento a lo Panenka lamentable, desaprovechaba la última oportunidad que le quedaba a los lucenses. En los últimos diez minutos, Luis Muñoz se encargaría de aumentar el cabreo de la afición local al provocar la segunda amarilla y dejar al equipo con diez jugadores.

Con esta derrota el Lugo enlaza su segundo tropiezo consecutivo y continúa sin ganar a ninguno de los equipos que ocupan los puestos altos de la tabla. El Rayo se lleva los tres puntos en un partido equilibrado, en el que Polaco se encargó de provocar el máximo ridículo con su lanzamiento del penalti. Otra mala noticia que deja el encuentro es la lesión de Campabadal. A pesar de la derrota, el Lugo continúa en los puestos de playoff y celebra estas fechas navideñas como uno de los equipos revelación de la categoría. Ahora solo queda esperar que Victor Moreno considere que han sido buenos, y llegue con algún regalo que se una a la incorporación de Chuli.

 

Ficha técnica:

Lugo: Juan Carlos, Campabadal (Leuko, 39′), Luis Muñoz, Josete, Luis Ruiz, Seoane, Azeez, Iriome, Fede Vico, Cristian Herrera (Albarracín, 73′) y Mario Barco (Fydriszewski , 57′).

Rayo Vallecano: Alberto; Baiano, Velázquez, Dorado (Amaya, 24′), Àlex Moreno; Beltrán, Unai, Santi; Embarba, Trejo (Galán, 83′) y De Tomás (Javi Guerra, 72′).

Goles: 0-1, 3′, Unai López en un rechace. 0-2, 54′, De Tomás en el área pequeña. 1-2, 56′, Luis Ruiz tras un gran disparo.

Árbitro: Prieto Iglesias. Amonestó a Álex Moreno (31′), Luis Muñoz (33′), Amaya (49′), Raúl de Tomás (59′), Amaya (79′), Cerro (79′), Luis Muñoz (86′), Unai López (91′). Expulsó a Amalla (79′) y Luis Muñoz (86′)

Estadio: Anxo Carro. 4.095 espectadores

Puntuaciones:

Juan Carlos: 6. Realizó buenas paradas y no pudo hacer nada en ninguno de los dos goles.

Campabadal: 6. Hasta el momento de su lesión probablemente el jugador más incisivo del Lugo.

Serge Leuko:  5 Entró como sustituto de Campabadal y mantuvo el nivel del lateral a la hora de atacar.

Luis Muñoz: 2. Partido horrible del central malagueño que en ningún momento se encontró cómodo. Fue expulsado por un derribo sobre Raúl de Tomás a pocos minutos el final.

Josete: 4. Después de dos partidos con un juego aceptable, hoy no mantuvo el nivel. A pesar de esto superó con creces el trabajo realizado por su compañero en el centro de la zaga.

Luis Ruiz: 7. Brilló entre la oscuridad del equipo, anotó el único gol del Lugo. Además desbordó varias veces por su lateral.

Seoane: 4. Mal partido del centrocampista gallego que apenas mostró acierto en sus pases.

Azeez: 4. Estuvo a años luz de su nivel habitual.

Iriome: 6. No fue una noche para destacar del canario pero a pesar del mal nivel del equipo su banda fue la que más actividad ofensiva generó.

Fede Vico: 5. Intentó llevar el juego ofensivo del equipo alternando entre el centro y las bandas pero apenas destacó.

Cristian Herrera: 5. Mantuvo un buen ritmo durante el tiempo disputado y generó peligro moviéndose entre líneas, pero al canario le sigue faltando el gol.

Mario Barco: 4. Luchó contra los centrales rayistas pero estos, con la ayuda de los medios, supieron mantenerlo anulado durante todo el encuentro.

Nico Albarracín: 4. Su entrada no cambió el ritmo del partido a pesar de que puso un par de buenos centros sobre el área de Alberto.

Francisco Fydriszewski: 2 . Polaco entró para sustituir a Mario Barco y además de no participar apenas en el juego de ataque,  hizo el ridículo al mandar a las nubes un penalti que tiró a lo Panenka.

FOTO PRINCIPAL: XESÚS PONTE (EL PROGRESO)

 

Comparte:

Deja un comentario