Entrevistas

Víctor Marco: “El recuerdo más feliz que guardo es el ascenso en Cádiz”

por Ramón Rivas 29 octubre, 2015

Víctor Marco (Valencia, 1982) llegó a Lugo para sumarse a un proyecto cuyo único objetivo era ascender a Segunda División. 5 años después, regresó a su tierra dejando atrás un equipo profesionalizado y un sentimiento profundo de agradecimiento entre la gente de la ciudad. Siempre amable y cercano, responde a nuestra llamada telefónica con la intención de mandar a la afición el mensaje que en su día no tuvo la ocasión de dar. Se muestra preocupado por la división que nos asola en estos momentos, aunque está convencido de que todo mejorará con el paso del tiempo. Se le ve de nuevo ilusionado, dice que ya ha superado los problemas físicos que le venían lastrando y que se encuentra de nuevo como un chaval, con ganas de pelear por otro ascenso.

Pregunta. Después de 5 años vistiendo la rojiblanca, ¿Te hubiese gustado que el entrenador te diera la opción de poder despedirte de la afición de otra forma?

Respuesta. Sí, la verdad es que sí. Me hubiese gustado salir de otra manera, despedirme como yo creo que me merecía después de 5 años dándolo todo por esta camiseta. Pero esa es una decisión que no dependía de mí, sino del entrenador, y en este caso decidió no darme la oportunidad.

P. En Lugo has vivido la etapa más estable de tu carrera futbolística, ¿Qué recuerdo te llevas de la ciudad?

R. Me llevo un gran recuerdo. Han sido los mejores años de mi carrera, he podido debutar en Segunda División y jugar muchos partidos. Mis hijas se han criado en Lugo, han ido al cole en Lugo, así que la sensación es que he vivido bien y la gente me ha tratado estupendamente.

P. Has sido testigo y parte de la llegada del equipo al fútbol profesional, ¿Crees que existe un potencial real para algún día aspirar al ascenso a Primera División?

R. Hombre, eso se verá con el tiempo. Es una liga muy complicada donde hay mucha igualdad, y ahora con el cambio de propietario no sé cómo estará la cosa. Sí que es verdad que el Lugo es un club saneado, que hace bien las cosas, y si los que llegan son capaces de mantener la buena línea es posible que se vaya de menos a más y en un futuro se pueda luchar por algo.

P. El que está disfrutando ahora mismo de la Primera División es Quique Setién. Se comenta que vuestra relación no terminó demasiado bien, ¿Qué hay de cierto en eso?

R. Bueno, sí que es verdad que la relación del último año no fue del todo buena. Aunque yo no le guardo ningún rencor, creo no me trató como me debería de haber tratado después de tantos años en el club y después de todas las vivencias que hemos pasado. Cabe recordar que yo he jugado infiltrado cuando él me lo pidió porque estaba mal de los tendones y he dado siempre lo máximo, por eso creo que me merecía un mayor respeto de su parte. Aun así, como eso era algo que no dependía de mí, yo siempre he sido profesional y nunca me he quejado, por lo que mi conciencia está muy tranquila.

Me merecía un mayor respeto por parte de Quique Setién

P. En cuanto al vestuario, ¿Qué importancia tenían figuras como las de Manu, Carlos Pita o Seoane?

R. Pues mucha, porque ellos son futbolistas de la casa, de allí, y en ese sentido son unos compañeros extraordinarios que siempre lo han dado todo y siguen haciéndolo. Creo que son la base del equipo, y eso es muy importante.

P. ¿Cuál es el compañero más simpático con el que has convivido aquí?

R. En 5 años a lo mejor han pasado más de 50 compañeros, muchos eran muy simpáticos y sería injusto quedarse con uno sólo. Si tuviera que dar un nombre me quedaría con mi gran amigo Tornero, que me ayudó mucho en mi primer año y siempre me he sentido muy a gusto con él.

P. ¿Y el más presumido?

R. Sin duda es José Juan, que siempre está peinándose el tío (risas).

P. Vaya, esa respuesta no me la esperaba…

R. Es un crack, el “JJ” es un crack. Un monstruo.

P. ¿Cómo te definirías tú mismo?

R. Como un buen compañero, que ha dado el máximo y ha intentado ser una persona tranquila, honrada y trabajadora. En las buenas y en las malas siempre he intentado ayudar al de al lado.

