ActualidadArtículos

Los equipos de Bordalás

por Borja García Varela 18 octubre, 2016

Siempre que acaba un partido cuyo rival es un equipo entrenado por Bordalás me reencuentro una y otra vez con las mismas sensaciones. Rabia, impotencia y sobre todo, vergüenza ajena. Muchísima.

1 • Y como no podía ser de otra forma, el sábado volví a experimentar esas emociones que tan poco me gustan. Sí, ya sé que es culpa mía, que debería saber a quién tengo delante para anticiparme y autonconvencerme de que voy a presenciar un espectáculo vergonzoso lleno de trampas, triquiñuelas y mentiras, pero no soy capaz. Acostumbro a confiar en la buena fe de la gente. Pero ni una más, a este tío no le paso otra.

2 • Cada uno juega a lo que puede, a lo que sabe o a lo que le resulta y hasta ahí estamos todos de acuerdo. Los equipos de Bordalás son extremadamente empalagosos, herméticos y ordenados, no te quitan el balón pero tampoco te lo dan, cosa que a nosotros no nos beneficia en absoluto y luego utilizan todo tipo de recursos para conseguir lo que quieren, sean más lícitos: faltas constantes para parar el juego, agarrones continuos que acabarían con la paciencia del más pausado; o más reprobables, como pérdidas de tiempo que harían ruborizarse hasta al más caradura, esperpénticas actuaciones por parte de los suyos dignas del mejor actor del Victoria Eugenia y cuestionables modales para con sus rivales y la grada, la celebración del gol encarando a nuestra gente, tirándose en nuestro campo durante cinco minutos a adorar a no sé qué santo, desde mi punto de vista, fue una cerdada (o falta de respeto) con todas las letras.

3 • Lo jodido del asunto es que, nos guste o no, este tío sabe jugar a eso y todos sus equipos suelen acabar en lo alto de la tabla. Luego, los partidos de Primera los verá por televisión, no digo que no, pero esto que practica el amigo Bordalás (fútbol desde luego que no es y dudo que llamar deporte a eso sea justo) le resulta y seguirá resultándole hasta no haya alguien que le pare los pies.

4 • Porque si ya de por sí es vil ser un pendenciero, peor es contar con el beneplácito de los que mandan. Bordalás seguirá siendo un camorrista hasta que no le digan lo contrario. Bien por él. A mí me repugna lo que hace, verdad, pero cada uno se gana el pan como mejor le conviene o como más beneficios le reporta y a la vista está que esos métodos no le van mal, siete puntos de nueve posibles con tres goles. ¿Qué?

1024x800_06d583df6615191231_eat5199

Ola k ase?. | Foto: LFP.

5 • Volviendo a “los que mandan”. Reitero mi más absoluta disconformidad con el trabajo de los árbitros españoles (al menos de Segunda División, que es lo que veo). Como dije un poco más arriba, no pongo en duda la buena intención del señor De La Fuente Ramos en particular y del resto en general, pero coño, un poco de profesionalidad. Lo que no se puede hacer es cagarla sistemáticamente semana tras semana y no poner ningún tipo de remedio a eso. Joder, es como si hoy juegas sin lateral derecho y te cascan cuatro goles por esa banda y la semana siguiente, y la siguiente, y la siguiente sigues jugando de la misma manera y sigues encajando goles como un salvaje por no tener luces, ni sentido, ni dos dedos de frente, ni, por supuesto, voluntad de cambiar. No tiene sentido. No se lo veo.

6 • Y luego hay otra cosa, que curiosamente, siempre se equivocan para el mismo lado. No me gusta ir de víctima ni de tachar de robo tal partido o tal otro, es la excusa fácil del perdedor, sí, pero es que uno llega a un punto que ya se aburre de siempre lo mismo y es que ya apesta, hombre. El penalti a Pita, la falta a Caballero, los córneres a favor del Getafe que se inventó (que sucedieron delante de mí y los vi con mis ojos no embriagados), los agarrones, qué agarrones, abrazos que le daba Damián González al jugador del Lugo de turno córner tras córner, falta tras falta, Alberto -su portero- perdiendo tiempo desde el minuto uno, los escasos tres minutos de descuento… Y todo esto quedó impune. Libre de castigo. Como si no pasara nada, como si estuviésemos todos viendo una peli en el cine y comiendo palomitas de maíz recién hechas y pagadas a precio de percebes.

img-20161015-wa0007

Ahí fue donde le hicieron el penal a Pita. | Foto: Propia.

7 • Mi amigo Sande -gran estudioso de los árbitros y sus comportamientos, que siempre coteja estadísticas, partidos ganados, perdidos y empatados con tal colegiado y tal otro- dice que hacen estas actuaciones porque quieren dar la nota, porque quieren ser protagonistas. Que no les mola que pase el partido sin pena ni gloria. Hablaré con él a ver si quiere contarnos un día sus teorías al respecto. Son divertidas. Divertidas y sumamente interesantes.

8 • Al respecto de todo esto, dice la RAE que un árbitro es aquella persona que en algunas competiciones, normalmente deportivas, cuida de la aplicación del reglamento, sanciona las infracciones o fallos y valida los resultados. Ahora decidme qué tiene que ver esto con lo que vemos cada semana. Vergüenza le debería dar al Comité.

9 • A ver, que el Lugo tampoco hizo un partido para ganar 5-0, no nos vayamos volver locos ni a pensar que fue el señor colegiado el que remató a las redes de José Juan el gol visitante. ¿Que merecimos más? Sí. ¿Que el resultado más justo hubiese sido un empate? Es verdad, es verdad todo eso. Como también es cierto que Iriome no tuvo un buen día, Campillo estuvo más gris que de costumbre, Joselu igual, Pita total y absolutamente deambulante… Libramos a JJ y a Manu, de quien debo decir que está rindiendo a un grandísimo nivel, como hace tiempo que no lo veo. De lo mejorcito del Lugo el sábado.

10 • Quisiera destacar también el regreso y debut en partido oficial de Adrià Carmona así como la gran labor que está haciendo Luis César en el campo de la personalidad y carácter del equipo. Hoy en día podemos ver al propio Manu con valor, recriminando al colegiado su actuación al finalizar el encuentro, con arrojo y ejerciendo como capitán que es, defendiendo a su equipo. Al igual que Seoane. Maravilloso.

11 • ¿Sabéis qué? Veo a un Lugo capaz. Veo a un grupo muy compenetrado, muy competitivo y con ganas de plantar cara y hacer las cosas bien. Ahora tenemos un partido nada fácil contra uno de los equipos revelación de categoría, el Reus Deportiu (sábado 22 a las 18:00 horas). Ojalá salga la cosa bien y nos traigamos algún punto de tierras catalanas.

Y tanto despotricar que se me han acabado los puntos para poder seguir. Sólo quiero añadir, repetir lo que ya puse en Twitter, y dirigirme a los jugadores que me lean (si es que hay alguno que lo hace) que estamos orgullosos de todos y cada uno de vosotros.

Y nada mas, dejo este temazo al gran público. Disfrutadlo.

Fanes, haters y Óliver de la Fuente Ramos, se os saluda. Tened un buen día.

 

Foto principal: LFP
Comparte:

Deja un comentario