Ari, ari, ari, Peña Lehendakari

publicado por Rubén Fernández Dorado

Hay jugadores que llegan a un club y dejan una importante huella en el sentir de la gente indistintamente del tiempo que permanezcan en él. A pesar del buen momento deportivo que vive el equipo, siempre se recuerda con nostalgia a futbolistas que crearon esa conexión especial con la grada, bien fuera por su cercanía o por su estilo de juego, pero que alzaban al Fondo Norte en cada partido y enfervorizaban a la afición cada vez que salían a calentar o realizaban una gran jugada. Durante dos años llenos de emoción para la hinchada rojiblanca, asentándose en la categoría de plata y disfrutando del alegre juego del equipo, un cántico se hacía eco en las gradas del Anxo Carro en honor a Álvaro Peña, un joven jugador que deleitaba sobre el césped con su estilo de juego  y encandilaba en la cercanía por su sencillez y humildad. El actual futbolista del Racing de Santander guarda a día de hoy muchos amigos y un gran recuerdo de su estancia en el club lucense, algo que se percibe en su voz cada vez que menciona al equipo cuya elástica defendió durante dos temporadas.

El jugador bilbaíno, criado en la cantera del Athletic, busca esta temporada devolver a un histórico como el Racing de Santander a la División de Plata. El vasco tiene buenas expectativas con el conjunto cántabro y ve un grupo muy unido. Aunque como visitante, Peña quizá pueda volver la próxima temporada a pisar el césped del estadio rojiblanco y reencontrarse con viejos compañeros.

“De los recuerdos más bonitos que tengo como futbolista. De pequeño es lo que uno sueña, fue increíble pisar San Mamés con toda mi gente, mi familia; disfrute tanto que se me pasó súper rápido” dice un Peña emocionado cuando recuerda sus inicios en el Athletic y su debut en la catedral del fútbol.  El jugador bilbaíno, que tuvo la oportunidad de disputar un encuentro de Europa League a las órdenes de Marcelo Bielsa, vio en la salida hacia el Lugo una oportunidad de dejar la manada y demostrar su valía. En el Bilbao Athletic, Peña compartió vestuario con Igor Martínez, sobre el que no le faltan halagos. “Igor es un jugador muy rápido, tiene gol, desborde, y  fuera del campo es un tío que suma. Para Igor es un buen sitio Lugo y para Lugo es un acierto tener a Igor”.

 “Creo que el primer año en el Lugo estuve muy bien, fue muy bonito para mi aunque al final nos desinflamos un poco. Quizás ese bajón empañó un poco mi temporada y la de todo el equipo. El segundo empecé con una lesión de pubis, con una pretemporada difícil y me costó entrar en el equipo, pero los diez últimos partidos participé mucho y me encontraba muy bien”. Ese es el análisis que hace Álvaro Peña de su estancia en el club rojiblanco durante dos temporadas muy ilusionantes, donde disputó sesenta y ocho partidos y anotó cuatro goles. La imagen que el excachorro de Lezama dejó entre los aficionados lucenses fue muy positiva, desplegando un fútbol alegre del gusto de Setién  y con mucha polivalencia posicional en los puestos del medio campo.

Peña recalca, por encima de todo, el cariño que le guarda a los lucenses y los buenos momentos que pasó en la ciudad amurallada. Se muestra muy agradecido a la afición, principalmente a aquellos a los que se refiere como “los que están detrás de la portería”, ese Fondo Norte del Anxo Carro que entonaba su grito de guerra en cada partido y que durante dos temporadas se volcó con el joven jugador bilbaíno. “Cada vez que calentaba había aplausos, cada vez que participaba en el juego también. Siempre que lo recuerdo me sigue pareciendo algo muy bonito y ojalá pueda volver a jugar allí algún día, porque sé que será bueno para mí y seguramente el Lugo esté en categorías superiores”.

Más de cuatro horas de viaje no era un impedimento para que un grupo de jóvenes bilbaínos locos por el fútbol  hicieran presencia en las gradas del Anxo Carro en varias ocasiones para alentar a su amigo. Las visitas de sus amigos, en su primera experiencia fuera del club de su tierra, fueron un apoyo muy importante para el futbolista; aunque parece ser que las tapas y la juerga lucense también tuvieron bastante que ver en la afluencia de estas visitas. “Ellos siempre recuerdan Lugo con mucho cariño. Cada vez que podían salían; yo me quedaba en casa y ellos volvían a las tantas algo tocadetes y bien cenados. Se lo pasaban muy bien, siempre había muy buen ambiente por Lugo”.

Sobre su salida del club, en un momento convulso de la entidad por el cambio en la presidencia y el organigrama deportivo, Álvaro Peña lamenta que las negociaciones con  el Lugo por renovar no finalizaran de manera satisfactoria. “Por causas ajenas a mí no se hizo, y al final del verano recibí una llamada de Quique para decirme que le gustaba a la gente del Racing”. Perfectamente conocedor del gusto futbolístico de Setién, Pedro Munitis ató a Álvaro Peña para que se uniera a las filas del equipo cántabro.

Esta temporada, con Luis César Sanpedro al frente, el equipo lucense está demostrando que es un equipo férreo y que puede aspirar a todo. El jugador bilbaíno ve a los rojiblancos como un equipo unido y confía que si siguen esta racha pueden darle una alegría a la afición de la ciudad. “Están ahí arriba, disfrutando, espero que sigan; ¿y por qué no van a poder dar la campanada como han hecho otros equipos? A la directiva no la conozco, pero sí que puedo decir que al Lugo como institución y a los trabajadores que hay allí les deseo lo mejor y que disfruten de los éxitos”

Me gustaría finalmente agradecer a Álvaro Peña su disponibilidad, su amabilidad, y sus buenas palabras acerca de este medio. Estoy seguro de que si en algún momento su camino vuelve a cruzarse con el del CD Lugo, tanto yo, como el resto de la afición lucense, estaremos encantados de volver a disfrutar de su calidad sobre el césped del Anxo Carro.

Foto Principal: CD Lugo

Foto 1: El Progreso

Foto 2: La Voz de Galicia

Comparte:

Noticias relacionadas

Deja un comentario