Yo vi al Lugo en Copa de Europa

publicado por Xabier Piñeiro Neira

Yo vi al Lugo jugar la Copa de Europa. En serio. No miento. Y Carolo marcó en la final. Un centro de Álex Lombardero desde la derecha, que peinó Willy y remató el bueno de Xesús Muíños a puerta vacía contra el Borussia Dortmund.

¡Me tomáis por loco y no me extraña! Pero en serio, lo vi. En el PC Fútbol 6.0.

Vale, es trampa, lo admito. Pero soy de una generación que se dejó horas, días y puede que meses delante de un ordenador disfrutando del mejor juego de fútbol que se hizo jamás. Probablemente la nostalgia noventera hable por mi y me impida ver la luz que alumbra a obras maestras como los últimos Fifas, pero aquello tenía otra magia, amigos.

Sin título-1

Muchos fuimos los que soñamos despiertos con fichajes imposibles vestidos de rojiblanco, con un Anxo Carro de 50000 localidades y nosotros en el palco o en el banquillo. A base de esfuerzo y, seguramente, alguna que otra trampa, pusimos al Lugo en el número 1 de los equipos de Galicia, por encima del Superdepor o el Eurocelta. Éramos estrategas, fichadores compulsivos, negociadores implacables y sabíamos sacar oro de la cantera.

Con aquellos millones que nos daban por Álex Lombardero o Santi Domínguez recorríamos el mercado mundial en busca de joyas que despuntaran en aquella Segunda B que fue nuestra casa durante tantos años, y poco a poco saneábamos el club y creábamos ídolos desconocidos.

Nosotros fuimos Héroes en Carranza antes de que ocurriera. Nosotros fuimos Setién y creamos un estilo propio. Nosotros dominamos Europa, jugamos la Intercontinental contra algún gigante sudamericano y paseamos triunfantes por la Ronda de la Muralla subidos en algún autobús allá por 1997. Todo era posible.

2

Crecimos jugando, queriendo al fútbol como una parte vital de nuestras vidas gracias al PC Fútbol. Meriendas en casa de amigos jugando en el modo de dos jugadores, los dos en el teclado del ordenador, en posturas imposibles. Pero daba igual. Pasaban las horas cuando llovía. Con el sol ya salíamos a la calle a jugar a ser Borge y marcar goles entre dos mochilas.

Lo de ver al Lugo en el Fifa nos hizo ilusión pero ya nos cogió mayores. No era lo mismo. Y seguimos siendo aquellos niños cada tarde en el Anxo Carro y en cada tertulia entre aficionados. Seguimos pensando que sabemos gestionar la plantilla, el banquillo, la cantera o las finanzas. Lo llevamos en el ADN. Qué se le va a hacer. Es lo que somos, y a mucha honra.

Como cada verano, llenamos el aire de rumores y opinión. Como dice el amigo Baniela, “la época de fichajes es lo mejor de la temporada.”

Me voy a bajar el PC Fútbol, qué coño.

Comparte:

Noticias relacionadas

Deja un comentario