Artículos

O remamos todos, o se hunde el barco

por Javier Folgueira Lozano 8 noviembre, 2017
Distribución de goles a favor y en contra. Liga 123

“O remamos todos o se hunde el barco” es una de esas frases tan socorridas que los futbolistas procuran soltar a los medios de vez en cuando para evitar meterse en “embolados” de todo tipo, una frase al nivel de “el fútbol es así”, o “vayamos partido a partido”. Hay muchos más ejemplos, hasta el punto de que se podría montar una rueda de prensa de 30 minutos sólo con ellas. No soy muy amigo de ellas, aunque inconscientemente alguna sí que uso de vez en cuando, como en este caso, en el que la frase del título me viene al pelo para lanzar una idea clave, pero como todas las frases trilladas, quedarse en su idea general sin profundizar un poco más en el tema suele ser de gente simplista, por no decir de tontos.

El caso es que, sea trillada o no, lo del barco en el que tienen que remar todos creo que sirve como ejemplo gráfico de lo que trato de explicar a continuación, que no es más que el porqué algunos equipos en teoría (y solo en teoría) con menos medios como Huesca, Numancia o este año el Lugo son capaces de pelear por puestos de la clasificación que corresponderían a otros supuestamente superiores, al menos sobre el papel, como Zaragoza o Valladolid.

¿y por qué esta reflexión a estas alturas de curso, todavía tempranas? porque el último partido que hemos podido ver del CD Lugo es un buen ejemplo de lo que pretendo exponer: que es el equilibrio entre todos los puestos del equipo el que permite mantenerse en la zona alta de la clasificación. Vale, acabo de descubrir la pólvora, ¿a que sí?. Bien, ya sé que la afirmación es obvia y que cualquiera con dos dedos de frente puede llegar a la misma conclusión, pero llama la atención con qué frecuencia se nos olvida.

Suele ser habitual la típica discusión futbolera de si un equipo es defensivo o si tiene un gran ataque. Si pensamos en los grandes equipos de todos los tiempos, siempre se suele magnificar uno de los aspectos. Sin ir más lejos, en los tiempos recientes parece fácil pensar que lo único que necesita un equipo profesional para ganar partidos es un gran ataque, con un Messi o un Cristiano o una defensa sólida, como el Inter con el que Mourinho ganó la Champions o el Chelsea de Di Matteo. O pensando en la selección española que ganó el mundial, todo el mundo menciona a Xavi, Iniesta o Villa como claves, como si se hubiese podido ganar sin los Puyol o Capdevila.

cuando la defensa falla, el equipo pierde, así de simple … ¿o quizás no?

El caso es que casi todos (y me incluyo a mi mismo en ese todos, que conste) nos hemos empeñado en destacar la seguridad en defensa de este CD Lugo de Francisco, más sólido atrás que nunca, pero menos eficaz en ataque, asi que en el primer partido (exceptuando los 3 de inicio de la temporada) en que se ha flaqueado atrás, hemos salido derrotados. Somos un equipo defensivo y cuando la defensa falla, el equipo pierde, así de simple … ¿o quizás no?

Pues va a ser que no. Vuelvo a la obviedad de que los 11 tienen que funcionar en el campo para poder crear un equipo líder como el que disfrutamos este año en el Anxo Carro. Pero una cosa es tirar de tópicos que, como decía al principio, están trillados y podrían servir casi para cualquier situación del juego y otra demostrar la teoría del “remar todos”, así que os acompaño un pequeño gráfico para dar un poco más de consistencia al topicazo:

¿y qué viene siendo ese gráfico y qué pretendo demostrar con él? pues simplemente la representación (aproximada, porque en algunos casos los escudos deberían superponerse) de los goles a favor y en contra de cada uno de los equipos de la Liga 123. Cuanto más arriba, menos goles encajados. Cuanto más a la derecha, más goles marcados. Y en el centro, la media de toda la categoría de plata.

Si bien los números, igual que la repetición de tópicos, no significan nada, me ayudan a exponer con más claridad el punto al que quiero llegar. ¿por qué es líder el Lugo y no el Cádiz? Si es cuestión de defender, ellos lo han hecho mejor que nosotros hasta ahora ¿y por qué no el Valladolid, el mejor ataque de la categoría? Pues bien, a lo que pretendo llegar es a ese “remar todos juntos”, que sería la zona verde del cuadro. Equipos que atacan y defienden a buen nivel, que no dependen de un único aspecto del juego si no que tratan de equilibrar el conjunto de defensa y ataque. Y un simple vistazo los escudos de esa zona verde permite ver que se trata de equipos que sin duda son candidatos a pelear por el ascenso.

no son líderes por su gran defensa, lo son por un juego equilibrado en ataque y en defensa

Los del Anxo Carro no están en esa zona, pero les falta muy poco. 1 gol a favor para ser exactos. Así que, en contra de la opinión general de los que simplificamos demasiado el análisis, los “francisquiños” no son líderes por su gran defensa, lo son por un juego equilibrado en ataque y en defensa. Resumiendo, que no todo es atacar en el fútbol, si no que le pregunten al Valladolid y al Oviedo, ni basta con defender tan bien como Cádiz o Reus. Para seguir arriba, necesitamos al Lugo de la primera parte del Tartiere, serio en defensa y alegre en ataque y no al Ogul de la segunda,  peligroso arriba pero descuidado en defensa. O remamos todos (afición incluida), o el barco no llegará a buen puerto.

Comparte:

Deja un comentario