ActualidadCrónica

El Zaragoza puso fin a la euforia

por Javier Folgueira Lozano 21 septiembre, 2017
Cristian Herrera

La euforia nunca es buena a la hora de analizar a un equipo de fútbol, pero los espectadores tenemos tendencia a magnificar los resultados o, mejor dicho, el último resultado. Ni el Lugo estaba condenado a 2ª B tras perder con el Cádiz ni era el mejor equipo de 2ª tras ganarle al Zaragoza, eso sí, haciendo un gran partido. Hoy el Zaragoza decidió acabar con esa euforia por la vía rápida y echar a los nuestros de una copa en la que seguimos sin acceder a las rondas “nobles”. Otro año será. Eso sí, además del mérito de los maños, hay que contar con la vuelta del Lugo de las primeras jornadas de liga, muy serio atrás y muy romo en ataque.

Los dos equipos salieron con onces muy distintos a los que disputaron el encuentro de liga 6 días antes (8 cambios en el Real Zaragoza y 10 en el CD Lugo).

A los jugadores del excampeón de Copa se les veía con ganas de agradar a los 20.000 de su público (qué envidia, toda esa gente en un insulso jueves de Copa y en plena racha de malos resultados), mientras que el Lugo se vistió con la desidia típica de esta competición y el dominio inicial del partido fue para los locales, que tuvieron la primera ocasión a los 4 minutos en un uno contra uno que detuvo Roberto jugándose el físico ante Papu. Así, en la primera media hora el balón fue propiedad exclusiva de los maños, con un centro del campo que jugaba el balón sin problemas ante la escasa presión del Lugo. Un dominio sin embargo que no aportaba ocasiones más allá de la mencionada de Papu, gracias en buena medida a una línea defensiva muy sólida de los albivermellos en la que Josete se mostraba contundente, tanto que fue amonestado a los 17 minutos por una clara entrada a Pombo.

Sin embargo, a los 22 minutos la primera jugada en la que falló esa contundencia defensiva permitió que la entrada por la banda izquierda del Lugo de Papunashvili terminase con un espectacular trallazo del georgiano ante el que nada pudo hacer Roberto. Mejoró con el gol el conjunto aragonés que pese a ceder en parte el control del balón ganó en verticalidad y el sopor de la primera media hora dio paso a las mejores ocasiones locales, que obligaron a intervenir a Roberto en dos contraataques finalizados por Papu, el mejor del partido, y Oyarzun, y una falta ejecutada por este último tras un lance en el que Sergio Gil tuvo que retirarse lesionado (entre pitos, por cierto, de una parte de la afición zaragocista que debería aprender educación, y es que una cosa son los pitos, comprensibles, durante el juego, y otra muy distinta pitar a una persona que tiene que retirarse en camilla quizás con una lesión grave. Impresentable).

 

Gol de Papu

Papunashvili remata la jugada del 1-0

Así se llegó al descanso, aunque aún dio tiempo de que un centro de Donoso al saque de una falta se envenenase, hasta casi sorprender al arquero Cristian.

Al empezar la segunda parte, de nuevo se notó la diferencia en las velocidades de los 2 equipos, con un Zaragoza muy motivado y con mucha pólvora en ataque. El Lugo mejoró respecto a la primera parte, pero los aragoneses decidieron esperar atrás y contraatacar buscando a Vinicius y a Borja Iglesias y eso fue todo. La segunda parte no tuvo más historia que un quiero y no puedo del Lugo ante un Zaragoza que hizo del partido lo que quiso. Aun así, el empuje de los lucenses llevó a una ocasión creada por Leuko y Seoane que Herrera remató al larguero. Pudo repetir la historia del pasado viernes el Lugo con un gol de cabeza en el descuento, pero no pudo ser esta vez y los de la ribera del Ebro lograron una justa victoria.

En fin, que se acabó la copa. Esperemos que no empañe este resultado la mejoría que se vio en el último partido de liga, que es la competición, como dice el propio capitán del Zaragoza, que nos “da de comer”.

NOTAS

Roberto, un 7: mantuvo al Lugo en el partido deteniendo las mejores ocasiones del Zaragoza. El mejor del equipo con Nico Albarracín.

