Artículos

Me gusta Carlos Pita

por Ramón Rivas 21 octubre, 2014

Me gusta Carlos Pita. De toque sutil y trote relajado, su señorío sobre el césped concuerda con su sensibilidad a la hora de manejar el esférico. Peso pesadísimo dentro del vestuario, está presente en casi todos los recuerdos que tengo del CD Lugo.

Sobra cualquier descripción de un jugador muy conocido, ya no solo entre la afición rojiblanca, si no para cualquier aficionado al fútbol en general. Ya sea su tarea la de hacer circular el balón desde la defensa, equilibrar al equipo desde la medular o dar ese tan preciado último pase, la figura de Carlos Pita con el 5 a la espalda encarna a la perfección el estilo de fútbol combinativo y los valores humildes de los que ha sabido dotar Quique Setién a este Lugo.

No sabemos si es su sentimiento deportivista el que le hace verse sumido en un constante vaivén emocional, o si su bajón de rendimiento se debe a motivos de otra índole, pero el coruñés no es el que era. Y vale que verlo así la temporada pasada estuvo bien como broma pesada, porque al final nos salvamos y tal, pero lo de este año ya no mola. Estoy seguro de que todos queremos al Carlos Pita de siempre, lo necesitamos.

Su eficacia en el pase se ha visto muy reducida, y su actual forma física deja bastante que desear. En un deporte tan complejo, en el cual grandes individualidades se destacan sobre un trabajado engranaje colectivo, nuestro amigo está intentando recuperar las sensaciones perdidas.

No será precisamente esta la temporada de las lamentaciones, pues contamos con un amplio abanico de posibilidades en todas las zonas del campo, pero resulta difícil no caer en la tentación de la añoranza del que un día fue el faro del Club Deportivo Lugo, y ahora mismo está luchando por no perder el rumbo. Y es que las cosas buenas no deberían cambiar nunca.

Foto: LaVozDeGalicia

Comparte:

Deja un comentario