ActualidadCrónica

Pasando de la sobriedad al éxtasis

por Borja García Varela 1 octubre, 2017

La camiseta de este año es sobria. A Ramón Rivas le gusta. Pero a él le gusta tanto la albivermella como la negra de Estrella. Dijo que como no sabía cuál de ellas escoger se compró los dos “y alguna carallada más por ahí”. La realidad del partido en la primera parte fue como el diseño de la camiseta que le gusta a Ramón, sobria. Ambos equipos estuvieron tomándose la medida durante gran parte de los primeros cuarenta y cinco minutos, donde se sortearon las ocasiones. Si bien no hubo un claro dominador (ni tampoco ocasiones manifiestas de gol), la cantidad de saques de esquina botados por el equipo chicharrero fue sustancialmente mayor al del Lugo. Datos que no dicen nada, pero que están ahí y llenan párrafos, como este. El Lugo no jugó mal, pero tampoco lo hizo mal el Tenerife, se tenían perfectamente estudiados, sólo hay que ver los marcajes de Seoane a Longo en los saques de puerta.

Pero la segunda parte empezó movida, pues con tres minutos transcurridos el colegiado del encuentro pita un penalti a favor del Lugo que Fede Vico transforma poniendo así al CD Lugo por delante en el marcador. Diez minutos más tarde Seoane se dirige al borde del área conduciendo un balón, lo empujan, trastabilla, tira (nadie sabe como) y el balón acaba golpeando la escuadra de Dani Hernández.

Esa sobriedad que imperó en la primera mitad se fue olvidando y Francisco arengaba a sus jugadores y a la grada para que unos y otros apretaran un poco más. Campabadal, un puñal por la banda derecha creó un sinfín de ocasiones. Vico, manejándose a la perfección al borde del área, se está convirtiendo en un hombre peligrosísimo y el Polaco no marcó, pero se cansó de luchar cada balón. Así empezó Joselu… Iriome se retiró lesionado en los instantes finales del partido, pero por su propio pie. Por lo demás, estadísticas hasta que el colegiado puso fin al partido

Al final, la gente cantaba, aplaudía y gritaba. Ni la sobriedad de Ramón Rivas estaba ya en el Anxo Carro. El Lugo suma así cuatro partidos consecutivos ganando, nunca en Segunda había conseguido tal hazaña.

Foto: Pedro Agrelo, vía La Liga.

Comparte:

Deja un comentario