Leuko, un 6: aportó muchas carreras por su banda, pero le faltó acertar en las decisiones cerca del área, excepto en la jugada que casi nos da el empate.

Kravets, un 4: se le vio muy falto de forma. No recordaba en nada al Kravets que deslumbraba por la banda, ¿quizá a causa de los problemas físicos recientes?

Josete, un 6: muy serio atrás y contundente en el despeje. Bien

Luis Muñoz, un 6: mucho mejor de central que de lateral. Por algo es la posición a la que está acostumbrado. Buen partido, muy serio.

Ramón Azeez, un 5: no fue el mismo que contra el Zaragoza. Se está cargando mucho de minutos con la ausencia de Pita y ahora puede que más con la lesión de Sergio Gil y parecía dosificarse. Ni fú ni fá.

Sergio Gil, un 4: poco tiempo en el campo y coincidente con la peor fase del equipo.

Sergio Díaz, un 1: no aportó nada. Tan solo un par de carreras para pelear el balón. Muy decepcionante en la primera ocasión que tenía para brillar con más minutos. O mejora o quedará como “microondas” (¡qué recuerdos del gran Vinnie Johnson!) para desatascar partidos.

Donoso, un 4: no se le vio llevar peligro, excepto a balón parado. Seguimos esperando al Donoso de pretemporada.

Albarracín, un 7: el mejor del Lugo junto con Roberto y Seoane. Aunque estuvo poco contundente en la jugada del gol, fue el que pareció ponerle más ganas. Mucho desgaste corriendo la banda en ambas direcciones. Incluso cumplió como lateral izquierdo (con las carencias normales de quien no juega en ese puesto habitualmente) cuando Iriome sustituyó a Kravets. Terminó desfondado el partido, así que le tocará descansar en Barcelona, pero tiene muy buena pinta. Aportará mucho en ataque.

Herrera, un 2: desaparecido en combate. Si en los primeros partidos era de los que le defendía y decía que, aunque no acertaba con la portería, aportaba pelea y manejo de balón, en este encuentro ni una cosa ni la otra. Lo mismo que Sergio Díaz, pero se lleva un punto más por esa ocasión final.

Seoane, un 7: fue entrar él en el terreno de juego y coger consistencia el centro del campo. De lo mejor del equipo. A ver si se anima más en ataque; el pasado viernes un gol y hoy una “casi” asistencia.

Fede Vico, un 5.5: muchas carreras y mucha entrega, pero poca claridad, “mérito” también de lo cerrado que estaba el Zaragoza en los últimos minutos.

Iriome, sin comentar: no sería justo valorarlo con el poco tiempo que estuvo en el campo.

Jaime Ramos, un 6: tuvo que ocupar el puesto en el banquillo de Francisco, que cumplía uno de los partidos de sanción que arrastraba de la eliminatoria anterior. Sea para él o para Francisco el mérito, al menos en la segunda parte se vio salir al equipo con algo más de “punch” y estuvo valiente al quitar a Kravets y hacer el experimento de Albarracín en el lateral.

Real Zaragoza: Cristian Álvarez; Delmás, Valentín, Míkel González (Verdasca, min 66), Oyarzun; Eguaras, Javi Ros (Zapater, min 91); Papunashvili, Raúl Guti, Pombo; y Vinicius (Borja Iglesias, min 66).

CD Lugo: Roberto; Leuko, Josete, Luis Muñoz, Kravets (Iriome, min 78); Sergio Gil (Seoane, min 32), Azeez; Albarracín, Sergio Díaz (Fede Vico, min 58), Donoso; y Herrera.

Marcador: 1-0, min. 22: Papu

Árbitro: Adrián Cordero Vega. Mostró amarillas a Josete, Kravets y Papunashvili.

Incidencias: partido correspondiente a la tercera ronda de la Copa del Rey disputado en el estadio de La Romareda ante 19.955 espectadores. El Real Zaragoza avanza a la siguiente ronda, donde se enfrentará a doble partido a uno de estos equipos: Alavés, Betis, Celta, Deportivo, Eibar, Espanyol, Getafe, Girona, Las Palmas, Leganés, Levante, Málaga o Valencia. El sorteo se realizará el próximo 28 de septiembre y en él no estará el Lugo. Lo dicho, otro año será.

Comparte:

Deja un comentario