P. Llegaste al Anxo Carro para jugar como lateral en Segunda B y terminaste de central en Segunda, ¿Te costó mucho adaptarte a la categoría?

R. Lo cierto es que no, porque nosotros veníamos con una filosofía muy definida durante los últimos años. Incluso la primera temporada, que siempre es la más difícil, la adaptación fue muy rápida y al final lo hicimos realmente bien.

P. ¿Cuál es el delantero rival que más te ha impresionado?

R. Recuerdo un partido de pretemporada, que jugamos contra el Deportivo, y me impactó muchísimo Riki. Me puso las cosas muy difíciles por su forma de jugar, y me sorprendió porque ni tan siquiera estábamos en un partido oficial. Era muy bueno.

P. En alguna ocasión comentaste que tuviste una oferta de un equipo que luego ascendió a Primera. ¿Te queda la espina clavada de no haber jugado en la máxima categoría?

R. Es cierto que tuve la oportunidad de ir al Córdoba, pero no me arrepiento porque a mí me quedaba un año de contrato y mi prioridad era seguir en Lugo, donde tanto yo como mi familia nos encontrábamos muy bien. En el fútbol y en la vida hay trenes que sólo pasan una vez, y el mío para jugar en Primera era ese, pero mantengo que no me arrepiento porque yo siempre he querido darlo todo por el club que me lo dio todo a mí.

No me arrepiento de no haberme ido al Córdoba

P. Haciendo balance, ¿Cuál es el recuerdo más bonito que guardas de tus 5 temporadas aquí?

R. El recuerdo más feliz es sin duda el ascenso en Cádiz. Fue una explosión de sentimientos y una alegría inmensa cuando terminó todo. También le guardo cariño a mi debut en Segunda, pero el ascenso está por encima de todo, claro.

P. Este verano, después de salir del Lugo, estuviste muy cerca de firmar por el Racing de Ferrol. Explica este polémico episodio.

R. No creo que hubiera tanta polémica. Lo que pasó es que el Racing de Ferrol se interesó por mí, como también se interesó el Racing de Santander, que me llamó Quique (Setién) para decirme que Munitis me quería, o el Huracán. Sí que es cierto que yo había hablado con ellos, que teníamos un acuerdo verbal, pero yo no había firmado nada. El último día tuve la ocasión de hablar con el director deportivo de Huracán, y lo que influyó en mi decisión fue la familia, mi mujer y mis hijas. Después de 10 o 12 años fuera de casa, se querían quedar en Valencia, con nuestra gente. Yo lo siento mucho porque también me hubiese gustado jugar en Ferrol, ya que conozco a Tena y conozco al club, pero la última decisión es del jugador y en ese sentido no creo que hiciese nada malo.

P. Finalmente llegas a Huracán, uno de los equipos más fuertes de la categoría, y que incluso la temporada pasada estuvo a punto de subir a Segunda. ¿Cuáles son las claves de ese buen rendimiento?

R. Huracán es un equipo con pocos años de historia, que ha hecho las cosas muy bien, y yo diría que la clave del éxito es el compromiso del vestuario y la plantilla para sacar buenos resultados y seguir creciendo. Estamos todos muy implicados.

P. Una última temporada en la categoría de plata con el equipo de tu tierra sería un bonito colofón a tu carrera. ¿Te planteas la retirada?

R. Sería muy bonito acabar con un equipo de mi tierra, y más por el hecho de hacerlo en Segunda División. Para nada me planteo la retirada, de momento me encuentro muy bien y la idea es seguir hasta que vea que no puedo dar el máximo.

P. Por último, nos gustaría terminar con el mensaje que no pudiste mandar en su día a la afición del Club Deportivo Lugo.

R. Pues quiero dar las gracias a toda la gente, ya que en todo momento me he sentido muy querido y siempre me han apoyado al máximo. La hinchada es muy fiel y gracias a ellos es muy difícil que un equipo de fuera gane en el Anxo Carro. Son impresionantes, es la mejor afición que he tenido en mi vida sin ninguna duda.

Imagen principal: Laliga.es

Comparte:

1 Comment

Para adelante, por Borja García (@borjagw) | LUGOSLAVIA 4 noviembre, 2015 at 08:07

[…] 4 · ¿Sabíais que JJ es un presumido? Lo dice Víctor Marco. […]

Reply

Deja un comentario